ENTRETENIMIENTO
04/12/2018 2:26 PM CST | Actualizado 04/12/2018 5:45 PM CST

No verás igual a Pamela Anderson después de sus tuits sobre las protestas en Francia

La activista y exmodelo de Playboy sorprendió con unos afilados tuits sobre la crisis de los "chalecos" amarillos en Francia.

Pamela Anderson pose para una campaña de la marca de ropa Chanel en París, Francia.
ASSOCIATED PRESS
Pamela Anderson pose para una campaña de la marca de ropa Chanel en París, Francia.

Para los que aún creen en ese estereotipo de que las rubias son tontas, y lo aplican a una de las rubias más famosas del mundo, Pamela Anderson... piénsenlo de nuevo.

La activista por los derechos de los animales, exmodelo de Playboy y actriz sorprendió al mundo digital con una serie de afilados tuits sobre las protestas en Francia conocidas como la revuelta de "los chalecos amarillos", una serie de manifestaciones violentas que ha durado tres semanas y que se desató contra el aumento en el precio de los combustibles.

Los manifestantes fueron llamados así por la prensa porque en Francia es obligatorio usar chalecos fluorescentes, casi siempre amarillos, cuando los automóviles se descomponen y sus dueños deben arreglarlos de emergencia a la orilla del camino. Como es usual, los autos que se averían son los más viejos, propiedad de los conductores más pobres, por lo que el chaleco amarillo suele asociarse con los estratos económicos más bajos.

Los "chalecos amarillos" protestan porque en las zonas rurales de Francia hay que manejar largos trayectos para encontrar servicios básicos como una consulta médica o comprar viviendas, por lo que la gasolina barata es esencial para que su calidad de vida no sea afectada. El alza en el combustible, aseguran, golpearía aún más a los ya empobrecidos franceses que viven en el campo.

Al respecto, Pamela Anderson publicó cuatro tuits que bien podrían ser una lección de ciencia política.

"Yo rechazo la violencia... ¿pero qué es la violencia de toda esa gente quemando autos de lujo comparada con la violencia estructural de la élite de Francia y la élite global?".

"En lugar de estar hipnotizados con las imágenes de objetos quemados, tenemos que preguntarnos ¿de dónde vino esto?".

"Y la respuesta es: vino de las crecientes tensiones entre la élite metropolitana y los pobres del campo, entre los políticos representados por (el presidente Emmanuel) Macron y el 99% que están hartos de la inequidad, no solo en Francia, sino en todo el mundo".

"Las preguntas reales son ¿la desobediencia puede ser constructiva?, ¿qué sucede al día siguiente?, ¿pueden los progresistas de Francia, y de todo el mundo, usar esa energía para que en lugar de violencia tengamos imágenes de la construcción de sociedades más iguales e igualitarias?".

Así la clase sobre política internacional de la teacher Pamela Anderson.