INTERNACIONAL
03/12/2018 12:42 PM CST | Actualizado 03/12/2018 12:43 PM CST

Gritó 'odio a los mexicanos' y después golpeó brutalmente a padre e hijo en Utah

Alan Dale Covington, de 50 años, supuestamente usó una barra de metal para dejar inconsciente a un joven de 18 años.

Un hombre de Utah ha sido acusado de agresión con agravantes por presuntamente haber golpeado a un padre y un hijo latinos afuera de su tienda de llantas en Salt Lake City, después de gritar sobre su odio a los mexicanos.

La policía de Salt Lake City acusó el viernes a Alan Dale Covington, de 50 años, de dos cargos de agresión con agravantes, así como tres cargos de armas y drogas.

Aunque Covington supuestamente gritó que quería "matar a un mexicano" antes de atacar a dos hombres desconocidos, la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Salt Lake no lo acusó de un crimen de odio. El código de Utah evita que los cargos sean más graves que los delitos menores de ser procesados como tales.

"Aunque queremos darnos una palmadita en la espalda y decir que tenemos un estatuto de delitos de odio, en realidad no se puede hacer cumplir", dijo el fiscal de distrito del condado de Salt Lake, Sim Gill, a The Salt Lake Tribune. "Es solo aplicable a los delitos menores".

Fox 31

Covington fue arrestado el martes después de que supuestamente atacó a José López, el dueño de López Tires, de 51 años, y a su hijo Luis Gustavo López, de 18 años, afuera de su tienda de Salt Lake City.

Covington supuestamente se acercó al hijo y comenzó a amenazarlo y gritar "odio a los mexicanos" y "estoy aquí para matar a un mexicano". Luego, supuestamente le preguntó al adolescente: "¿eres parte de la mafia mexicana?".

La mafia mexicana es una notoria pandilla de prisión con base en gran parte en California. No está claro por qué Covington sospechaba que los López estaban conectados con la pandilla, aunque, según informes, le dijo a la policía que sabía que la familia era mexicana y que "todos se conocen".

José López le dijo a la policía que salió corriendo después de escuchar el alboroto y encontró a Covington con una barra de metal en la mano, y comenzó a golpearlos.

El hijo de López supuestamente agarró una barra de un cofre de herramientas para defenderse a sí mismo y a su padre, pero el agresor lo golpeó en la cara con la barra, dejándolo inconsciente. Al parecer, Covington siguió golpeando a José López y su hijo hasta que el hermano de José vino a ver qué pasaba después de escuchar el ruido. Covington luego huyó de la escena, de acuerdo con la policía.

Fox 31
Luis Gustavo Lopez, an 18-year-old student at Salt Lake Community College, got a shattered cheekbone and eye socket in the attack

Verónica López, hija de José, describió las condiciones de los miembros de su familia en una página de GoFundMe que creó para recaudar dinero para sus gastos médicos.

"Mi padre recibió 8 puntos de sutura en su brazo y tiene la espalda muy magullada debido a los golpes que recibió", según la página. "La cara derecha de mi hermano estaba destrozada, se sometió a una cirugía de tres horas para colocar una placa de titanio desde la parte derecha de la cara hasta la nariz para poder unir los huesos y mantener el globo ocular en su lugar y una placa debajo de esa".

La policía dice que Covington, que anteriormente había cumplido condena por agresión y violencia doméstica, acosó a los empleados en un salón cercano antes de detenerse en la tienda de neumáticos, según el Tribune. Covington tiene "algunos problemas de salud mental" y estaba bajo la influencia de drogas en el momento del ataque, según los funcionarios.

Veronica López le dijo al Tribune que está "extremadamente decepcionada" que el caso no se tratará como un crimen de odio.

"Me hierve la sangre", le dijo al periódico. "¿Qué es lo que quieren después? ¿Quieren que mate a alguien para ver que es peligroso?".

Este texto se publicó originalmente en HuffPost.