INTERNACIONAL
28/11/2018 9:49 AM CST | Actualizado 28/11/2018 4:20 PM CST

La polémica sobre los supuestos bebés genéticamente modificados con un nuevo "embarazo"

Mientras un grupo de científicos chinos cuestiona la investigación de He Jiankui, este anuncia un nuevo bebé modificado.

HONG KONG — Un científico chino que desató una tormenta ética por su afirmación de haber logrado los primeros bebés modificados genéticamente del mundo, dijo el miércoles que está orgulloso de su trabajo y reveló que podría haber otra voluntaria embarazada como parte de la investigación.

He Jiankui, profesor asociado de la SUSTech (Universidad de Ciencia y Tecnología del Sur) en Shenzhen, China, habló ante una sala abarrotada por unas 700 personas que asistieron a la Cumbre de Edición del Genoma Humano en la Universidad de Hong Kong.

"Por este caso, me siento orgulloso", dijo, cuando fue cuestionado por varios compañeros en la conferencia.

Cuando se le preguntó si había otros embarazos genéticos editados como parte de sus ensayos, He señaló que había otro "posible" embarazo y respondió "sí" a una pregunta posterior sobre si se trataba de un "embarazo químico", un término que se utiliza para abortos naturales en las primeras semanas de gestación.

No estaba claro si ese embarazo había terminado o no.

"Este estudio ha sido enviado a una revista científica para su revisión", dijo el científico. No nombró la revista y afirmó que su universidad no estaba al tanto de su estudio.

En videos publicados en internet esta semana, dijo que utilizó una tecnología de edición de genes conocida como CRISPR-Cas9 para alterar los genes en la etapa embrionaria de las gemelas nacidas este mes.

Dijo que la edición de genes ayudaría a proteger a las niñas de la infección por VIH, el virus que causa el sida.

Sin embargo, científicos y el gobierno chino han denunciado el trabajo que He afirma haber realizado, y un hospital vinculado a su investigación sugirió que su aprobación ética había sido falsificada.

El moderador de la conferencia, Robin Lovell-Badge, dijo que los organizadores del evento desconocían la investigación hasta que se hizo pública esta semana.

CRISPR-Cas9 permite a los científicos cortar y pegar ADN, por lo que se trata de una tecnología que aumenta la esperanza de encontrar soluciones genéticas para enfermedades. Sin embargo, existen preocupaciones sobre la seguridad y la ética en su utilización.

La Sociedad China de Biología Celular condenó el martes enérgicamente cualquier aplicación de edición de genes en embriones humanos con fines reproductivos y dijo que iba en contra de la ley y la ética médica de China.

Más de 100 científicos, la mayoría en China, dijeron en una carta abierta el martes que el uso de la tecnología CRISPR-Cas9 para editar los genes de embriones humanos era peligroso e injustificado. "Se ha abierto la caja de Pandora", afirmaron.

El científico, que aseguró estar en contra de mejorar genes, dijo que ocho parejas fueron enroladas inicialmente para su estudio y que una desertó. El criterio requerido era que el padre fuera VIH positivo y la madre, VIH negativo.

También dijo que todos los participantes tenían un "buen nivel de educación" y que pasaron por dos rondas de discusión con él y su equipo.

El formulario de consentimiento que les entregó a las parejas menciona múltiples riesgos, pero existen pocos detalles sobre complicaciones potenciales del proceso mismo de edición de genes, y no menciona que dicho experimento no se había realizado nunca antes.