POLÍTICA
23/11/2018 5:00 AM CST

La guía para discutir sobre migración (y no perder amistades)

La llegada de refugiados centroamericanos al país ha despertado sentimientos encontrados sobre la migración en México. Aquí te presentamos una guía de la AFSC sobre cómo discutir el tema con civilidad.

No importa cuál sea el punto de vista, la clave es mantener la calma, de acuerdo con la guía para conversar sobre sobre temas migratorios, publicada por el Comité de Servicio de los Amigos Americanos.
Getty Images
No importa cuál sea el punto de vista, la clave es mantener la calma, de acuerdo con la guía para conversar sobre sobre temas migratorios, publicada por el Comité de Servicio de los Amigos Americanos.

En los pasillos de las oficinas, en los restaurantes, en las aulas, y, sobre todo, en redes sociales, los mexicanos discuten sobre la llegada de la Caravana Migrante al país, y no siempre concuerdan en puntos de vista.

Algunos lo llaman una invasión extranjera y una violación a la soberanía nacional. Otros lo consideran una crisis humanitaria que requiere del apoyo y comprensión de la ciudadanía.

No importa cuál sea el punto de vista, la clave es mantener la calma, de acuerdo con la guía para conversar sobre sobre temas migratorios, publicada por el Comité de Servicio de los Amigos Americanos (AFSC), una organización estadounidense dedicada a la defensa de los derechos humanos.

El conflicto puede ser positivo

Para el AFSC el conflicto genera la energía para resolver dilemas. Además, abre las puertas a nuevas ideas y maneras distintas de concebir los problemas.

El diálogo puede ser liberador

No solo des tu punto de vista, pregunta y escucha con atención a las respuestas. Aprende a detectar si existe miedo en sus opiniones y trata de comprender por qué se sienten de esa manera.

No asumas que ya sabes por qué piensan de una determinada manera, presta atención y espera tu turno para compartir tus ideas y tus experiencias.

Se fiel a tus ideales

Al final del día, tus propias creencias e ideales son lo que te hace un individuo y te ayuda a dormir tranquilo por las noches. Es posible que quieras mucho a tus amigos o familiares con los que discutes, y te importe lo que piensen, aunque lo que digan sea difícil de escuchar, pero es importante que no renuncies a tus propias creencias.

Aléjate de la superioridad moral

Es fácil sentirte moralmente superior a otra persona cuando estás convencido de que los demás están equivocados. Es importante mantener la decencia, aún cuando enfrentes argumentos ridículos, y así no actuar de manera prejuiciosa y resentida.

Nunca está bien repetir discursos de odio

Muchas veces las personas cercanas a nosotros repiten narrativas negativas sobre la migración que escuchan en los medios, en redes sociales o a través de la interacción con otras personas. En ocasiones esas ideas llegan a introducirse tanto en nuestra cultura que las personas no se dan cuenta de los deshumanizante que pueden resultar esos discursos.

Intenta pedir a tus amigos o familiares a que no utilicen un lenguaje ofensivo o degradante.

Comparte historias, respaldadas con hechos

En ocasiones compartir una historia permite ilustrar una situación y respaldar un argumento, pero son aún más efectivas si se acompañan con hecho sólidos o datos comprobados sobre la migración.