MÉXICO
23/11/2018 2:39 PM CST | Actualizado 23/11/2018 6:38 PM CST

Balean a Ismael Figueroa, líder de los bomberos en CDMX

Extraoficialmente se sabe que Ismael Figueroa recibió tres tiros que le provocaron heridas de gravedad.

El entonces legislador Ismael Figueroa, durante la sesión ordinaria de la asamblea constituyente de Ciudad de México, en octubre de 2016.
DIEGO SIMÓN SÁNCHEZ /CUARTOSCURO
El entonces legislador Ismael Figueroa, durante la sesión ordinaria de la asamblea constituyente de Ciudad de México, en octubre de 2016.

Ismael Figueroa, líder del sindicato de bomberos y dos de sus elementos, resultaron lesionados durante una agresión armada en la colonia Condesa, de acuerdo con reportes.

La agresión con balas ocurrió alrededor de las 13:50 horas en la avenida México e Iztaccíhuatl, frente al Parque México, de acuerdo con Reforma.

El Sol de México reportó que Figueroa fue trasladado al hospital Mocel, donde entró a quirófano con heridas graves.

Más tarde, el jefe de gobierno, José Ramón Amieva, informó que Figueroa permanece grave en el hospital.

"Los tres están ingresados en el mismo centro hospitalario, el secretario general del Sindicato tiene una condición de salud reportada como grave, está siendo intervenido en el quirófano y los otros dos elementos están fuera de peligro", detalló.

Sobre el agresor identificado como Fabián "N", señaló que de acuerdo con reportes preliminares, actuó solo y fue detenido por dos policías auxiliares.

"Esta es una persona con residencia en el Estado de México, no tenemos mayores indicios que arrojen que hubo una participación diversa; es decir, tenemos elementos para señalar que fue una agresión directa por parte de una sola persona", explicó.

Apenas en octubre pasado la Comisión de Derechos Humanos de Ciudad de México (CDHCDMX) determinó que existe violencia laboral generalizada, abusos y violaciones a derechos humanos dentro del Cuerpo de Bomberos de CDMX que lidera Figueroa.

La CDHCDMX acreditó la violación al derecho al trabajo, amenazas, acoso laboral y sexual, difamación, exhibición y criminalización de los bomberos y personal administrativo.

Un grupo disidente señaló a Figueroa como el responsable de los abusos, la venta de plazas e incluso de la muerte de su oponente Javier Salinas García, entonces segundo inspector de bomberos.