ENTRETENIMIENTO
16/11/2018 11:00 PM CST | Actualizado 16/11/2018 11:08 PM CST

‘Tóxico’, la palabra del año según el diccionario de Oxford (y otros 8 términos que aprendimos este 2018)

De acuerdo con Oxford, el término se escucha por todo el mundo y se usa en diferentes contextos, de manera literal, pero más de forma metafórica.

De acuerdo con el Diccionario de Oxford, la palabra tóxico “tiene potencial a largo plazo de convertirse en un término con significado cultural".
El HuffPost
De acuerdo con el Diccionario de Oxford, la palabra tóxico “tiene potencial a largo plazo de convertirse en un término con significado cultural".

El diccionario de Oxford eligió a 'tóxico' como la palabra que representa al 2018, pues de acuerdo con su investigación, se escucha por todo el mundo y se usa en diferentes contextos, de manera literal, pero más de forma metafórica.

Este año más que nunca, las personas han estado usando 'tóxico' para describir una gran variedad de cosas, situaciones, preocupaciones y eventos",diccionario de Oxford.

Según el diccionario, esta palabra "tiene potencial a largo plazo de convertirse en un término con significado cultural".

"En su uso original, literal, para referirse a sustancias tóxicas, 'tóxico' ha estado siempre presente en las discusiones sobre la salud de nuestras comunidades y nuestro medio ambiente", explica un video que publicaron en redes sociales, señalando, entre otros ejemplos, el reciente aumento en la discusión que rodea la "toxicidad de los plásticos".

Sin embargo, agrega que 'tóxico' realmente "se ha despegado al ámbito de la metáfora, ya que la gente ha llegado a la palabra para describir lugares de trabajo, escuelas, culturas, relaciones y estrés".

La palabra del año se escoge de una lista corta "extraída de la evidencia recopilada por un amplio programa de investigación lingüística, incluido el Oxford Corpus, que reúne cada mes aproximadamente 150 millones de palabras de inglés actual de publicaciones basadas en la web", según su web.

Pero este año también aprendimos estas palabras:

'Big Dick Energy'

Todo empezó en el mes de junio, cuando Ariana Grande anunció que se casaría con el actor y comediante Pete Davidson, y uno de sus seguidores en Twitter le preguntó cuánto le medía el pene a lo que ella respondió que cargaba con un gran armamento (más tarde, borraría el tuit) y las redes explotaron. Una tuitera aprovechó para escribir que Davidson no era precisamente el hombre sexy, pero que exudaba 'Big Dick Energy', es decir, una actitud que no se ve físicamente, pero que básicamente se trata de carisma y seguridad, sin ser arrogante.

'Cakeism'

De acuerdo con el diccionario de Oxford, esta palabra se define como la creencia de que es posible disfrutar o tomar ventaja de dos alternativas deseables, pero mutuamente exclusivas a la vez, es decir, "tener unos pasteles y comerlos también". Todo surgió con la situación actual del Reino Unido y sus negociaciones sobre el Brexit, en las que según los opositores al referéndum, 'cakeism' es la acción de exagerar el potencial del país para aparentar que es posible hacer más cosas de las que ofrece la realidad, es decir, ganarse a la gente con ofertas sin fundamento. También se asocia con el oportunismo político.

'Gammon'

Se convirtió en el insulto político del 2018. Es un término despectivo para referirse a un viejo hombre blanco de clase media cuyo rostro se ruboriza debido a la ira mientras expresa sus opiniones políticas (por lo general de derechas). En febrero, Matt Zarb-Cousin, de la revista Huck, lo articuló con mayor claridad, describiendo a los gammons como " hombres mayores que, a pesar de tener todas las oportunidades que disfrutaban los baby boomers, están confundidos y enojados con el mundo moderno".

'Gaslighting'

Es la acción de manipular a alguien psicológicamente para aceptar una falsa representación de la realidad o dudar de su propia cordura. En muchas ocasiones se le asocia al patrón de abuso emocional dentro de una relación amorosa; sin embargo, el concepto también se ha ampliado a contextos políticos, como las acciones del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y a la situación del Reino Unido y el Brexit.

'Incel'

Es la abreviatura de 'célibe involuntario'. Se trata de hombres heterosexuales quienes se consideran incapaces de atraer a las mujeres sexualmente por 'culpa' de los constantes rechazos de las mujeres, a quienes consideran meros objetos y contra las que vuelcan todo su odio y frustración. Hasta el año pasado, los incels tenían un foro en Reddit que contaba con 40 mil usuarios en el que publicaban conversaciones a partir de títulos como "Razones por las que las mujeres son la encarnación del mal".

'Orbiting'

En español 'orbitar'. Se trata de esa persona que desapareció de tu vida sin dar explicación y ahora ve tus historias en Instagram y Snapchat. El término fue creado por Anna Iovine en un texto que escribió para el sitio web Man Repeller. La escritora, con la ayuda de sus amigos, decidieron que las personas que orbitan se mantienen "lo suficientemente cerca para verte, pero lo suficientemente lejos como para no hablar". Según Man Repeller, esta práctica puede tener tres posibles causas: el orbitador quiere estar en términos amistosos; no tienen idea de que puedes ver sus historias; o quieren permanecer conectados en caso de que quieran reactivar las cosas más adelante.

'Overtourism'

Si se traduce sería 'sobreturismo' y tal y como su nombre lo señala, se trata de un número excesivo de visitas turísticas a un destino o atracción popular, lo que resulta en daños al entorno local y a los sitios históricos y en la calidad de vida más pobre para los residentes. De acuerdo con el diccionario de Oxford, se ha convertido en una pesada carga para muchos lugares de visita obligada. "Según nuestros datos, su uso se disparó en 2017, en parte a las protestas masivas en toda Europa y posteriormente emergió en 2018 como el término 'ir a', superando tanto el 'antiturismo' como 'turismo-fobia', que se han utilizando para efectos similares".

'Techlash'

Se refiere a una fuerte y extendida reacción negativa a la creciente potencia y la influencia de las grandes empresas tecnológicas, en particular, las basadas en Silicon Valley. Según Oxford, la palabra tendría su origen en el periódico The Economist, en el titular de un artículo escrito por el editor Adrian Wooldridge, en noviembre de 2013. Sin embargo, fue años más tarde que la palabra realmente golpeó con fuerza.