ESTILO DE VIDA
15/11/2018 11:00 AM CST | Actualizado 15/11/2018 5:59 PM CST

¿Se puede mejorar el sexo con tu pareja después de años? ¡Sí!

Seis personas nos comparten cómo mejorar el sexo en sus relaciones, inclusive después de años.

Cualquier persona que haya soportado meses (o hasta años) de sequía sexual con su pareja generalmente terminan explotando por temor a que la única solución real sea la separación.

Pero no tiene por qué ser así, dijo Shannon Chavez, una terapeuta sexual en Los Ángeles. Pero un matrimonio sin sexo solo se puede salvar si ambas personas están dispuestas a comprometerse a cambiar.

"La persona con más libido debe tener una actitud positiva y ser paciente. No tomen a lo que su pareja está experimentando personalmente", comentó.

"Debes estar abierto a escuchar lo que tu pareja está diciendo sin reaccionar de manera negativa. Mostrar empatía y ser comprensivo como un primer paso para abordar la preocupación".

La pareja con libido inferior también debe estar dispuesto a mostrar algo de empatía, dijo Chávez, así como a "probar nuevas actividades que se centren tanto en la conexión como en el placer".

Algunos chats en línea están dominados por personas que no pudieron revivir sus "dormitorios muertos", pero hay historias de éxito. A continuación, hombres y mujeres reales comparten las cosas específicas que hicieron para arreglar sus relaciones sin sexo, incluida la adopción de una mejor actitud hacia el problema.

1. "Nos inscribimos a clases de sexo"

via GIPHY

"Cuando mi esposo y yo teníamos problemas, asistíamos a clases de sexo y aprendíamos a tener relaciones sexuales. Resulta que, como todos los demás en el mundo, nadie recibe educación sexual y realmente no conocíamos suficientes técnicas. Hay muchas razones que impiden que las personas tengan buen sexo. Para nosotros, necesitábamos aprender que las parejas que juegan juntas permanecen juntas, especialmente en el dormitorio. También aprendimos nuevas técnicas que no obtuvimos de la pornografía sino de maestros que sabían lo que estaban haciendo", Susan Bratton, educadora sexual y autora de Sexual Soulmates: The 6 Essentials for Connected Sex.

2. "Experimentamos las fantasías sexuales de mi esposa"

"Mi esposa es muy sumisa y muy tímida con respecto al sexo. Es heterosexual, pero había confesado tener fantasías de estar con otras mujeres. Pero ella también es muy celosa y las pocas veces que hubo opciones para incluir un tercero, decidimos no hacerlo debido a los celos. En cambio, jugamos la fantasía durante el sexo, con nosotros fingiendo tener una tercera persona imaginaria en la cama. Mi esposa me dijo lo que podía y no podía hacer con la otra mujer. Parecía darle un ligero sentimiento dominante de ser la jefa en la cama.

Esto me puso en una búsqueda para encontrar porno que incluyera los tríos que describió más. En general asumí que ella era bastante anti-porno o no le gustaba mucho, pero miré videos de un sitio de pornografía de mujeres y eso despertó su curiosidad. Es diferente del porno que siempre he visto, y juntos descubrimos que nos gustan los que comienzan con algún tipo de trama y se convierten en una buena escena. Lo llamamos "noche de películas" y ahora tiene una manera de pedir porno cuando quiere verlo, antes era muy tímida para verlo", Neil.

3. "Abogué por mis necesidades sexuales"

via GIPHY

"Es difícil salir de algo que parece una sequía. Para nosotros, la solución a nuestro dormitorio muerto fue más un cambio sistémico en la forma en que nos comunicamos sobre el sexo. Si no habíamos tenido relaciones sexuales desde hace un tiempo, decía: "Vamos a tener relaciones sexuales esta noche", eso no solía funcionar, pero ahora sí. Para llegar a ese punto, lo más importante que tenía que hacer era aprender a defenderme por mí mismo. Ser un hombre en una relación hambrienta de sexo es difícil, porque parece que no se te permite enfadarte por eso. Una vez que dejé de reprimir eso y dejé de fingir que no me dolía, ella comenzó a tomar en serio el problema y pudimos desarrollar las herramientas que necesitábamos para mejorar las cosas", Matt.

4. "Hablamos de nuestros sentimientos sobre el sexo con franqueza"

"Mi esposa y yo estamos haciendo muchas cosas diferentes de las que solíamos hacer: algunas pequeñas y fáciles, un beso matutino justo antes de salir de la casa y mantenernos en contacto durante todo el día, y otras mucho más grandes, como trabajar para eliminar la culpa y promovernos intencionalmente autonomía. Aprendimos que la intimidad requiere que tu pareja vea los lados tuyos de los que te avergüenzas y confías en que te amarán de todos modos, incluso si su reacción inicial es hostil. Aprender a aceptar esa hostilidad temporal como una parte necesaria para acercarse y resolver las diferencias requiere aprender a mantener la calma ante la reacción de tu pareja. Eso es muy difícil de hacer, pero vale la pena. El intercambio honesto construye la intimidad, y la intimidad construye el deseo por el sexo ", Pete.

5. "Me di cuenta de lo importante que era el sexo para él"

via GIPHY

"Lo más importante para mí, como cónyuge con libido inferior, era aprender a entender qué tan importante era el sexo en nuestra relación para él. Anteriormente habíamos hecho la prueba de "Los 5 lenguajes del amor". El suyo era un "toque físico" y el mío era "palabras de afirmación". Me imaginé cómo me sentiría si dejara de tener conversaciones conmigo o dejara de escuchar cuando necesitaba abrir mi corazón y consolarme. Me lo imaginé sentado mirando al espacio sin contacto visual y sin respuesta, solo esperando que me diera prisa y terminara de hablar, de la misma forma en que le había dado sexo sin esfuerzo durante meses. Me sentiría angustiada y me sentiría desamparada y sin valor. Una vez que pude apreciar verdaderamente que el sexo era tan importante para él como lo era la interacción verbal para mí, podía comenzar a dedicar el tiempo y el esfuerzo para amarlo cuando lo necesitara.

A cambio, él también tenía que trabajar en ello. Me costó mucho coraje confiar en que no iba a intentarlo durante unos días y luego abandonarlo de nuevo. Tuvo que ser muy honesto conmigo sobre sus sentimientos y el impacto que el rechazo frecuente ha tenido en él, mientras que yo tuve que escuchar sin estar a la defensiva. Tuvo que dejar de lado muchos años de cautela y resentimiento. Arreglar una habitación muerta requiere dos personas comprometidas y dispuestas a esforzarse. Tienen que ser un equipo para superar cualquier relación, problema sexual o médico que esté en el centro de la misma. No puedes arreglarlo si estás luchando el uno contra el otro, ¡pero en verdad funciona!", Christina.

6. Agendamos tener sexo

"Teníamos una actividad lenta, tres veces al mes. Mi objetivo personal era tener más y mejor sexo. Para comprender los problemas, leí muchos libros y artículos, así como foros como DeadBedrooms on Reddit. Mi esposa decidió embarcarse en ese viaje y construimos un plan con muchas acciones. La comunicación fue clave y hablamos mucho. La intimidad permite el buen sexo, así que nos abrazamos y besamos a diario. Programamos dos y tres citas sexuales apasionantes cada semana. Cuanto más lo hacíamos, más nos sentimos deseados y amados. Aprendimos a compartir y a cuidar más el uno del otro. Han pasado dos años y medio y nuestra receta sigue evolucionando. Tengo 70 años y mi esposa tiene 66. Este viaje tomó mucho trabajo, pero estamos muy felices", John.

Este artículo se publicó originalmente en HuffPost.

VIDEO SUGERIDO