MÉXICO
15/11/2018 6:14 PM CST | Actualizado 15/11/2018 6:17 PM CST

Grupo armado atacó una barbería en Irapuato y cobró la vida de jóvenes inocentes

La violencia desbordada en el Bajío sigue cobrando vidas inocentes.

.
Zona Franca
.
Irapuato, Guanajuato. Las heridas por perder a un ser querido siguen frescas, la impotencia de no haber podido ayudar y estar en el momento necesario invaden el corazón de Ángel Centeno, propietario de la barbería "Calaveras y Diablitos", a siete días del ataque donde asesinaron a su empleado, un cliente, un visitante, y lesionaron a un joven en silla de ruedas.

En tanto, la muerte invade las calles, negocios y separa a familias; por un lado los cárteles delincuenciales más fuertes, Santa Rosa de Lima y Jalisco Nueva Generación se mantienen en guerra, ejecutando a quien esté en contra de sus intereses, sumando decenas de víctimas colaterales, como la vida de Carlos, conocido como "El Chato" quien estaba de encargado en la barbería Calaveras y Diablitos y su cliente Fernando de 18 años a quien atendía el momento del ataque a balazos.

Hasta el mes septiembre Guanajuato acumulaba 2 mil 430 muertes violentas este año, Irapuato ha sido el más violento, con 60 asesinatos, seguido de Salamanca con 52 y León con 45. Octubre para Irapuato y Salamanca fue igual de violento: el conteo sumado de ambos supera las 105 muertes.

Las líneas de investigación de gran número asesinatos que lleva la Procuraduría General de Justicia de Guanajuato son por relacionarse por drogas de acuerdo a los "indicios", mensajes escritos que dejan los integrantes de los grupos delictivos tras los ataques, según ha informado en su momento la autoridad.

Los cárteles también buscan control del territorio para la ordeña de los ductos, de la Refinería Ingeniero Antonio M. Amor (Riama) de la que salen cinco poliductos y siete ductos que abastecen de turbosina, diésel, gas y gasolina a los estados colindantes de Querétaro, Michoacán, Jalisco y Aguascalientes. Los ductos pasan en 9 municipios, Salamanca con 65 kilómetros, luego Irapuato, León, Silao, Valle de Santiago, Apaseo el Grande, Apaseo el Alto, Villagrán y Juventino Rosas.

El mayor número de tomas clandestinas detectadas está en Irapuato, seguido de Silao y en tercer lugar Salamanca, según los últimos reportes. Las pérdidas para la refinería, y consiguientes ganancias para los delincuentes por el huachicol son millonarias según informó en 2016 Arturo Velásquez Bravo, comandante de la zona militar de Irapuato, luego lo cambiaron de sede.


Hoy, Ángel Centeno, no puede contener las lágrimas al dar la entrevista y darse tiempo porque tiene un segundo empleo para ajustar sus cuentas y la manutención de su primer y segundo matrimonio con hijos, además de cortar el pelo, pertenecer a un grupo de alcohólicos anónimos de autoayuda "Cuarto y Quinto paso", entre las lavadoras y ropa secándose, recordó, ese día, martes 6 de noviembre cuando él se encontraba trabajando como conductor del servicio de Uber, recibió la llamada de su esposa avisándole que habían atacado la barbería y asesinado a tres.

Como pudo, llegó a la calle Alazanas de las Carmelitas, el área ya delimitada, gritó de dolor e impotencia y recriminó a los policías y elementos del Ejército por qué si sabían, no hacían algo.

Los elementos escucharon, luego preguntaron cómo se llamaba su hijo, quien estaba de encargado de la barbería junto con su empleado, al darles el nombre, le dijeron que Carlos "El Chato" había muerto junto con otros dos jóvenes en el lugar, su hijo que por ser paciente de hemofilia está postrado en una silla de ruedas, estaba vivo en el hospital.

"El Chato" no solo era su empleado, era su amigo. La vida los juntó, por separado cortaban el pelo, un cliente en común le recomendó a Ángel al joven talentoso y fue así como llegó Carlos a la vida de la familia Centeno, Ángel al querer seguir apoyando a chicos de la colonia metidos en el alcoholismo y otros vicios, se unió con otras personas para crear "Cuarto y Quinto paso" grupo de autoayuda, el Chato y su hijo se quedaron como encargados de la barbería. Ambos conocían a sus familias, convivan. Así podría trabajar de Uber para a completar la renta, ya tenían 15 días de retraso.

Carlos tenían unos meses que decidió vivir junto con una mujer. A Ángel y Carlos los separaba la edad, pero al provenir de padres separados, se hicieron amigos. Hace 2 años Ángel conoció a Carlos, con la confianza del tiempo, el joven pidió ayuda porque fumaba marihuana y quería dejarla. Carlos cumpliría el año de no tomar y no consumir droga.

"Me gusto su manera de trabajar, apasionado en su trabajo, perfeccionista... me platicaba la situación de su familia, la relación con su papá, mamá, venimos de familia de padres separados y platicábamos esas cosas, si coincidíamos en algunas. Me debía cuando o se sentía triste o alegre, le ofrecí ayuda, tengo 6 años en el grupo cuarto y quinto. En un momento llegó a consumir droga en cantidades pequeñas, mariguana y él aceptó la ayuda".

El día del ataque, Ángel le dio la noticia a la mamá de Carlos, en ese momento no sabía quienes eran los dos jóvenes asesinados, luego se enteró que el tercer joven que murió en el hospital era Víctor "El Coby" primo de Carlos quien habría llegado de visita. En el lugar encontraron una mochila con la que presuntamente el Coby había llegado y contenía droga, la autoridad no dijo en qué cantidad.