ESTILO DE VIDA
13/11/2018 9:00 AM CST | Actualizado 13/11/2018 12:57 PM CST

10 cosas que sabemos de Michelle Obama gracias a su libro "Becoming"

La ex primera dama reveló en este libro detalles íntimos de su vida y su relación con Barack Obama.

Desde que se dio a conocer que la ex primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, publicaría un libro, los fanáticos y críticos han estado especulando sobre lo que podría revelarse en las tan esperadas memorias.

En los últimos días, extractos de su libro de 426 páginas "Becoming"revelaron hechos previamente desconocidos sobre los Obamas, muchos de los cuales se suman a la popularidad de Michelle.

Con todo lo viste sobre la administración Obama, las especulaciones sobre el libro y lo que conocemos de Michelle Obama, entonces, ¿qué hemos aprendido sobre la ex abogada de 54 años y su familia?

Rob Grabowski/Invision/AP

1. Michelle Obama nunca irá por la presidencia

Lo ha dicho antes, pero lo repite una vez más para quienes dudan: "Como la gente suele preguntar, lo diré aquí directamente: no tengo intención de postularme para un cargo, nunca".

"Nunca he sido una fanática de la política, y mi experiencia en los últimos diez años ha hecho poco para cambiar eso", escribe.

Agrega que ese campo no es para ella y se siente desanimada por la "maldad", la "segregación tribal o el rojo y el azul" y la incapacidad de ser civil en ocasiones.

2. Odiaba ser abogada

En una entrevista para Elle Magazine con Oprah Winfrey, Obama detalla cómo su actitud de alto rendimiento a una edad temprana la llevó a convertirse en una "caja de control".

"Obtener buenas calificaciones: listo. Aplicar a las mejores escuelas, entrar en Princeton: listo. Estar ahí, ¿cuál es tu especialidad? Uh, algo que me haga sacar buenas notas para poder ingresar a la escuela de leyes, supongo. Listo. Estudiar en la escuela de derecho: listo".

Cuando Barack apareció en un momento en que Michelle había construido su existencia "con cuidado", era "como un viento que amenazaba con desestabilizar todo", escribe en el libro.

ASSOCIATED PRESS

3. Recurrió a la IVF para concebir a sus hijas

Obama reveló que tuvo un aborto involuntario a los 20 años y que sus hijas Malia, de 20 años, y Sasha, de 17 años, fueron concebidas mediante fertilización in vitro.

Le comentó a la ABC que sintió que "había fallado" en aquél tiempo porque no sabía que los abortos involuntarios eran tan comunes.

"Nos quedamos en nuestro dolor, pensando que de alguna manera estábamos rotos. Es importante hablar con las madres jóvenes para hacerles saber que los abortos espontáneos pasan", comentó.

4. La historia de la "tostada de queso"

La normalidad era algo raramente experimentado durante los ocho años de permanencia de Barack Obama en la Casa Blanca. Incluso en la transición a la vida como ciudadanos privados, Obama dijo que abrir una ventana en casa provocaba una oleada de preocupaciones de seguridad.

Pero parece que estaba dispuesta a volver a hacer cosas sencillas por sí misma, por lo que en una de sus primeras noches sola en su nueva casa, se deleitaba en hacer su propia tostada de queso y se sentaba en su jardín para disfrutarla, con sus perros Sunny y Bo de compañía.

Michelle le contó a Winfrey: "Me senté en el pórtico. Había perros ladrando a distancia, y me di cuenta de que Bo y Sunny nunca habían escuchado a los perros de los vecinos".

"Ellos estaban como, 'qué es eso' y yo: 'Sí, estamos en el mundo real ahora, muchachos'.

"Me di cuenta de que no había tiempo para reflexionar en la Casa Blanca. Nos movimos a tal ritmo desde el momento en que entramos por esas puertas hasta el momento en que nos fuimos".

5. No es fácil ver cómo se descompone el legado Obama

"Ha sido difícil ver cómo se han echado atrás las políticas compasivas y cuidadosamente elaboradas, ya que hemos alienado a algunos de nuestros aliados más cercanos y hemos dejado a los miembros vulnerables de nuestra sociedad expuestos y deshumanizados", escribe.

"A veces me pregunto dónde podría estar el fondo".

También lamenta la pérdida de la "diversidad vibrante" vista en ocupaciones anteriores, pero no en la administración actual, algo que los Obamas habían trabajado arduamente para promover.

Ella pregunta por qué tantas mujeres habían rechazado a la candidata presidencial Hillary Clinton, por una "misógina". "Lo que sabía por trabajar en entornos profesionales ... es que la igualdad genera más igualdad, hasta que haces un esfuerzo reflexivo para contrarrestarlo".

"Chicago me hizo quien soy. Quería darle un tributo a la comunidad de South Side que me dio tanto amor desde el principio, así que escribí esta carta a @ChiDefender"

6. Usó su perfil para respaldar a diseñadores de moda

"Quería que hubiera más atención en los diseñadores americanos, especialmente aquellos que estaban menos establecidos", escribió. Y no le importó si existiría frustración por parte de diseñadores como Oscar de la Renta.

"Para mí, mis elecciones fueron simplemente una forma de utilizar mi curiosa relación con la mirada pública para impulsar un conjunto diverso de proveedores".

Obama dice que estaba muy consciente de las decisiones que tomó, y escribió: "Como mujer negra, también sabía que me criticarían si me consideraran vistosa y de alto nivel, y también me criticarían si era demasiado casual así que lo mezclé".

Su estilista Meredith Koop pasó "horas asegurándose de que los diseñadores, los colores y los estilos que elegimos respetaran a las personas y los países que visitamos".

Si pensabas que eras el único que hacía un entrenamiento completo cuando compras, Obama también "agacharía, lanzaría y giraría" sus brazos para asegurarse de que cualquier cosa que usara le permitiera moverse con libertad y comodidad.

Para ella, el atuendo no era simplemente la oportunidad de vestirse, sino una forma sutil y reflexiva de respetar y reconocer a las personas con las que se encontraría e influenciaría.

Johnny Nunez via Getty Images

7. Barack y ella tenían terapia matrimonial

Obama revela que, al igual que cualquier otra pareja, ella y Barack tenían problemas que resolver dentro de su matrimonio. Barack, a quien Michelle describe como un "girador de platos", a veces la dejaba "agitándose al viento" en medio de sus muchos viajes, ya que ella mantendría las cosas en casa bajo control.

Mientras él estaba constantemente ocupado y llenando su tiempo con más cosas que cumplir, Michelle revela que necesitaba más apoyo de él.

"Cuando se llegó a esto, me sentí vulnerable cuando él estaba fuera", escribe. Y la terapia le enseñó mucho sobre sí misma.

"Se trataba de que yo explorara mi sentido de la felicidad", le dijo a Winfrey. "Lo que hizo clic en mí fue que necesitaba apoyo y necesitaba algo de él. Pero necesitaba descubrir cómo construir mi vida de una manera que funcione para mí".

8. "Nunca olvidará" que Trump haya puesto en peligro a su familia

Donald Trump sostuvo ante una gran cantidad de personas que afirmaron erróneamente que Barack Obama no nació en los EE. UU., una mentira que él giró a mediados de 2010 y durante la presidencia de su antecesor.

Varios individuos de alto perfil dijeron que la medida, que impulsó el controvertido movimiento "birther", fue racista. Para Michelle, los comentarios tuvieron un significado adicional.

"Todo el asunto (birther) era loco y mezquino, por supuesto, su intolerancia subyacente y su xenofobia apenas se ocultaban", escribe. "¿Qué pasa si alguien con una mente inestable carga un arma y se dirige a Washington? ¿Qué pasa si esa persona fue a buscar a nuestras chicas? Donald Trump, con sus insinuaciones ruidosas e imprudentes, estaba poniendo en riesgo la seguridad de mi familia. Y por esto, nunca lo perdonaría".

SIPA USA/PA Images

9. Quería bloquear la victoria de Trump durante el tiempo que pudiera

Los Obamas pasaron la noche de las elecciones de 2016 en el cine de la Casa Blanca, cuando la película terminó, el entonces presidente miró su teléfono para ver que los resultados que venían de Florida parecían "algo extraños".

La imagen no se veía bien, así que Michelle se fue a la cama en un esfuerzo por "bloquearlo todo". Fue entonces cuando la victoria de Trump fue más o menos confirmada, una noticia que dejó a las hijas Sasha y Malia "profundamente conmocionadas".

10. Extendió una mano a su sucesora

Michelle Obama escribe en su nuevo libro que su predecesora, Laura Bush, le dijo que si alguna vez necesitaba ayuda, estaría "a una llamada de distancia".

Obama hizo el mismo gesto hacia Melania Trump, a pesar de los informes de que FLOTUS 45 supuestamente plagió partes del discurso de la convención de Obama de 2008 en la Convención Nacional Republicana en 2016.

Según ABC News, Trump aún no ha aceptado la oferta.

Este artículo se publicó originalmente en HuffPost UK.

VIDEO SUGERIDO