MÉXICO
11/11/2018 2:42 PM CST | Actualizado 11/11/2018 2:44 PM CST

Estadio León: Márquez rechaza haber influido en precios del terreno para la obra

El exgobernador de Guanajuato niega haber favorecido a empresarios.

.
Cortesía
.

León, Guanajuato. El exgobernador Miguel Márquez Márquez aseguró que el gobierno de Guanajuato compró a un precio barato las 12.4 hectáreas de terreno en la zona de Ángeles y Medina, para la edificación del nuevo estadio de futbol. Por lo que afirmó que el supuesto sobreprecio de 90 millones de pesos es inexistente, luego de realizar comparativos con otros predios de la zona.

Márquez indicó que la compra del terreno que luego se le vendió en cinco pagos con 6 por ciento de interés al Grupo Pachucha, se hizo directamente con los hermanos Lorenzo y Francisco Fuentes Anguiano sin la ayuda de ningún intermediario. De manera que los reclamos de Luis Felipe Fuentes Valdovino derivan de "un conflicto familiar".

Sobre la auditoría que aprobó el Congreso Local para revisar la compra y venta de los terrenos para construir el nuevo estadio, Miguel Márquez respondió que no tiene ningún problema, pues "no tiene nada que temer".

La Auditoría Superior del Estado de Guanajuato (ASEG) realizará una auditoría específica al proceso de compra venta de los terrenos en los que se pretende construir el nuevo estadio de fútbol para el club León. Así fue determinado por el Congreso local, a través de la Comisión de Hacienda y Fiscalización.

La operación implicó la división y posterior fusión de varios predios en tiempo récord, con el aval de la Secretaría de Finanzas, Inversión y Administración (SFIA) en el mes de diciembre de 2017. Le asignó el precio de 280 millones de pesos, muy superior al promedio del mercado en la zona urbana de León.

Las presuntas irregularidades fueron reveladas por el empresario ganadero Luis Felipe Valdovino Fuentes, quien se ostenta como el comisionista que intervino en el proceso de venta. Asegura que fue marginado de la operación por órdenes de Márquez, para que no recibiera su honorario de 24 millones de pesos.

Según denuncia, se pagó un excedente en el precio de aproximadamente 66 millones de pesos que se habrían entregado a "personas extrañas a la contratación".

Ayer, tras reunirse con funcionarios y exfuncionarios estatales, Márquez expresó que sí conoce a Fuentes Valdovino, pero fueron él e Ignacio Martín Solís, hoy exsecretario de Finanzas, Inversión y Administración, quienes hablaron personalmente con los hermanos y eligieron el predio.