INTERNACIONAL
11/11/2018 1:36 PM CST | Actualizado 11/11/2018 1:37 PM CST

Crecen las denuncias en Chile por abusos sexuales; suman 245 víctimas

La iglesia católica chilena registra una nueva cifra que relaciona a 12 nuevos clérigos implicados.

ASSOCIATED PRESS

Las causas abiertas por abusos sexuales en el seno de la Iglesia de Chile alcanzan ya las 139, que implican a 245 víctimas y 190 personas son investigadas, según informaron hoy a Efe fuentes fiscales.

Estos datos, según las fuentes, están actualizados a fecha de 5 de noviembre, y suponen un aumento de 15 nuevos casos (con 22 nuevas víctimas y 12 nuevos investigados) con respecto a las cifras publicadas por la Fiscalía Nacional el pasado jueves, que contenían datos actualizados a fecha del pasado 24 de octubre.

Esta actualización de cifras incide en el incremento paulatino de las denuncias que reciben las diferentes fiscalías de Chile sobre la participación de personas relacionadas con el clero en presuntos casos de abuso sexual, de poder, de confianza, pederastia o encubrimiento.

Este lunes comienza en Santiago una asamblea plenaria de la Conferencia Episcopal de Chile (CECh) que reunirá a sus obispos para analizar las políticas de reparación y prevención que anunciaron hace dos meses ante la oleada de escándalos en los que está inmersa la Iglesia católica del país.

En ese tiempo, uno de los ejercicios de transparencia puesto en marcha por la Iglesia ha sido publicar en su página web un listado con los nombres de las personas relacionadas con el clero que han recibido sentencias por casos de abusos, bien por parte de la Justicia civil o de la canónica.

En la última actualización publicada, con fecha del pasado 31 de octubre, se informaba de 47 sentencias (3 más que la anterior actualización), que involucran a 2 obispos, 42 sacerdotes y 2 diáconos.

Los casos de abusos sexuales han sumido a la Iglesia católica chilena en la mayor crisis de su historia.

Hasta la fecha, el papa Francisco ha aceptado las renuncias de siete obispos, después de que 34 miembros de la CECh le ofrecieran sus cargos tras ser citados al Vaticano y reconocer ante el pontífice que habían cometido "graves errores y omisiones".