NEGOCIOS
09/11/2018 11:15 AM CST | Actualizado 09/11/2018 11:41 AM CST

Nintendo Labo: una gran apuesta para aprender mientras juegas

Llegan oficialmente a México los tres Variety Kits de Nintendo Labo para las fiestas decembrinas

El nuevo Variety Kit 03 de Nintendo Labo
HuffPost México
El nuevo Variety Kit 03 de Nintendo Labo

Los dos primeros kits de Nintendo Labo ofrecieron dos tomas muy diferentes de lo que era, y sigue siendo, un concepto muy innovador. El Variety Kit te permite crear una gran cantidad de gadgets, cada uno respaldado por sus propias experiencias interactivas dentro de tu Switch, mientras que el Robot Kit tiene un enfoque más definido y posiblemente presenta una configuración de "juego" más sólida. Ahora, el tercer kit, Vehicle Kit, combina perfectamente estos dos enfoques en lo que posiblemente sea la oferta más completa de Labo hasta el momento.

Un kit Labo consiste en hojas de cartón con cortes y diseños cuidadosamente hechos, que junto con las instrucciones interactivas se convierten en diferentes objetos. Son instrucciones muy sencillas de seguir; tan sencillas que Diego, un niño de 8 años que disfrutó de esta presentación, construyó su control sin ayuda alguna. (Bueno, su papá solo le apoyó con quitar las piezas del cartón en el que vienen).

HuffPost México
Diego siguiendo las instrucciones en el Switch para construir el control para conducir su submarino

Algo que se agradece durante la construcción, es la música que acompaña a los tutoriales. Relajante pero divertida para mantenerte intrigado sobre el siguiente doblez que tendrás que realizar. Detalles que Nintendo siempre pule muchísimo para sus productos.

Si te gusta armar cosas como rompecabezas, autos a escala o jugaste con Mecanos, este tercer kit no te defraudará. A Diego le tocó construir el control del submarino, el cual le tomó cerca de dos horas. "Me gusta más construir los controles que los juegos, ¿puedo armar los demás?", pero era hora de poner a prueba la obra que había creado.

Me gusta más construir los controles que los juegos, ¿puedo armar los demás?Diego, experto constructor de Labo

Independientemente de la cantidad de horas que te lleve crear todo esto, el juego que te espera al final es, sin duda, el más completo de la gama Labo hasta el momento. Te dan una isla entera para que juegues, gente con quien hablar, misterios que resolver y un montón de lugares sorprendentemente detallados para explorar. La brillantez de la configuración de tres módulos es que puede cambiar entre automóvil, submarino y avión simplemente insertando la llave Toy-Con en el módulo apropiado. En segundos tienes un vehículo nuevo con que jugar.

Un control/volante y un pedal para jugar el nuevo kit de Nintendo Labo

El coche es fácilmente el más complejo de los Toy-Con. Cuenta con una cuerda para aumentar la velocidad y palancas que controlan limpiaparabrisas, entre otras cosas. En los extremos de estas hay perillas que pueden girarse para desplegar varios dispositivos (la cuchilla para cortar árboles fue la más divertida). El submarino y el avión son más sencillos en funciones dentro del juego, pero no menos divertidos.

El modo de aventura del juego es una experiencia sustanciosa que mantendrá a los jugadores de todas las edades atrapados e interesados. Afortunadamente, Nintendo ha incluido un elemento local de dos jugadores donde una persona maneja mientras la otra controla un arma utilizando el avión Toy-Con. También hay otros modos de juego, como el Rally, Circuit y Slot Cars (solo usas el pedal para este último).

Diego probando el control del submarino con el juego que viene incluido en el Variety Kit 03

Volviendo al cartón, es fascinante el diseño y cómo, al construir cada uno de los controles, aprendes sobre su funcionamiento. Es importante destacar también que además de los juegos ya mencionados, el software cuenta con un apartado para aprender a programar usando las diferentes herramientas que Nintendo pone a disposición como son los Joy-Con y las interfases que se usan dentro de los aparatos que se armaron con anterioridad. Es decir, en el futuro, Diego podría armar un volante nuevo hecho con botellas de plástico o trozos de madera para hacerlo más a su manera (o en caso de que el cartón no sobreviva el uso). Podría aprender a hacer música con los diferentes interfases y sensores de los Joy-Con; hay una infinidad de opciones por explorar.

El tercer kit de Labo es, quizá, el mejor hasta ahora; ofrece una experiencia de construcción sólida y una manera realmente entretenida de controlar tres modos distintos de transporte, así como un mundo de juegos completo que no solo está repleto de cosas para hacer, sino que se complementa con una gama de modos de minijuegos que, al menos a Diego, le proporcionarán muchas horas de diversión.

Si a ti, o a algún pequeño o pequeña de la casa, les gusta construir cosas, el tercer kit de Nintendo Labo es una opción que debes considerar. Ya los puedes encontrar en tu tienda de videojuegos o departamental favorita.