INTERNACIONAL
09/11/2018 6:17 PM CST | Actualizado 09/11/2018 6:17 PM CST

El Vicentillo, hijo del Mayo Zambada, se declara culpable en EU

Vicente Zambada exlugarteniente de Joaquín, el “Chapo” Guzmán, enfrenta cargos por tráfico de drogas.

Jesus Vicente Zambada-Niebla, a son of fugitive Mexican cartel leader Ismael "El Mayo" Zambada Garcia, is presented to the press at the attorney general's office in Mexico City March 19, 2009
AFP News
Jesus Vicente Zambada-Niebla, a son of fugitive Mexican cartel leader Ismael "El Mayo" Zambada Garcia, is presented to the press at the attorney general's office in Mexico City March 19, 2009

El mexicano Vicente Zambada Niebla, alias Vicentillo, quien fuera el jefe de logística del Cartel de Sinaloa en Estados Unidos, se declaró culpable de nuevos cargos de tráfico de drogas en la causa que se le sigue desde 2009 en Chicago, Estados Unidos.

Según documentos de la corte a los que accedió hoy Efe, "Vicentillo" estuvo presente este jueves en una audiencia realizada en la corte ante el juez Rubén Castillo en medio de medidas especiales de seguridad.

La audiencia, que duró media hora, no fue incluida en el calendario del juez, que se publicita a diario.

Fue la primera aparición personal del traficante en la corte después de varios años, ya que desde que fue extraditado de México en 2010 y comenzó a colaborar con la fiscalía federal en la investigación que se hacía al capo del cartel, Joaquín "El Chapo" Guzmán, las autoridades lo mantienen aislado en una cárcel de máxima seguridad de Michigan.

Todas las comparecencias del Vicentillo se habían realizado hasta hoy por circuito cerrado de televisión.

En los documentos figura un acuerdo de 19 páginas firmado con la fiscalía, donde Zambada Niebla acepta su culpabilidad en otros cargos de tráfico de drogas presentados en un procesamiento separado, iniciado en 2003 en el estado de Washington.

Se señala que, bajo el liderazgo de su padre, Ismael 'El Mayo' Zambada García, segundo en el comando del cartel, Vicentillo fue responsable desde comienzos de la década de 1990 de la supervisión de la cocaína entregada por traficantes colombianos.

Esa droga era ingresada de contrabando por Ciudad Juárez, en la frontera de México con Texas, y enviada a Chicago, Los Ángeles y Nueva York.

En junio de 1994, Zambada Niebla era un joven de 19 años cuando recibió mil 400 kilos de droga en la Península de Yucatán, mientras que al año siguiente participó junto a su padre en una reunión de alto nivel con traficantes colombianos en un rancho de Sinaloa, para negociar nuevos embarques.

Los cargos también detallan que estuvo involucrado en el contrabando de mil 200 kilos en 1997 y en negociaciones de otras operaciones en 1998 en Ciudad de México.

En el procesamiento realizado en Chicago, Zambada Niebla, que actualmente tiene 43 años, admitió ser el responsable a partir del 2005 de una sofisticada operación que incluyó el uso de aviones de carga, trenes, camiones y hasta submarinos para transportar toneladas de droga desde Colombia a México y Chicago.

Por los mismos medios regresaban a México millones de dólares obtenidos con la venta de drogas en Estados Unidos.

Con los nuevos cargos, Zambada Niebla arriesgaría la posibilidad de ser condenado a cadena perpetua cuando el juez Castillo anuncie su sentencia, que en principio está fijada para mediados de diciembre.

Sin embargo, la Fiscalía federal ha solicitado una pena que no superaría los 10 años, de los cuales se descontaría el tiempo cumplido desde la extradición, y una multa de varios millones de dólares, debido a su colaboración en la investigación que se le hizo al Chapo Guzmán, quien es juzgado en Nueva York.