POLÍTICA
08/11/2018 5:00 AM CST

Pandillas estadounidenses, los principales aliados de los cárteles mexicanos

Una grave amenaza para la seguridad de Estados Unidos está en sus propias calles. Las pandillas son la principal forma de distribución y venta de la droga traficada por los cárteles mexicanos.

Prácticamente todas las pandillas callejeras o carcelarias de Estados Unidos mantienen nexos con los cárteles mexicanos.
Lucy Nicholson / Reuters
Prácticamente todas las pandillas callejeras o carcelarias de Estados Unidos mantienen nexos con los cárteles mexicanos.

A principios de noviembre, la poderosa agencia antidrogas de Estados Unidos, la DEA, publicó su informe 2018 National Drug Threat Assessment, que detalla el mundo de las drogas en la era Trump.

Este es el tercer texto, de siete, de la serie Estados Unidos Narcóticos, que revelarán los detalles más novedosos e interesantes de ese informe y el mercado ilegal de los estupefacientes en el país vecino, así como su relación con México a través de los cárteles de la droga.

Alianzas criminales

Para las corporaciones policiales de Estados Unidos, la amenaza más grande para la seguridad en sus jurisdicciones son las pandillas callejeras. Dispuestos a librar guerras con sus rivales por el dominio del territorio, y de formar alianzas para expandir su poderío, los pandilleros son los principales responsables de la distribución y venta de droga al menudeo en el país.

De acuerdo con el reporte de la DEA, las pandillas han incrementado su capacidad de trasiego de narcóticos durante los últimos dos años, una señal de que buscan evolucionar más allá de la venta a nivel de calle.

Existen pandillas catalogadas por las autoridades federales como de nivel nacional como los Latin Kings, la Mara Salvatrucha, los Bloods o Crips, que mantienen una organización altamente estructurada, dividida en territorios bien delimitados, con mandos jerarquizados, que comparten reglas y símbolos que los caracterizan como tatuajes, y colores.

Las pandillas del sur de Estados Unidos como Barrio Azteca, Tango Blast o los Sureños se han convertido en una de las principales amenazas para la seguridad nacional, pues aprovechan sus alianzas con cárteles de la droga mexicanos y convertirse en los principales distribuidores de droga en todo el territorio norteamericano.

Los miembros de estas pandillas tienen muchas funciones, pueden actuar como sicarios, ofrecer protección a sueldo y traficar drogas. También pueden involucrarse en el tráfico transfronterizo de armas, personas o dinero proveniente de ganancias ilícitas, así como delitos comúnmente asociados con las pandillas callejeras como asaltos, robo de vehículos, extorsión y lenocinio.

Cárteles mexicanos

Prácticamente todas las pandillas callejeras o carcelarias mantienen nexos con los cárteles mexicanos, sin embargo, no mantienen nexos criminales permanentes, advierte el informe de la DEA.

Las pandillas generalmente son oportunistas y trabajarán con cualquier organización que les brinde las mayores ganancias".DEA.

Prácticamente todas las organizaciones mexicanas mantienen alianzas con las pandillas estadounidenses, no importa si son conformadas por mexicoamericanos, afroamericanos, centroamericanos o caribeños, si son supremacistas blancos, motociclistas o si operan desde las cárceles estadounidenses.

De acuerdo con el informe de la DEA, el Cártel de Sinaloa mantiene una mayor cantidad de nexos criminales con las pandillas de Estados Unidos, seguido por los Zetas, el Cártel del Golfo, y, recientemente, el Cártel Jalisco Nueva Generación.

El listado de la Agencia Antidrogas incluso reporta la operación de grupos criminales mexicanos que se pensaban extintos o debilitados operativamente como el Cártel de Tijuana, Los Caballeros Templarios y La Familia Michoacana.

En marzo de este año 37 miembros de la Mafia Mexicana, la pandilla carcelaria más extensa y antigua de Estados Unidos, fueron arrestados en el condado de San Diego, California, fueron detenidos por cargos de distribución de metanfetaminas, heroína y fentanilo adquirido a cárteles de la droga con sede en Tijuana.

Los cárteles mexicanos como el de Sinaloa y Jalisco Nueva Generación mantienen una fuerte operación en la ciudad de Chicago, a través de las pandillas callejeras que controlan la venta de droga a nivel de calle. Sin embargo, también se ha registrado presencia de droga traficada por el Cártel del Golfo, los Hermanos Beltrán Leyva, y Guerreros Unidos.

Fuente DEA
Nexos entre los cárteles mexicanos y las pandillas estadounidenses.