UN MUNDO MEJOR
07/11/2018 11:34 AM CST | Actualizado 08/11/2018 4:33 PM CST

La marihuana legal escasea en Canadá, ¿México irá al rescate?

El 17 de octubre, la marihuana se volvió completamente legal en Canadá, pero no tienen suficientes productores. México podría aportar una solución.

Un usuario de marihuana en México fuma en una protesta para exigir la despenalización de la hierba
ASSOCIATED PRESS
Un usuario de marihuana en México fuma en una protesta para exigir la despenalización de la hierba

Hace 21 días que el uso recreativo de la marihuana está legalizado en Canadá. La despenalización total dio la vuelta al mundo el pasado 17 de octubre con imágenes de largas filas de usuarios esperando comprar, por primera vez, hierba sin consecuencias legales. El país calculó que uno 4,6 millones de canadienses impulsarían esta nueva industria legal, que ahora paga impuestos. Pero un problema ha surgido a tres semanas del cambio en la política de drogas: la demanda está muy por encima de la oferta.

La semana pasada, el Instituto Howe, un think tank dedicado a supervisar políticas públicas en el país norteamericano, calculó que el inventario de marihuana legal en los dispensarios de los locales autorizados para su venta está muy por debajo de la cantidad necesaria para satisfacer a los clientes.

"No tenemos suficientes productores de marihuana que hayan iniciado cultivos después de la legalización y que sean capaces de entregar un producto legal", explicó la economista Rosalie Wyonch a la agencia de noticias CBC.

La agencia gubernamental Health Canadá estimó que la demanda anual de marihuana en el país será de unos 926 mil kilos para una nación de 36,7 millones de habitantes.

La economista Rosalie Wyonch admitió que, por ahora, los consumidores de marihuana están bien abastecidos, pero que en los próximos meses notarán una escasez de la hierba.

"No creo que veamos anaqueles vacíos en estos primeros días y probablemente tampoco en el primer mes", dijo la especialista. "Pero a medida que corran los meses, veremos que los precios tendrán que aumentar o, ni modo, se acortará el menú".

Cientos de kilómetros al sur, México prepara una revolución canábica que podría llenar ese vacío de marihuana en los dispensarios canadienses: la futura secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, presentó esta semana una propuesta para expedir una ley general para la regulación y control de cannabis para su uso comercial, terapéutico, paliativo, científico y de investigación, así como para uso adulto y autoconsumo.

Entre los puntos presentados por la aún senadora por Morena, está la creación del Instituto Mexicano de Regulación y Control de Cannabis (IMRCC), un órgano desconcertado de la Secretaría de Salud.

El instituto podría supervisar la creación de productos con marihuana que deberán tener la leyenda "Venta autorizada únicamente en México". Pero la ley también contempla que México pueda cultivar marihuana para exportación en "envases que deberían cumplir con el etiquetado correspondiente al destino, según la ley que aplicara".

De ese modo, México, con la marihuana ya legalizada, podría convertirse en proveedor autorizado para Canadá y crear empleos en un negocio que hoy controla el crimen organizado y que representa unos 147 mil millones de dólares anuales en el mundo para 2025, según la consulta Grand View Research.