MÉXICO
06/11/2018 6:31 AM CST

¿La frontera está preparada para recibir la Caravana Migrante? Especialista pide a ONU un campo de refugiados

La Caravana Migrante permanece en el estadio Jesús Martínez “Palillo” de Ciudad de México, pero muy pronto partirán rumbo al norte del país.

Continúa el arribo de integrantes de la Caravana Migrante a las inmediaciones del estadio Palillo Martínez, en Ciudad de México, el 5 de noviembre de 2018.
GALO CAÑAS/CUARTOSCURO
Continúa el arribo de integrantes de la Caravana Migrante a las inmediaciones del estadio Palillo Martínez, en Ciudad de México, el 5 de noviembre de 2018.

Mientras la caravana migrante se junta en el estadio Jesús Martínez "Palillo" de la alcaldía Iztacalco en Ciudad de México, persisten dudas sobre cuál será la ruta que tomarán los más de 7 mil centroamericanos que ingresaron a México el pasado 19 de octubre con el sueño de llegar a Estados Unidos.

Son tres las ciudades que podrían ser su destino final en territorio mexicano: Nuevo Laredo (Tamaulipas), Ciudad Juárez (Chihuahua) o Tijuana (Baja California).

En medio de la incertidumbre y con los riesgos que implica transitar por varias regiones del país, la gran mayoría de centroamericanos esperan llegar a alguna de esas tres ciudades antes de intentar ingresar a Estados Unidos, aunque algunos especialistas en migración consideran que no les será fácil entrar a territorio estadounidense, menos cuando el gobierno de Donald Trump ha amenazado con no dejarlos ingresar e incluso colocó más militares en la frontera.

"Si México resulta o no una opción viable está de por verse, pero no tienen muchas opciones. Sabemos qué va a pasar en la frontera, no están respetando las leyes de asilo y refugio y si acaso llegan a poder entregar su caso a la migración solicitando asilo los casos los están resolviendo de forma negativa y están separando a las familias", explicó en conferencia Marta Sánchez Soler, directora del Movimiento Migrante Centroamericano (MMM).

Para Marta Sánchez, la opción de quedarse en México es la más probable y posiblemente la única, pese a que las ciudades mexicanas no están preparadas por ahora.

Tengo testimonio directo de gente que ha estado ahí acompañándolos y no son ni cuatro ni cinco, son diez mil los que vienen y todavía están las otras dos caravanas que vienen detrás. México tiene que ser una opción porque no hay muchas otras. Prácticamente no hay ninguna otra.-Marta Sánchez Soler.

Ante el éxodo centroamericano, Marta Sánchez cuestionó durante una conferencia el lunes que la Organización de Naciones Unidas (ONU) tendría que poner un campo de refugiados en la zona de Tijuana "porque se van a concentrar ahí muchísimos".

Así como México puso un campo de refugiados para los guatemaltecos, en el tiempo de su guerra, necesitamos pensar que, si llegan 4,000 personas, dicen que son 10,000, a la franja fronteriza de Tijuana, necesitan un lugar, los albergues no los pueden absorber. Es demasiada gente, si no se pone un campo de refugiados van a seguir sufriendo en la calle como hasta ahora.-Marta Sánchez Soler.

¿Tijuana está lista?

La opción de Tijuana no parece ser la mejor, al menos no cuando el alcalde de la ciudad, Juan Manuel Gastélum, advirtió el pasado 26 de octubre que "Tijuana no está lista para recibirlos, no esperen lo mejor".

"Para una situación de esta naturaleza no estamos preparados. Aquí en Tijuana la gente es buena, recibimos a los migrantes, pero estar preparados para recibir a estas miles de personas no estamos, y no se vale que la autoridad federal mexicana no haga lo necesario para evitar que de repente lleguen todas estas personas a Tijuana", dijo Gastélum en entrevista con Milenio.

Bajo este panorama, Marta Sánchez no tuvo dudas de que en Ciudad de México se les va a atender bien porque se considera "ciudad santuario", pero Tijuana no es el caso, pese a los casi 3 mil haitianos que llegaron a la ciudad fronteriza en 2016, con el mismo objetivo que los migrantes centroamericanos, y que pudieron obtener visas para trabajar en México y se terminaron quedando.

"Los haitianos tuvieron muy buen tino y buena suerte y se integraron muy bien a la sociedad tijuanense, pero no creemos que este grupo porque son demasiados", dijo Marta Sánchez Soler.