INTERNACIONAL
02/11/2018 6:05 PM CST | Actualizado 02/11/2018 6:07 PM CST

Esta es la 'razón' por la que las pruebas de virginidad siguen existiendo en Marruecos

Este tipo de 'análisis' violentan la dignidad de la mujer y van contra sus derechos humanos.

"No es posible diferenciar el himen 'virgen' y el himen 'no virgen'", afirma el comunicado de la ONU Mujeres.
Getty Images
"No es posible diferenciar el himen 'virgen' y el himen 'no virgen'", afirma el comunicado de la ONU Mujeres.

Soumaya Naamane Guessous, socióloga marroquí, advierte que las "pruebas de virgindad" realizados en mujeres son peligrosos e ineficaces, pero continuarán siendo practicados en todos los países donde se considere que es una señal de honra para una familia, alertó durante una entrevista para HuffPost Maghreb.

"El valor del niño se relaciona a su experiencia sexual previa al matrimonio, por parte de la niña está asociado a la virginidad", afirmó Guessous, que estudia la sexualidad en Marruecos, en respuesta a una campaña global lanzada en octubre para acabar con estas pruebas abusivas.

La OMS (Organización Mundial de la Salud), el Consejo de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y la ONU Mujeres divulgaron un comunicado a principios de octubre advirtiendo que ninguna prueba -incluso los que involucra el examen del himen- pueden comprobar si la mujer ya ha mantenido relaciones sexuales, condenando y pidiendo la prohibición de esta práctica. "No es posible diferenciar el himen 'virgen' y el himen 'no virgen'", afirma el comunicado.

Las tres organizaciones piden que los gobiernos intervengan en países en los que se han documentado las "pruebas de virginidad", como Marruecos, Egipto, India, Brasil, Afganistán, Libia, Turquía y Jamaica. Las entidades también afirman que la práctica se ha vuelto más común en comunidades de inmigrantes que viven en países donde no había registros de su realización, como Bélgica, Holanda, España, Canadá y Suiza.

Un ginecólogo puede firmar diez certificados de virginidad por día, especialmente durante la temporada de bodas, entre junio y agosto. Este documento es una invasión de la privacidad de la mujer".Soumaya Naamane Guessous

La prueba, también conocida como "prueba de los dos dedos", no tiene respaldo científico o clínico, afirman las organizaciones. También constituye una violación de los derechos humanos de la mujer y pueden afectar su bienestar físico, psicológico y social, tanto a corto como a largo plazo.

Las organizaciones afirman que la prueba puede ser "dolorosa, humillante y traumática" y provocar sangrado genital, transmitir infecciones y enfermedades de transmisión sexual. Guessous afirmó que también puede haber complicaciones de otros tipos porque las pruebas no siempre son hechas por médicos; muchas veces es realizado por un pariente o una partera.

Mientras tanto en Brasil....

En 2014, el reglamento de un concurso para la Secretaría de Educación de São Paulo, las candidatas tenían que comprobar, con certificado médico, que no tenían el himen roto. En la época, activistas dijeron que la medida era como algunas prácticas "en la edad media".

En 2016, uno de los exámenes exigidos en el concurso de la Brigada de Fuego en Brasilia (DF) pidió a las mujeres que presentaran el papanicolau o probaran que no tenían el himen roto - o sea, que aún eran vírgenes. "El candidato que tiene un himen intacto está exento de someter el examen solicitado", indicaba el reglamento del concurso en la época.

En ambos casos, la organización dijo que tal medida no era discriminatoria, sino preventiva porque pretendía garantizar "la condición física y ocupacional de los candidatos". Para los candidatos varones no hubo exigencias del tipo.

Las mujeres también pueden practicar el llamado "sexo de riesgo" para "preservar" la virginidad, lo que en ciertas culturas se define como abstenerse de sexo vaginal, afirman la OMS y los grupos de la ONU. En algunos casos extremos, ser "reprobada" en la prueba puede ser fatal: las mujeres pueden ser asesinadas por las familias o suicidarse en caso de que no obtengan el certificado de virginidad.

Pero las pruebas de virginidad todavía son muy comunes en todas las clases sociales de Marruecos, dice Guessous, que critica la práctica desde hace muchos años.

Las marroquinas no suelen ser sometidas al examen por voluntad propia, afirma la socióloga. La prueba es particularmente común antes de la boda. Por lo general se realiza a petición de los padres de la novia, o de los futuros suegros. La madre de la novia también puede pedir el certificado como garantía si el futuro marido lance acusaciones contra la mujer.

"Las clínicas ginecólogas marroquíes firman un número enorme de certificados de virginidad", dice Guessous. "Un ginecólogo puede firmar diez certificados de virginidad por día, especialmente durante la temporada de bodas, entre junio y agosto, que es una invasión de la privacidad de la mujer.

La virginidad está asociada al honor para las mujeres, y las pruebas continuarán siendo realizadas mientras no cambie esa situación. La prueba tiene raíces en normas sociales que controlan el cuerpo y la sexualidad de mujeres y niñas.

(Este post fue publicado originalmente en el HuffPost Magreb y fue traducido del inglés).