ESTILO DE VIDA
21/10/2018 7:01 AM CDT

La gente cada vez está tomando más antihistamínicos para dormir, estos son sus efectos

Conciliar el sueño es difícil para muchas personas, por lo que ha habido un aumento en el uso de medicamentos antihistamínicos para poder dormir.

No hay nada más frustrante que no dormir bien. Cuando estás cansado por el día y desconectado por la noche, puedes llegar al punto en el que intentarás cualquier cosa para dormir bien, incluso tomar Benadryl, un antihistamínico que causa somnolencia, ya sea que tengas alergias o no.

Resulta que un Benadryl puede ayudar a lograr un poco de sueño, incluso cuando no se tienen alergias, según una revisión de 2017 publicada en la revista The Gerontologist, aproximadamente 1 de cada 5 adultos usa algo de ayuda para dormir, y Benadryl es uno de los productos más utilizados.

"Una de las razones por las que las personas recurren a Benadryl es la sensación de somnolencia que se produce", dijo Tania Elliott, una alergista con sede en Nueva York y portavoz del Colegio Americano de Alergia, Asma e Inmunología (otras ayudas para dormir, como la melatonina, tienen poco o ningún efecto de somnolencia). "El inicio de la acción es de unos 20 minutos, por lo que la gente siente que realmente está 'funcionando'", agregó Elliott.

¿Pero el hecho de tomar un Benadryl (u otro antihistamínico) realmente contribuye a una mejor noche de sueño', ¿Es seguro? Pedimos a los expertos que nos den su opinión.

El medicamento te hace sentir somnoliento...

Adam Kuylenstierna / EyeEm via Getty Images

El antihistamínico (también conocido como difenhidramina) es el ingrediente secreto de numerosos productos de venta libre que se usan comúnmente para el insomnio, incluido Benadryl, dijo Alex Dimitriu, un psiquiatra y especialista en medicina del sueño con sede en California. Funciona bloqueando la histamina, una sustancia química producida por el sistema nervioso central que no solo produce síntomas de alergia, sino que también desempeña un papel en la vigilia (de ahí la sensación de somnolencia después de tomar un Benadryl).

Los antihistamínicos pueden ser útiles en situaciones a corto plazo (por ejemplo, por unos pocos días en un momento en que el estrés, los viajes u otras interrupciones causan que problemas para dormir), pero es importante enfatizar que este no es el uso previsto del medicamento, dijo Martin Reed, un experto clínico en salud del sueño certificado y fundador de Insomnia Coach.

Y cambiar a un medicamento para dormir de venta libre que contiene antihistamínico tampoco significa no vayas a tener problema. Según la Academia Americana de Medicina del Sueño, todavía hay una falta general de datos sobre la seguridad y eficacia del uso de antihistamínicos para ayudar a dormir.

... Pero es probable que no te esté haciendo un favor a largo plazo

Si bien pueden ayudarte a quedarte dormido más rápido y dormir más, los antihistamínicos no necesariamente conducirán a un sueño de mejor calidad, que es lo más importante, dijo Elliott. Esto se debe a que el antihistamínico también bloquea la acetilcolina, un neurotransmisor en el cerebro que desempeña un papel en el sueño REM (la fase del sueño que involucra los sueños).

Y en el proceso, esto aumenta sus fases de sueño ligero a expensas de un sueño más profundo, lo que conduce a una mayor probabilidad de sedación al día siguiente.

"La sedación generalmente se debe a que el medicamento sigue en el cuerpo después de despertarse, pero parte de la fatiga se debe a que el cerebro no está pasando por las etapas normales de sueño durante la noche".Alex Dimitriu

Gracias al efecto de resaca al día siguiente, otros síntomas que podrías experimentar durante el día incluyen sequedad de boca, mareo, falta de atención y falta de memoria. También puedes desarrollar una tolerancia a los efectos sedantes con bastante rapidez, de acuerdo con la Clínica Mayo, de modo que cuanto más tiempo tomes el medicamento, menos probable será que te ayuden a controlarte.

¿Qué pasa si estás desesperado y lo necesitas?

Manuel Breva Colmeiro via Getty Images

Tomar Benadryl en pequeñas dosis está bien para ayudarte a conciliar el sueño pero, nuevamente, no conduce a un sueño de mejor calidad, dijo Elliott.

Debido a que los antihistamínicos pueden presionar a tu cuerpo para que pase más tiempo en las etapas más livianas del sueño, las ocho horas que pasas en la cama podrían terminar sintiéndose como cinco.

Claro, un poco de sueño es mejor que no dormir. Sin embargo, es básicamente el equivalente a ir al gimnasio y caminar lentamente en la máquina para correr durante una hora en lugar de correr de verdad: ambas experiencias cuentan, pero una es mucho más beneficiosa que la otra, dijo Dimitriu.

No importa qué tipo de ayuda para dormir uses, están destinados a ser un trampolín para dormir mejor durante las interrupciones temporales, pero no son una solución permanente. En general, no deben usarse durante más de dos semanas, según la Clínica Mayo.

Hay otras formas que sí ayudan

Los antihistamínicos no llegan al núcleo de lo que realmente afecta el sueño. Los problemas subyacentes que son los posibles culpables incluyen la apnea del sueño, la ansiedad, la depresión u otros problemas de salud mental, dijo Dimitriu.

Los hábitos de estilo de vida como consumir demasiada cafeína al final del día o pasársela en el celular antes de irse a la cama también pueden alterar el sueño. Si sus problemas de sueño persisten más de dos semanas, a lo sumo, la evaluación realizada por un médico es una buena idea.

Otra cosa que puede ayudarte es agregar más opciones a tu manera de quedarte dormido, no confiarte en una sola forma cuando las cosas se ponen difíciles.

"Las opciones no médicas se centran principalmente en la higiene del sueño".

LaylaBird via Getty Images

Concéntrate en: mantener un horario regular de sueño y vigilia para mantener el ciclo de sueño; relajar tu mente antes de dormir; mantener una rutina a la hora de acostarse que promueva la relajación.

Tu rutina previa al sueño puede incluir desconectarse de los correos electrónicos, las redes sociales y la televisión, atenuar las luces y escuchar una meditación guiada. Un refrigerio a la hora de acostarse también puede evitar que el hambre te mantenga despierto.

Hacer del yoga una parte de tu rutina de ejercicios también puede ser útil. De acuerdo con la National Sleep Foundation, las personas con insomnio que regularmente practican yoga tienden a dormirse más rápido, duermen más y se vuelven a dormir más rápido si se despiertan en medio de la noche.

"Cuanto más tiempo pases despierto en la cama, más fuerte será la asociación entre tu cama y la vigilia en lugar de dormir". Martin Reed, experto clínico en salud del sueño certificado

Y si descubres que quedarte dormido rápidamente es, bueno, una pesadilla, Reed recomendó reducir la cantidad de tiempo que pasas despierto en la cama, preocupándote por la cantidad de horas que no duermes.

"Cuanto más tiempo pases en la cama despierto, más fuerte será la asociación entre tu cama y la vigilia en lugar de dormir", dijo.

"Asegúrate de no asignar más de una hora para conciliar el sueño, además de tu tiempo promedio de sueño nocturno".

Si no te quedas dormido en 20 minutos, sal de su habitación para hacer algo relajante y no vuelvas a la cama hasta que sientas sueño nuevamente. Puede que te sientas como un yoyo humano durante las primeras semanas, dijo Reed, pero con el tiempo tu cama se convertirá en un activador más fuerte para dormir, y finalmente podrás volver a capturar la calidad del sueño. No se requieren medicamentos para la alergia.

Este artículo se publicó originalmente en HuffPost.

VIDEO SUGERIDO