INTERNACIONAL
21/10/2018 10:54 AM CDT | Actualizado 21/10/2018 10:57 AM CDT

Caravana Migrante avanza desde Tapachula

Cerca de 2 mil personas de origen hondureño se adelantan e el viaje al afirman que gobierno mexicano no agiliza el paso; el resto del grupo permanece en puente internacional.

Los miles de migrantes hondureños que salieron de su país en una caravana reanudaron hoy su camino hacia Estados Unidos después de cumplir los requisitos migratorios de México, cuyo Gobierno advirtió con deportar a los que ingresaron ilegalmente a su territorio.
Agencia EFE
Los miles de migrantes hondureños que salieron de su país en una caravana reanudaron hoy su camino hacia Estados Unidos después de cumplir los requisitos migratorios de México, cuyo Gobierno advirtió con deportar a los que ingresaron ilegalmente a su territorio.

Los casi dos mil migrantes hondureños que se mantenían en la cabecera municipal de Ciudad Hidalgo iniciaron su caminata esta mañana rumbo a la ciudad de Tapachula Chiapas.

En tanto el grupo numeroso permanece en el puente internacional. Los hondureños se adelantaron bajo el argumento que el gobierno mexicano no agiliza el paso a la caravana que desde el domingo pasado partieron de Honduras.

El grupo que inicio la caminata ingresó por el río Suchiate durante el día sábado.

Miles de migrantes hondureños caminan este domingo desde la mexicana Ciudad Hidalgo (sur) con dirección a Estados Unidos, tras haber librado la frontera con Guatemala y desafiando advertencias de México y Washington de no entrar a sus territorios.

Ya recorrieron 700 km con bebés y niños desde la hondureña San Pedro Sula, de donde partieron el 13 de octubre, hasta Ciudad Hidalgo, en el sureño estado mexicano de Chiapas.

Parte de la caravana migrante, que salió de Honduras hace más de una semana con más de 4 mil personas según los organizadores, logró cruzar ilegalmente el río fronterizo y evadir la vigilancia de cientos de policías mexicanos sobre el puente internacional, por donde solo se permite el paso a mujeres y niños.

"Nadie nos va a detener, si ya nos aventamos al río y ya hicimos de todo para llegar hasta acá, no nos detienen", dijo animado Aarón Juárez, de 21 años, quien caminaba con dificultad debido a las llagas en sus pies y viajaba con su esposa y su bebé de meses hasta la frontera con Estados Unidos, su destino final, donde - si llegan- habrán recorrido al menos 3.000 km a pie.

Según el gobierno mexicano unos 900 hondureños habrían logrado cruzar ilegalmente por el río Suchiate, evadiendo el puente fronterizo.

El éxodo fue fuertemente criticado por el presidente estadounidense, Donald Trump, quien ha amenazado a Guatemala, Honduras y El Salvador con quitarles la ayuda financiera si no contienen la migración ilegal.