UN MUNDO MEJOR
20/10/2018 5:22 PM CDT | Actualizado 20/10/2018 5:22 PM CDT

Este refugio busca un hogar para Ginger, que ha vivido ahí casi 4 años

Ginger es la "princesa" del refugio, pero es hora de que ella encuentre su propia casa.

Facebook/Responsible Pet Care of Oxford Hills

Ginger, la perra, no tiene una mala vida en el refugio de animales de París, Maine, donde ha vivido durante casi cuatro años. Ella es muy querida por el personal y los voluntarios, y pasa bastante tiempo fuera del refugio en largas caminatas por el bosque y visitas a McDonald's, donde disfruta de una hamburguesa con queso.

"Ella es nuestra pequeña princesa", le dijo a HuffPost Pat Ingersoll, director canino de Responsible Pet Care de Oxford Hills (RPC).

Pero después de más de mil 450 días, Ginger necesita un hogar propio.

Responsible Pet Care of Oxford Hills
Ginger is loving, outgoing and snuggly, but has some issues with resource guarding.

Ginger se ha vuelto viral después de que la organización escribió una publicación en Facebook que detallaba cuánto tiempo ha estado buscando un adoptante. La publicación incluye una foto de Ginger que parece mirar la cámara con ojos suplicantes, con un cartel que dice: "He estado en el refugio durante 1,456 días. Por favor, adóptame".

"Nos la trajeron como extraviada en 2014", se lee en la publicación de Facebook. "Ella necesita el hogar perfecto, no cualquier hogar".

Ingersoll dijo que ha sido difícil encontrar el hogar adecuado para Ginger porque tiene algunas necesidades específicas que una nueva familia debe poder manejar.

Responsible Pet Care of Oxford Hills
Ginger checks out some dog toys on an outing.

Ginger es extrovertida, cariñosa y disfruta acurrucarse, dijo Ingersoll. Pero también tiene algunos problemas con la protección de recursos, lo que significa que puede ponerse a la defensiva y ser posesiva de objetos como su tazón de comida y sus juguetes. Por esa razón, RPC no la considera una buena opción para familias con niños pequeños, o cualquier niño que no sea lo suficientemente inteligente como para reconocer cuándo deben dejar a Ginger sola.

Ingersoll notó que Ginger nunca ha mordido a nadie, y RPC quiere asegurarse de que siga siendo así.

"Debido a que es una perra tan única y amorosa, no queremos ponerla en una situación en la que pueda fallar", dijo.

Si bien RPC está dispuesto a considerar a los adoptantes que no son locales, cualquier adoptante tendría que venir a conocer a Ginger en persona y aceptar una revisión a domicilio por parte del refugio. Las solicitudes de adopción se pueden encontrar en el sitio web del grupo.

"Nada nos encantaría más que ella tuviera su propia familia en este momento", dijo Ingersoll.

Este texto se publicó originalmente en El HuffPost.