ESTILO DE VIDA
19/10/2018 5:00 PM CDT | Actualizado 19/10/2018 7:16 PM CDT

Cómo tratar el acné causado por el dispositivo intrauterino, DIU

Después de meses de dolorosos brotes quísticos y demasiados productos que no funcionaron, encontró la ayuda que necesitaba para el acné causado por el DIU.

Cuando era adolescente, odiaba mi piel. Aunque ahora sé que mi acné no era tan malo, pero estaba convencida de que tenía manchas, con la piel horrible y rojiza. En mis primeros 20 años, mi piel estaba bien, no brillaba o estaba perfectamente lisa, pero estaba bien. Cada vez que llegaba ese momento del mes, me despertaba con algunas espinillas aquí y allá, especialmente a lo largo de mi mandíbula y mi cuello, pero generalmente desaparecían en una semana (si podía abstenerme de intentar hacerlas explotar).

El año pasado, cuando cumplí 26 años, todo cambió

Decidí ponerme un dispositivo intrauterino, también conocido como un DIU (que, por cierto, realmente me gusta). Pero no sabía que, si bien el pequeño dispositivo en forma de T me impedía quedar embarazada, también causaría estragos en mi piel.

Era enero de 2017. Después de no haber usado otro método anticonceptivo durante unos años, me pusieron el DIU Mirena basado en hormonas. Aparte del proceso de inserción extremadamente doloroso, sí, duele MUCHO, estaba feliz con mi decisión.

Un mes después comenzaron los brotes

Comencé a desarrollar brotes quísticos rojos y dolorosos a lo largo de mi mandíbula y cuello. Después de hacer una investigación, me di cuenta de que mi experiencia no era única. Solo desearía haber tenido algún tipo de advertencia de lo mal que se podía poner antes de que me colocaran un objeto extraño dentro de mi útero.

Aunque había experimentado este tipo de acné en el pasado, especialmente alrededor de mi período, había algo diferente esta vez. Antes, tenía uno, tal vez dos granos de tamaño decente, pero generalmente desaparecían en aproximadamente una semana. Después del DIU, los brotes simplemente no desaparecieron.

Julia Brucculieri
Fotos tomas en 2017, un mes después de ponerme el DIU.

Casi al mismo tiempo que apareció el acné, fui a una cita de seguimiento del DIU con mi ginecólogo. Noté que parecía estar saliendo un poco más, pero debo admitir que le restaba importancia a mi preocupación. Di por hecho que mi cuerpo aún se estaba acostumbrando al objeto extraño (y las hormonas) que se colocaban en el interior y pensé que los brotes eventualmente se aclararían por sí solos. Y parecía que así era.

Pero en enero de 2018, casi exactamente un año después de que tenía el DIU, otra ronda brotes rojizos apareció. Fue básicamente el peor regalo de aniversario que pude haber recibido (¡Gracias, DIU!). Inicialmente, pensé que mi piel estaba irritada porque estaba usando un nuevo detergente. También me regalé un facial de cumpleaños y pensé que me pudo haber caído mal. Se puso tan mal que mi madre incluso me preguntó si tenía varicela (a pesar de que ya me había dado cuando era niña).

Julia Brucculieri
Estas fotos fueron tomadas en febrero de 2017, aproximadamente un mes después de la inserción del DIU. .

Intenté de todo para tratar los brotes por mi cuenta. Primero, dejé de usar los sueros y aceites que estaba probando para trabajar, como editora de belleza, constantemente estoy probando nuevos productos sin dar a mi piel mucho tiempo para respirar, y volví a lo básico. Intenté tratar los productos con ácido salicílico, productos a base de azufre o aceite de árbol de té al 100%, sin éxito. Intenté reducir mi consumo de azúcar y lácteos, pero no noté ningún cambio. Cuando un grano se reducía, otro aparecería junto a él, y luego otro junto a ese, y así sucesivamente.

Llegó marzo y los brotes no se calmaron. Entonces, por razones principalmente personales, hice una historia para HuffPost sobre cómo tratar el acné hormonal. Hice mucha investigación, leí acerca de varios tratamientos y hablé con dermatólogos con la esperanza de aclarar mi piel nuevamente.

Y lo que encontré fue la espironolactona, un medicamento recetado que se usa normalmente para tratar la presión arterial alta y la insuficiencia cardíaca. En dosis bajas, "puede funcionar como un encanto para el acné hormonal", dijo Jennifer MacGregor, doctora en Union Square Laser Dermatologyen Nueva York, debido a sus propiedades anti-andrógenos.

Los DIU hormonales liberan hormonas — por lo general solo progestina—, que pueden desequilibrar un poco la química del cuerpo, como lo señala Bustle. Si tus niveles de hormonas andrógenas (las hormonas sexuales masculinas, como la testosterona) aumentan, pueden sobreestimular las glándulas sebáceas y aumentar la producción de aceite, lo que puede provocar brotes.

La espironolactona bloquea los receptores de la hormona andrógena, de modo que, según HealthLine, puede ayudar a estabilizar los niveles hormonales.

Después de aprender sobre la espironolactona y leer las experiencias positivas de otras personas con ella, fui a ver a Samer Jaber, doctor en Washington Square Dermatology en Nueva York. Por teléfono, me dijo que a menudo ve pacientes con brotes quísticos después de la inserción de un DIU y que muchas de ellas no son conscientes de los efectos secundarios relacionados con el acné que pueden surgir con el dispositivo. (Curiosamente, señaló, las píldoras anticonceptivas de hormonas combinadas, es decir, píldoras con estrógeno y progestágeno, son una opción de tratamiento común para el acné).

Después de que examinó mi piel, Jaber me dio algunas opciones, incluida la extracción del DIU (que no estaba preparado para hacerlo) y el tratamiento de la espironolactona junto con los tratamientos tópicos para el acné. Opté por este último y dejé su oficina con una receta, tanto para espironolactona como para Aczone, un gel tópico para el acné, y un rayo de esperanza.

Para mi deleite, comencé a notar una diferencia en mi piel después de un par de meses. Los brotes no desaparecieron mágicamente, pero se hacían más pequeños y no eran tan dolorosos. En cuanto a los efectos secundarios del medicamento, los míos fueron (afortunadamente) menores: experimenté algunas manchas irregulares y tuve que orinar con más frecuencia, pero ambos efectos desaparecieron después de unos meses.

Unos siete meses después, y mis brotes básicamente habían desaparecido.

Tengo algunos granos pequeños, pero nada comparado con el acné quístico a principios de este año. Estoy siendo totalmente honesta, mi piel nunca se ha visto mejor. Ya casi no me pongo maquillaje (excepto por un poco de rímel y un toque de rubor).

Julia Brucculieri

Jaber dijo que la espironolactona es una buena opción no solo para las personas como yo, una persona que tuvo acné después de la inserción del DIU, sino también para las mujeres que experimentan acné hormonal sin DIU. Incluso si los niveles de testosterona de alguien son normales, su cuerpo puede reaccionar de forma exagerada a la hormona.

"La espironolactona, al bloquear los receptores de testosterona, puede mejorar el acné".

La mayoría de las mujeres con acné hormonal pueden sentir alivio con la espironolactona, dijo Jaber, especialmente cuando se usa en combinación con tratamientos tópicos como la crema con retinoides o antibióticos tópicos. Pero agregó que cada paciente es diferente.

MacGregor señaló en un correo electrónico que la espironolactona "no sería una buena opción para las personas con poros bloqueados (puntos negros y espinillas), acné en la zona T, acné rosácea y otras formas no hormonales de acné".

Para esas personas, Jaber comentó que los tratamientos tópicos, ya sea una crema de retinoides o una combinación de retinoides y antiinflamatorios, podrían ser suficientes.

Recurrir a la espironolactona (hasta ahora) ha funcionado para mí, y aunque no necesariamente quiero tomarla por el resto de mi vida, planeo seguirla por un tiempo. Pero esa soy yo. Y lo que funcionó para mí y mi piel no necesariamente funcionará para todas.

Además, no todas las personas que reciben un DIU hormonal experimentarán acné como yo. Algunas pueden no ver cambios en su piel en absoluto. Lo mejor que puedes hacer antes de comenzar cualquier nuevo medicamento o tratamiento es hablar con un médico acerca de tus opciones.

Este articulo se publicó originalmente en HuffPost.

VIDEO SUGERIDO