INTERNACIONAL
17/10/2018 9:49 AM CDT | Actualizado 17/10/2018 9:51 AM CDT

Un estudiante ejecuta una de las peores masacres en una universidad en Crimea

Vladislav Roslyakov, de 18 años, abrió fuego contra sus compañeros y después hizo explotar un artefacto casero, de acuerdo con los investigadores.

El sitio de la explosión de una bomba en un colegio en la ciudad crimea de Kerch.
TASS vía Getty Images
El sitio de la explosión de una bomba en un colegio en la ciudad crimea de Kerch.

Un estudiante fue el autor de un atentado contra sus compañeros de universidad en Kerch, península de Crimea este miércoles. Unas 17 personas murieron y unas 40 están heridas.

"La inspección preliminar de los cuerpos muestra que murieron por bala", precisó en un comunicado el organismo a cargo de la investigación de los principales casos criminales de Rusia. Las imágenes de seguridad muestran a "un joven hombre armado con fusil llegar al edificio", de acuerdo on AFP.

Serguéi Aksionov, primer ministro de Crimea, dijo que el autor del atentado era un estudiante que se suicidó posteriormente, de acuerdo con un reporte de la cadena Rossiya 24.

"El autor del ataque se suicidó. Es un alumno de cuarto año de este establecimiento. El cuerpo fue hallado en la biblioteca", citó AFP.

AFP/Getty Images
Rescate y traslado de uno de los sobrevivientes en el atentado.

Ekaterina Kejzo/Cortesía de Kerch.FM/Reuters
Las primeras fuerzas de seguridad en llegar a la escena del asesinato masivo.

El Comité de Instrucción de Rusia dijo que el atentado fue un caso de asesinato en masa y no de terrorismo. Identificó al estudiante Vladislav Roslyakov, de 18 años, como su principal sospechoso, de acuerdo con Reuters. Aksionov, citado por EFE, dijo previamente que el presunto agresor tendría 22 años.

Roslyakov se presentó en la universidad por la tarde con un arma de fuego y luego comenzó a disparar, dijeron los investigadores. Su cuerpo fue encontrado más tarde con heridas de bala autoinfligidas, de acuerdo con Reuters.

El ataque fue acompañado de la detonación de un artefacto explosivo de fabricación casera en el comedor del establecimiento educativo, agregó EFE.

No hubo pistas inmediatas en cuanto a su motivo para organizar un ataque de este tipo, que recordó tiroteos similares realizados por estudiantes en escuelas de Estados Unidos.

El horror con las primeras explosiones

Los alumnos y el personal describieron escenas de caos mientras otros narraron el pánico cuando intentaban huir del edificio. Dijeron que el ataque había comenzado con una explosión, seguido de más explosiones y una lluvia de disparos.

Aunque hasta ahora se habla de un solo atacante, el testimonio de Olga Grebennikova, directora de la escuela, dio a entender que se trataba de más de una persona.

"Hay cuerpos en todas partes, cuerpos de niños en todas partes. Fue un verdadero acto de terrorismo. Explotaron todo cinco o diez minutos después de que me fui. Hicieron estallar todo en la sala, el vidrio...", dijo Grebennikova a los medios de comunicación de Crimea, de acuerdo con Reuters.

"Luego corrieron y lanzaron algún tipo de explosivos, y corrieron por el segundo piso con armas, abrieron las puertas de la oficina y mataron a cualquiera que encontraron".

Reuters
Atención de los equipos de emergencia a los sobrevivientes del ataque armado y explosivo en Kerch.

Kerch.FM/AFP vía Getty Images
Un joven traslada a psoiblemente herida hacia las afueras del edificio. Varios testigos del ataque huyeron tras las primeras explosiones.

Anastasia Yenshina, una estudiante de 15 años, dijo que estaba en un baño en la planta baja del edificio con algunos amigos cuando escuchó el sonido de una explosión.

"Salí y había polvo y humo, no podía entender, estaba sorda", dijo a Reuters. "Todos empezaron a correr. No sabía qué hacer. Luego nos dijeron que abandonáramos el edificio a través del gimnasio".

Todos corrieron allí... vi a una chica tendida allí. Había un chico al que ayudaban a caminar porque no podía moverse solo. El muro estaba cubierto de sangre. Luego todos empezaron a trepar por la cerca y aún podíamos escuchar explosiones. Todos estaban asustados. La gente lloraba.

Un segundo alumno de la universidad, que se identificó como Sergei, dijo que abandonó el edificio cuando se produjo la primera explosión. Los escombros de la explosión le hirieron la pierna.

Sergei, de 15 años, dijo a Reuters que corrió a otro edificio, pero que podía escuchar más explosiones cada pocos segundos. Se cubrió y, una vez que terminó el ataque, lo llevaron al hospital.

"Llegué al hospital, la escena allí era horrible. Están trayendo personas cubiertas de sangre, algunas sin brazos, otras sin piernas".

Todo ha ocurrido en una escuela politécnica de la ciudad de Kerch, en Crimea, donde Rusia culminó la construcción de un simbólico puente hace no muchos meses, de acuerdo con la BBC.

Crimea, oficialmente parte de Ucrania, fue tomada por Rusia en 2014 y anexada después de una votación muy controversial ampliamente condenada por la comunidad internacional.

Ucrania y Rusia mantienen suspendidas sus relaciones diplomáticas desde entonces.