INTERNACIONAL
09/10/2018 8:55 PM CDT | Actualizado Hace 7 horas

Era homosexual, ahora es pastor, policía y uno de los diputados más votados de Brasil

Isidorio Manoel Santana, se convirtió en diputado por el estado de Bahía con un apoyo importante del electorado.

Isidorio de Manoel Santana

Uno de los diputados más votados en las elecciones legislativas del domingo en Brasil fue Isidorio Manoel Santana Junior, un pastor evangélico, sargento de la Policía Militarizada y quien se presenta como "exhomosexual", que ya tiene una larga carrera política en el estado de Bahía (noreste).

El candidato, que se identifica en las urnas y en la política como "Pastor Sargento Isidorio", asumirá en febrero del próximo año un mandato de cuatro años como miembro de la Cámara de Diputados de Brasil tras haber sido el legislador más votado en el estado de Bahía, con 323 mil 241 sufragios.

El presidente regional del partido Avante ejerce actualmente un mandato como diputado regional en el estado de Bahía y fue el tercer más votado en 2016 cuando aspiró a la alcaldía de Salvador, la capital estatal.

Su gran popularidad le permitió no sólo convertirse en uno de los 513 miembros de la Cámara Baja con votación récord en Bahía sino también garantizar el domingo la elección de su hijo, Joao Isidorio, como diputado regional en ese mismo estado, con 110 mil votos.

Isidorio de Manoel Santana
Isidorio Manoel Santana Junior, un pastor evangélico, sargento de la Policía Militarizada y quien se presenta como "exhomosexual".

El folclórico político es conocido por cargar una Biblia todo el tiempo y por dedicar a Dios todos sus éxitos, incluso la "cura" que le permitió dejar de ser homosexual, según dice.

El político comanda la Fundación Doctor Jesús, una institución que ofrece tratamiento gratuito a drogadictos y en la que asegura que atiende actualmente a, entre otros, 25 homosexuales y 11 lesbianas. Según el diputado electo, algunos homosexuales atendidos en la institución también consiguieron convertirse en heterosexuales.

El legislador, sin embargo, no considera que la homosexualidad sea una enfermedad contra la que exista una cura y la califica como un desvío que puede ser corregido con ayuda.

Getty Images/Westend61
Salvador de Bahía tiene profundas raíces afrodescendientes.

El pastor y sargento inició su carrera política precisamente como el administrador de un centro de tratamiento para dependientes químicos que, tras quedarse sin recursos, buscó ayuda en el Gobierno regional de Bahía para financiar sus actividades.

Su fundación es mantenida actualmente con recursos concedidos por el gobernador de Bahía, Rui Costa, dirigente del Partido de los Trabajadores (PT) y que el domingo fue reelegido en primera vuelta con el 75.50 % de los votos