UN MUNDO MEJOR
08/10/2018 12:06 PM CDT | Actualizado Hace 22 horas

Hitler, exterminador de homosexuales, era bisexual, según la CIA en sus informes secretos

El líder máximo de nazismo era "al mismo tiempo, homosexual y heterosexual", de acuerdo con cables ultrasecretos de la Casa Blanca

Hitler estuvo enamorado de su mano derecha y en su juventud era asiduo visitante de hoteles de encuentro entre hombres mayores y jóvenes homosexuales, dice la CIA
EMPICS Sport
Hitler estuvo enamorado de su mano derecha y en su juventud era asiduo visitante de hoteles de encuentro entre hombres mayores y jóvenes homosexuales, dice la CIA

Adolfo Hitler, el líder máximo del nazismo, tenía una doble vida: por un lado, ordenaba la matanza de miles de homosexuales en campos de concentración para purificar a la "raza aria" y, por el otro, era un bisexual reprimido que estaba enamorado de su secretario, el poderoso militar Rudolf Hess.

Así lo plantea un informe "ultrasecreto" de la CIA desclasificado recientemente y escrito en diciembre de 1942 por el antropólogo Henry Field, un espía de alto nivel que colaboró en la Unidad de Inteligencia Especial de la Casa Blanca en los tiempos del presidente estadounidense Franklin D Roosevelt.

CIA

En los documentos oficiales, publicados en el sitio oficial de la CIA, el espía Henry Field vuelca todo su conocimiento sobre el líder de Alemania durante la Segunda Guerra Mundial: su dieta, rutina de ejercicios, gustos musicales, sus canales de información... y su sexualidad, una de sus grandes incongruencias.

En la página 28 del informe, Field escribe que durante el tiempo que Hitler estuvo encarcelado en la prisión de Landsberg —por su intento fallido de golpe de Estado— el Führer habría desarrollado una relación que bordó en lo sexual con su mano derecha Rudolf Hess, a causa del aislamiento y la falta de sexo.

"Después del asesinato de (el ministro en el gabinete de Hitler) Roehm (el 30 de junio de 1934), supe que el apodo de Hess entre la comunidad homosexual era 'Fraeulein Ana' y que era conocido que asistía a bailes vestido como mujer. Mis pensamientos regresaron al tiempo de la prisión de Landsberg diez años antes (donde Hess y Hitler compartieron techo). Fue hasta entonces que mis sospechas sobre ciertas características discretas en la personalidad de Hitler comenzaron a llamar mi atención.

"Después del asesinato de Rohem pequeños pedazos de información fueron llegando hasta mi de tiempo en tiempo hasta que me obligaron a considerar a Hitler como un hombre sadomasoquista con la posibilidad de cierto rasgo homosexual en él", escribió Field.

Inicialmente, Field reconoce como "posibilidades" la homosexualidad de Hitler. Pero a medida que extiende su informe, va confirmando su "descubrimiento" en el apartado "Vida sexual" del mismo documento.

Según Field, Hitler, en su juventud, era asiduo visitante de un hostal masculino en Viena conocido como "Maennerheim Brigittenau", cuya reputación era la de un punto de encuentro entre hombres mayores que buscaban "varones jóvenes para placeres homosexuales".

Lo hizo como joven y como adulto: según el documento, desde 1933 (Hitler tendría 43 o 4 años), "obtenía satisfacción estética viendo adolescentes, niños o niñas".

"Su vida sexual es tan dual como su visión política. Él es, al mismo tiempo, homosexual y heterosexual. Socialista y un ferviente nacionalista. Hombre y mujer. Si bien es cierto que Adolfo Hitler elude ser diagnosticado, hay ciertos hechos que prueban que su situación sexual es insostenible e, incluso, desesperada".

CIA

El diagnóstico de Field, antropólogo de carrera, es que Hitler buscaba en sus relaciones personal a una pareja mitad novia, mitad madre. Su frustración por no encontrar a una pareja idónea lo llevaba a vivir una vida sexual, al mismo tiempo, desenfrenada y reprimida.

"Por ejemplo, prostitutas apenas (sic) admitieron que en el Hotel Kaisrhof eran fervientemente admiradas por él (Hitler), siempre y cuando aparecieran con su pareja o un hombre. Una mujer sola es usualmente ignorada por él a menos que estuviera en grupo".

Bajo el mandato de Adolfo Hitler en la Alemania nazi, la homosexualidad era considerado un "defecto" que degradaba la pureza racial de la raza aria, por lo que su identificación, persecución y asesinato en masa se convirtió en una política de gobierno.

Para identificarlos en los campos de concentración, se dispuso que los condenados a muerte fueran marcados con un triángulo rosa, que los representaba como la clase más baja dentro de los campos de exterminio. No hay un cálculo exacto sobre cuántos homosexuales, lesbianas y bisexuales fueron asesinados bajo el mandato de Hitler, pero las cifras oscilan entre 5 y 100 mil.

Hitler sostuvo una larga relación sentimental con su novia fotógrafa Eva Braun desde que él tenía 17 años. De acuerdo con la versión más popular sobre la muerte de Hitler, ambos se casaron 40 horas antes de la entrada de Ejército Rojo a la capital alemana, lo que significaba la caída del nazismo. Ante la inminente derrota, ya casados, ambos se suicidaron para evitar ser aprehendidos. Ella tenía 33; él, 54.