MÉXICO
07/10/2018 10:27 AM CDT | Actualizado 07/10/2018 10:30 AM CDT

Venta de droga y extorsión: Así operan Los Budas en el Mercado de San Ángel

Diariamente ambulantes y franeleros deben pagar entre 150 y 300 pesos para poder trabajar.

Locatarios, vendedores ambulantes y franeleros aseguraron que la organización delictiva es la que controla la zona desde hace varios años con la anuencia de los elementos de la policía de Ciudad de México quienes “se hacen de la vista gorda”.
Eduardo Jiménez / Excélsior
Locatarios, vendedores ambulantes y franeleros aseguraron que la organización delictiva es la que controla la zona desde hace varios años con la anuencia de los elementos de la policía de Ciudad de México quienes “se hacen de la vista gorda”.

Los Budas es el nombre el grupo criminal que distribuye la droga y cobra el derecho del piso en el mercado de San Ángel y en sus inmediaciones.

Locatarios del mercado Melchor Múzquiz, vendedores ambulantes y franeleros revelaron que la organización delictiva es la que controla la zona desde hace varios años con la anuencia de los elementos de la policía de la Ciudad de México que "se hacen de la vista gorda".

Los entrevistados, quienes pidieron el anonimato por el temor a represalias, detallaron que todos los días son extorsionados por esta banda que los acosa y no los deja trabajar a menos que paguen una cuota.

Una de ellos aseguró que un sujeto apodado El Checo, detenido durante un operativo del pasado viernes 5 de octubre, es uno de los líderes de la banda Los Budas y es uno los miembros más agresivos de ese grupo.

Pese a esto, los extorsionadores volvieron a recorrer la zona advirtiéndole a la gente que de todas maneras debían pagar puntualmente su cuota.

Pasaron en la mañana y me dijeron que no se me olvidara mi cuota de 150 pesos. Me cobran diario, eso por dejarme trabajar cuatro espacios de estacionamiento", detalló el entrevistado.

Diariamente ambulantes y franeleros deben pagar entre 150 y 300 pesos para poder trabajar. La gente de la zona también identifica como su líder a un sujeto apodado El Zángano y aseguran que la extorsión comenzó con un hombre identificado como Miguel, quien ya murió.

El mercado Melchor Múzquiz trabaja de manera habitual y las vialidades aledañas como Arteaga, Doctor Gálvez, Doctor Elguero, Múzquiz y Rey Cuauhtémoc se ven más limpias luego del retiro de vehículos que llevaban semanas estacionados en la zona y que se presume eran usados para la venta de droga.

La presencia policiaca es moderada, ya que los agentes que participaron en el operativo fueron retirados del área.

Este texto se publicó originalmente en Excélsior y fue editado para su publicación.