UN MUNDO MEJOR
05/10/2018 12:28 PM CDT | Actualizado 05/10/2018 3:59 PM CDT

54 candidatos trans darán batalla en las elecciones de Brasil contra la ultraderecha

Nunca antes Brasil había tenido tantas candidaturas de personas trans y sucede justo cuando el favorito para ganar la presidencia es un exmilitar homofóbico

En 2014, hubo 5 candidatas y candidatos trans; este año son más de 50.
SIPA USA/PA Images
En 2014, hubo 5 candidatas y candidatos trans; este año son más de 50.

Por primera vez en la historia de Brasil, 54 integrantes de la comunidad transgénero y transexual están en la competencia por algún cargo a elección popular en los comicios que se celebrarán este fin de semana y en los cuales se elegirá, entre otros puestos, al próximo presidente del país.

Nunca antes tantas personas trans se habían apuntado a competir en una elección; en la elección general de 2014, cuando el triunfo presidencial lo obtuvo Dilma Rousseff, solo 5 personas trans aparecieron en las boletas.

El histórico pico de estas candidaturas coincide con el ascenso de la ultraderecha en Brasil, personificada por el exmilitar Jair Bolsonaro, favorito para ganar la primera vuelta en las elecciones presidenciales, quien ha dicho que prefiere tener un hijo muerto que uno homosexual y se ha pronunciado por golpear a las parejas del mismo sexo que se demuestren afecto en público.

Las candidaturas de la comunidad trans brasileña están en todos los espacios políticos: por ejemplo, Tifanny Abreu, exdeportista profesional, está nominada por el conservador Partido Movimiento Democrático Brasileño a un escaño en la Cámara de Diputados.

"No quiero que mis sobrinas y sobrinos, o ningún joven en Brasil, tenga que pasar por lo que yo he pasado", contó a la agencia de noticias BBC. "Decidí competir porque no podemos tolerar un país donde no tengamos una representación en el Congreso".

Y Barbara Aires, activista social que pasó la mayoría de su infancia viviendo en las calles de Río de Janeiro, está postulada por el izquierdista Partido Socialismo y Libertad, también aspirante a diputada.

"Cuando solo tienes a hombres ricos y blancos discutiendo políticas públicas, la realidad es que las cosas no van a mejorar para las minorías. Yo quiero llegar al Congreso para ser la voz de los que no hemos tenido voz", dijo Aires a un medio brasileño.

Sus voces representan a una comunidad que busca enfrentar una alza en la violencia: según la Asociación Nacional de Transexuales en Brasil, 179 personas trans fueron asesinadas en 2017 y, en lo que va de este año, ya van 144.