ESTILO DE VIDA
18/09/2018 2:27 PM CDT | Actualizado 18/09/2018 2:33 PM CDT

7 preguntas que deberías hacerle a tu mamá sobre su salud

El historial de salud de tu familia puede darte pistas sobre tu propio bienestar.

Cuando se trata de evaluar tu riesgo de una variedad de condiciones de salud y enfermedades, tus padres pueden proporcionar una gran cantidad de información que puede ayudar a los médicos a tratarte correctamente. Esto es especialmente cierto para tu madre y su lado del árbol genealógico.

No todos los problemas de salud tienen un componente genético, pero saber más sobre tu historial de salud materna puede ayudarte a comprender mejor tu propio cuerpo y hacer predicciones para el futuro. Pero primero, debes hacer las preguntas correctas.

A continuación se encuentran las preguntas que los médicos sugieren que le plantees a tu mamá lo antes posible para obtener un mejor conocimiento sobre tu propio estado de salud:

1. "¿Cómo está la salud de tu corazón?"

Getty Images/iStockphoto
Si algún familiar ha tenido padecimientos cardiovasculares, tú podrías ser propenso a padecerlo.

Puede ser difícil hablar de la muerte de un ser querido, pero si alguien en tu familia murió inesperadamente, esa información podría reflejarse en tu propia salud, dijo Nicole Harkin, cardióloga certificada, lipidóloga y profesora asistente clínica en la Universidad de Nueva York.

Harkin dijo que deberías pedirle a tus padres cualquier historia de enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular o la muerte de un miembro de la familia antes de los 55 años de edad en hombres o 65 en mujeres. Esto se considera una muerte "prematura" y tu médico debe saberlo. Sin embargo, Harkin también dijo que no debes entrar en pánico, incluso si escuchas malas noticias.

"La genética no es un destino para muchos de nosotros", dijo Harkin. "Es importante conocer cualquier historial familiar significativo y, a su vez, minimizar cualquier otro factor de riesgo posible con una dieta y un estilo de vida sanos".

2. "¿Cómo fue tu experiencia con tu período y la menopausia?"

JulyProkopiv via Getty Images
La forma en que se presente tu periodo, puede estar relacionado con el periodo de tu madre.

Puede parecer un mito de la salud, pero en realidad es cierto que el ciclo menstrual de tu propia madre está estrechamente relacionado con el tuyo. Si ella comenzó sus períodos en una edad tardía, probablemente también lo hiciste tú. En la mitad de la vida, tu ciclo puede reflejar el patrón que tu madre tomó en la menopausia.

Felice Gersh, obstetra/ginecóloga y directora de la Práctica Médica Integrativa de Irvine en California, dijo que también deberías preguntarle a tu madre sobre cualquier historial de síndrome de ovario poliquístico (SOP), que es un trastorno hormonal. Este síndrome aumenta las posibilidades de experimentar una gran variedad de problemas metabólicos, de estado de ánimo, de fertilidad y de embarazo, según Gersh.

"SOP es la disfunción endocrina más común de las mujeres, y las hijas de las mujeres con SOP tienen tasas mucho más altas de desarrollarlo ellas mismos que la mujer promedio", dijo Gersh.

3. "¿Tuviste algún problema de embarazo o de parto?"

Lauren Bates via Getty Images
Conocer el historial de embarazo de tu madre puede ayudarte a reducir riesgos en tus embarazos.

La experiencia de tu madre con el embarazo, incluidos problemas de fertilidad, parto, lactancia y posparto, podría proporcionar pistas importantes para tu propia salud ginecológica y obstétrica, según Daniel Roshan, un obstetra/ginecólogo de alto riesgo en Nueva York.

"Muchas condiciones son genéticas", dijo Roshan. "Para las pacientes embarazadas, es bueno conocer el embarazo de su madre, cualquier complicación o problema que puedan haber tenido, como insuficiencia cervical, trabajo de parto prematuro o pérdidas recurrentes de embarazos. [Esto] podría ponerla en mayor riesgo."

4. "¿Alguna vez has tenido cáncer?"

Getty Images
Nuestros padres pudieron haber tenido algún padecimiento que desconozcamos.

Podrías pensar que si tu madre tuviera algún tipo de cáncer, habrías oído hablar de él. Pero ella pudo haber tenido un cáncer pequeño tratable cuando eras joven o antes de que nacieras que nunca te ha compartido. También debes preguntarle acerca de cualquier historial familiar de diferentes tipos de cáncer, dijo Laurie Jeffers, profesora asistente clínica en la Facultad de Enfermería Rory Meyers de la Universidad de Nueva York.

"Muchas predisposiciones genéticas a los cánceres femeninos (ováricos, mamarios) pueden transmitirse desde el lado materno o paterno, como la mutación en los genes BRCA1 o BRCA2, que representan hasta el 15 por ciento de los cánceres de mama y ovario", dijo Jeffers.

La evaluación previa para una serie de afecciones normalmente tiene lugar después de los 50 años, pero si tienes antecedentes familiares de una enfermedad en particular, se te pueden ofrecer pruebas tempranas, dijo Niket Sonpal, profesor asistente adjunto en Touro College of Osteopathic Medicine con base en Nueva York. Por ejemplo, si tienes un pariente de primer grado, como un padre, hermano, hermana o hijo, que tuvo cáncer colorrectal antes de los 60 años o dos parientes de primer grado diagnosticados a cualquier edad, debes comenzar con los procedimientos de detección de cáncer de colon antes, generalmente a los 40 años.

"La evaluación temprana puede salvarte la vida, y tener un historial familiar significa que corres un mayor riesgo. Sin embargo, tener un factor de riesgo, o incluso muchos, no significa que esté seguro que vas a contraer la enfermedad ", dijo Sonpal.

5. "¿Tienes migrañas?"

Getty Images/iStockphoto
La migraña no es un simple dolor de cabeza.

Todos tenemos dolores de cabeza de vez en cuando, pero una migraña no es un dolor de cabeza común. Por lo general, acompañado de una variedad de otros síntomas, como problemas de visión, náuseas y sensibilidad a la luz, el dolor de una migraña puede durar horas y dejarto exhausto por varios días. De acuerdo con The Migraine Research Foundation, las migrañas pueden ser hereditarias, y el 90 por ciento de las víctimas tienen antecedentes familiares de ellas.

"Muchas personas no reconocen sus dolores de cabeza como migrañas y sufren una medicación subóptima", dijo Sonpal. "Saber que tienes un historial familiar podría ayudarte a obtener el tratamiento adecuado más pronto".

6. "¿Tienes algún problema en la piel?"

Fotowizje studio@bartektomczyk.pl
Si existen antecedentes de padecimientos en la piel, deberías revisarte con mayor frecuencia.

El cuidado de la piel requiere más que máscaras faciales. Es importante hablar con tu madre sobre la salud de su piel, incluidos los lunares que le han quitado o cualquier incidente de cáncer de piel, dijo Tsippora Shainhouse, dermatóloga certificada por el consejo en Los Ángeles.

"Es importante saber si tienes antecedentes familiares de melanoma en familiares de primer grado, incluidos padres y hermanos", dijo Shainhouse. "Si lo haces, asegúrate de revisar tu piel anualmente, y con mayor frecuencia si has tenido lesiones sospechosas propias".

7. "¿Cuál es tu historial de salud mental?"

Getty Images
Es importante comunicar los problemas de salud mental.

Tradicionalmente, muchas personas han encontrado que es muy difícil hablar de salud mental, pero es absolutamente vital hacerlo. Es posible que tu madre haya tenido dificultades con la depresión u otros problemas de salud mental y se haya sentido incapaz de hablar abiertamente sobre sus síntomas. Ahora es el momento de ignorar cualquier estigma asociado con las discusiones de salud mental y hablar sobre esta parte importante de tu bienestar general.

"La salud mental es una parte importante de una historia médica integral", dijo Jeffers. "Cualquier historia de depresión, adicción, ansiedad o trastornos del estado de ánimo es muy relevante, ya que estos problemas pueden afectar no solo a las personas sino también a las familias".

Cómo abordar estas conversaciones

Willie B. Thomas via Getty Images

Si tienes una buena relación con tu madre, tener esta conversación puede ser relativamente fácil. Pero para otros, puede ser una experiencia incómoda y potencialmente molesta.

Mary Jean Vorwald, doctora en Activate Healthcare en Indianápolis, dijo que hay algunos consejos que puedes seguir para asegurarte de que todo transcurra sin problemas. Comienza seleccionando una hora y un lugar donde puedas mantener una conversación ininterrumpida y confidencial durante aproximadamente una hora más o menos. Explícale que te recomiendan que averigües todo lo que puedas sobre tu historial médico familiar.

Vorwald recomendó tener esta conversación más temprano que tarde. Esto puede ser particularmente importante antes de tener hijos, para que estés al tanto de cualquier enfermedad congénita. Y, por último, recuerda repetir esta discusión cada cinco a 10 años para ver si algo ha cambiado.

Este artículo fue publicado originalmente en HuffPost.

VIDEO SUGERIDO