CONTENIDO PATROCINADO
13/09/2018 3:38 PM CDT | Actualizado 19/09/2018 4:53 PM CDT

Más allá de un nuevo comienzo

Clodagh Kilcoyne / Reuters

La guerra es una situación que existe. A pesar de lo lejano que podamos sentirlo, hay miles de personas que se despiertan y van a dormir conviviendo con ella; y peor aún, esta situación ha generado que hoy en día existan más de 11 millones de personas desplazadas de sus hogares.

Niños, mujeres, hombres y personas de la tercera edad han sido arrancados de sus hogares, de sus costumbres y de su tierra; la situación no pinta fácil para ninguno de ellos, pues alrededor de 13 millones de personas necesitan ayuda humanitaria para poder reconstruir su vida. ACNUR, la agencia de la ONU para los refugiados, trabaja desde 1950 para ayudar a personas desplazadas por la guerra y otras situaciones de emergencia que los obliga a huir de su país. A través de labores de protección e información, el ACNUR busca que se garanticen los derechos de las personas refugiadas, que cuenten con acceso a albergues, salud y educación.

El ACNUR opera gracias a donaciones voluntarias de empresas y personas que se preocupan por dar la mano a quien más lo necesita. Pero a pesar de los esfuerzos hasta hoy realizados, falta mucho por hacer. Durante el 2017, el ACNUR recibió únicamente el 50% de los fondos necesarios para cubrir la emergencia en Siria, y es justo por esta razón que se ha lanzado la campaña "La guerra nos persigue a todos". Una campaña que busca concientizar a la sociedad sobre la situación que viven los refugiados.

A través de las redes sociales y canales digitales se "persiguió" a los usuarios con contenidos relacionados con la guerra, mostrando la cruda realidad y el daño que causan los conflictos armados en Siria así como la fractura social, el daño familiar y lo complejo que es encontrar un lugar seguro para volver a empezar.

La persecución en redes sociales busca también que los usuarios puedan identificarse con las personas afectadas, generar empatía y conseguir su apoyo.

Apoyar al ACNUR con donativos representa una nueva oportunidad para más de 6 millones de personas que han salido de su hogar en busca de un lugar seguro. Las donaciones serán destinadas a la reunificación de familias, la protección de las personas afectadas y ayuda psicosocial para más de 2.5 millones de refugiados registrados. También se buscará dar nuevas oportunidades educativas a 815,548 niños y sobre todo asegurar que sus derechos humanos les sean garantizados.

Apoyar al ACNUR es la oportunidad de darle la mano a alguien a quien, aunque no conozcamos, sueña con empezar una vida nueva donde pueda encontrar seguridad.

Si tú también quieres hacer la diferencia entra a acnur.org/laguerratesigue.