MÉXICO
12/09/2018 10:43 AM CDT | Actualizado 12/09/2018 11:28 AM CDT

Lo confunden con un porro y lo expulsan... se defiende y la UNAM se disculpa

Fernando Tinajero Muñozcano se enteró de su expulsión con una notificación que dejaron pegada en la puerta de su casa; días después pudo probar su inocencia

Fernando es estudiante del primer semestre de la carrera de derecho en la Facultad de Estudios Superiores Acatlán.
Excélsior
Fernando es estudiante del primer semestre de la carrera de derecho en la Facultad de Estudios Superiores Acatlán.

¿Y si te confundieran con un porro? Esa angustia la vivió Fernando Tinajero Muñozcano por ocho días, después de que la UNAM lo expulsara tras confundirlo con uno de los que participaron en los hechos violentos del pasado 3 de septiembre, en la explanada de la Torre de Rectoría.

La Máxima Casa de Estudios ya reconoció el error al identificar las características físicas de Fernando con otra persona y canceló su expulsión pero para Muñozcano, el haber sido confundido con un porro fue angustiante: su carrera se vería truncada, e incluso, sintió miedo de que pudieran arrestarlo.

Así probó su inocencia

Ahora estoy emocionado ya que voy a regresar a mi carrera, que es por lo que yo estaba luchando, para probar mi inocencia y limpiar mi nombre, nada más que espero que se hagan las investigaciones bien para encontrar a los verdaderos responsables de este ataque tan atroz", dijo Fernando a Excélsior, luego de que la UNAM admitió que se le confundió.

Fernando es estudiante del primer semestre de la carrera de derecho en la Facultad de Estudios Superiores Acatlán, y se enteró de su expulsión a partir de una notificación que dejaron pegada en la puerta de su casa el martes 4 de septiembre; desde entonces, en medio del desconcierto, se dedicó a probar su inocencia

Él logró obtener videos que lo ubican entrando a una pizzería a las 14:50 horas del pasado lunes 3 de septiembre, a unos 38 kilómetros de distancia de CU.

Estaba angustiado con esa experiencia, de un sabor amargo en la garganta, cuando vi que no podía ni siquiera entrar a mi historial académico; sentí mi carrera truncada, pero me enfoqué principalmente a buscar las evidencias para comprobar mi inocencia, lo bueno es que tuve la posibilidad de acceder a ellas", relató.

"Yo sé que fue un error, pero sí fue algo grave, entonces más que nada espero poder tener la disculpa de la universidad y poder volver a la escuela, yo no tengo nada en contra de la Universidad y tampoco pienso entrar una lucha en contra ellos", concluyó.

"Usted disculpe"

La UNAM ya informó que solicitó al presidente del Tribunal Universitario, Julián Güitrón Fuentevilla, le sean restablecidos los derechos universitarios a Fernando Tinajero Muñozcano.

"Hubo una confusión al identificar las características físicas del estudiante con otra persona que sí intervino en los hechos violentos suscitados el pasado 3 de septiembre en la explanada de la Torre de Rectoría...

La Universidad ha ofrecido ya una disculpa al alumno afectado y a sus familiares por los inconvenientes que la confusión les haya causado en detrimento de su imagen personal y académica", detalló la UNAM en un comunicado.

Asimismo, señaló que continuará la investigación, identificación y denuncia, ante la autoridad correspondiente, de los responsables de la agresión

El martes 4 de septiembre, un día después de que grupos de porros armados con piedras, cohetones, bombas molotov y armas punzo-cortantes atacaron a estudiantes del CCH Azcapotzalco que se manifestaban en forma pacífica en la explanada de la Rectoría, el rector de la UNAM, Enrique Graue, informó que firmó la expulsión definitiva de 18 personas, entre ellos estaba Fernando Tinajero Muñozcano, estudiante de derecho de la FES Acatlán, ubicada en Naucalpan, Estado de México.

Caerán todos, ofrece Graue

El rector de la UNAM, Enrique Graue, aseguró que no descansará hasta que se detenga a los responsables de los hechos de violencia ocurridos el pasado 3 de septiembre.

Quiero darle la certeza a la comunidad de que no me detendré en ninguno de estos problemas jurídicos que eventualmente se planteen y que seguiremos demandado la justicia plena para la Universidad", afirmó.

Manifestó que la UNAM se mantiene a la espera de las resoluciones de las autoridades competentes para que haga justicia a los universitarios agredidos.

"Y no descansaré hasta que se encuentre a los responsables. Estamos todos muy indignados por los sucesos del pasado 3 de septiembre; desde ese mismo día la Universidad presentó la denuncia de los hechos ante la Procuraduría de Justicia de la Ciudad de México", insistió el rector.

Esta nota se publicó originalmente en Excélsior.