MÉXICO
11/09/2018 5:00 AM CDT | Actualizado 11/09/2018 5:00 AM CDT

Las tuercas que López Obrador deberá apretar en el combate a la pobreza, según el Coneval

El poder adquisitivo del ingreso laboral es el mayor reto en México en el combate a la pobreza, por lo que el Coneval no ve descabellada la propuesta de AMLO de aumentar el salario mínimo a 101 pesos.

Cuartoscuro

Cuál es el modelo de política social que se requiere y con qué instrumentos se va a conseguir son dos de las preguntas que el próximo gobierno de Andrés Manuel López Obrador deberá plantear y clarificar a fin de tener un combate a la pobreza más certero.

En un sexenio, el de Enrique Peña Nieto, en el que el jefe del Ejecutivo presumió en su último informe de gobierno que, de acuerdo con cifras del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), más de 2 millones de personas superaron la pobreza extrema alimentaria, López Obrador se enfrentará, en contra parte, a un México con más pobres.

A decir del secretario ejecutivo de Coneval, Gonzalo Hernández Licona, entre 2012 y 2016 la pobreza extrema sí cayó, como presumió Peña, pero la pobreza amplia creció en cerca de 100 mil personas.

Coneval.

La explicación más sencilla que da Hernández Licona es la operación de programas sociales que realmente inciden entre "la población con más pobreza", generalmente en zonas rurales, mientras que hay un abandono en las zonas urbanas, particularmente en lo referente al ingreso, y es entre estas poblaciones donde más ha crecido la pobreza.

Coneval.

Han sido las poblaciones urbanas las que entre 2012 y 2014 han visto más vulnerado su poder adquisitivo del ingreso laboral, siendo este el mayor reto para los gobiernos en el combate a la pobreza, apunta Hernández Licona, al ser parte fundamental del bienestar de las familias y de la reducción de la pobreza.

Un factor determinante al medir pobreza es el ingreso y este "ha tenido vaivenes muy fuertes desde 1992 y con más claridad desde 2005, vemos un ingreso de las familias que a veces sube, que a veces baja, a veces baja mucho, luego baja mucho", explica el secretario ejecutivo del Coneval y reitera el constante llamado que ha hecho el Consejo de incrementar el salario mínimo en México.

En este sentido, la propuesta de López Obrador para incrementar el salario mínimo a 101 pesos en 2019 no es descabellada para el Coneval.

"Se hicieron esfuerzos (para que el salario mínimo incrementara) en los últimos dos años, incrementarlo más allá de la inercia, entre 3 y 4.5%, los últimos años incrementó más, 9%, 10%, lo cual es un avance...

Llegar a 100 a 101 pesos no es descabellado, no traería un problemas en el campo laboral y tampoco tendría un problema de inflación", apuntó Gonzalo Hernández Licona.

En agosto pasado, Gerardo Esquivel, quien será el subsecretario de egresos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) en el próximo gobierno, dio a conocer que AMLO aumentará el salario mínimo de 88.36 a 101 pesos, un incremento de 14.3%. Mientras que Luisa María Alcalde, propuesta para dirigir la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) dio a conocer el 11 de julio pasado que han sostenido reuniones con el Banco de México (Banxico) para que el salario mínimo llegue a 171 pesos hacia el año 2024.

Sin embargo, acota Hernández, reducir la pobreza no es solo un tema de salario mínimo es un tema de generación de empleos, de productividad, la gran pregunta –dice-- es de qué manera podemos generar ingresos crecientes a partir de los trabajos del día a día.

Coneval.

RESULTADOS MIXTOS Y LAS NOTAS QUE DEBERÁ TOMAR AMLO

Para el Coneval, con base en su informe de evaluación de la política social, los resultados en materia de seguridad social son mixtos, con "cosas que avanzan y otras que no".

Hernández Licona reconoce que hay más casos con piso firme, más niños acudiendo a la escuela, más acceso a la salud, pero se cuestiona la calidad y el seguimiento y coordinación que se da en torno a políticas públicas.

"Cuando los gobiernos se dan cuenta de que reducir la pobreza es un tema de varias secretarías y dependencias, vamos por buen camino, si le dejamos a la Sedesol (que a partir del 1 de diciembre se llamará Secretaría del Bienestar, según lo anunciado por López Obrador) bajar la pobreza, vamos a fracasar", dice el secretario ejecutivo de Coneval.

La medición de Coneval se hace con base en siete aspectos: ingreso; rezago educativo; acceso a servicios de salud; acceso a seguridad social; acceso a alimentación; calidad y espacios de la vivienda; y acceso a servicios básicos de la vivienda.

En este sentido para el Coneval, los anuncios de López Obrador sobre incrementar el monto del apoyo a adultos mayores, el programa de aprendices, el apoyo a los campesinos pueden ser buenos en el combate a la pobreza de estar bien localizados y focalizados, de llegar también a la población objetivo y "siempre y cuando la inflación no suba mucho y los empleos sigan creciendo."

Actualmente, el Coneval trabaja con el equipo de transición de López Obrador en entregarle información a fin de tener evidencia y tomar decisiones respecto a los programas sociales.

"Vamos a seguir generando información, el Coneval está para eso, especialmente en las transiciones, donde hay gente nueva (...) Seguiremos trabajando con María Luisa Albores (quien será la titular de la Secretaría del Bienestar), con quien nos hemos juntado varias veces para dar información", apuntó Hernández.

En México, el 41% de adultos mayores está en pobreza, en este sentido, Hernández recomienda para reducir la pobreza en este sector empezar con el aproximadamente 25% de los adultos mayores que no reciben ningún tipo de apoyo, "ellos serían la primera (población) que tiene por primera vez en su vida un apoyo."

Cuatro de cada diez adultos mayores en México están en situación de pobreza. En total, 34.6% vive en pobreza moderada y 6.6% en pobreza extrema, de acuerdo con los datos más recientes del Coneval, al corte de 2017.

COORDINADORES CON COORDINACIÓN

Para el Coneval, la política social más que generación de programas regulados debe estar enfocada en "una transformación en la forma en que se hacen las cosas de manera general", en dónde se va a poner la política social.

El Consejo aún desconoce cómo será la forma de operar y de trabajar con los 32 coordinadores estatales que en el gobierno de López Obrador estarán encargados de vigilar los programas de desarrollo y, que a su vez, sustituirán a los delegados de las dependencias federales.

Especial

Sin embargo, Hernández Licona llamó a la prudencia y la claridad en la coordinación, pues cuando "el presidente deja solo ya al coordinador, vemos que la coordinación deja de funcionar".

Recordó el programa Microrregiones, creado en el gobierno de Vicente Fox, para combatir la pobreza extrema en las zonas rurales, el cual no prosperó e incluso generó más pobreza, como reportó el diario La Jornada en 2006.

DOF.

Una historia similar al programa 100x100 echado a andar durante el sexenio de Felipe Calderón con la pretensión de combatir la pobreza y marginación de los 125 municipios más pobres del país.

"Lo vimos con Fox y con Calderón, cuando Fox dejó de entusiasmarse con Microrregiones, todo se derrumbó (...) Lo mismo pasó con 100x100 de Calderón, cuando el presidente dejó de interesarse, la coordinación se esfumó (...) Cuando involucras a muchos delegados, la coordinación puede complicarse", concluye el secretario ejecutivo del Coneval.