INTERNACIONAL
08/09/2018 11:22 AM CDT | Actualizado 08/09/2018 11:43 AM CDT

📹 Un policía de Cincinnati descarga una pistola eléctrica en una niña de 11 años

El video muestra al policía que regaña y culpa a la niña acusada de robo de haberle provocado para usar la pistola eléctrica.

Un material videográfico recién publicado por el Departamento de Policía de Cincinnati muestra a un oficial reprimiendo a una niña de 11 años de edad, después de que él la sometió con una pistola eléctrica tras un presunto robo en una tienda el mes pasado. "Esta es la razón por la cual no hay tiendas de abarrotes en vecindarios negros", le dice.

El video, que comienza después del presunto robo, muestra al oficial Kevin Brown escoltando a la niña a la parte posterior de la tienda de abarrotes para interrogarla.

"Cariño, lo último que quiero hacer es matarte así. Cuando digo 'alto', te detienes. Sabes que estás atrapada. Solo te detienes. Eso hirió mi corazón, hacerte eso.

"Entonces tengo que escuchar a todos estos idiotas aquí en el estacionamiento. Dime cómo me equivoqué al darte una paliza. Tú violaste la ley. Y huiste cuando traté de atraparte".

"¿Sabes qué, cariño?", continúa. "Esta es la razón por la cual no hay tiendas de abarrotes en vecindarios comunidad negros. Por todo esto está pasando".

Tanto Brown como la niña son afroestadounidenses.

Según una copia de revisión de uso de fuerza, Brown trabajaba como guardia de seguridad para la tienda en ese momento y no estaba de servicio para el Departamento de Policía de Cincinnati (CPD). Si bien el CPD permite a los oficiales utilizar tasers (pistola de descarga eléctrica) en sospechosos de tan solo 7 años de edad, detener a un ladrón con esta no es un uso aprobado, sin importar la edad que tengan.

"Estamos extremadamente preocupados cuando la fuerza es utilizada por uno de nuestros oficiales en un niño de esta edad", dijo el jefe de policía de Cincinnati, Eliot Isaac, en un comunicado después del incidente. "Como resultado, realizaremos una revisión exhaustiva de nuestras políticas relacionadas con el uso de la fuerza en menores y la corrección de las acciones de los agentes [sic]".

Esa revisión interna concluyó que Brown violó varias políticas:

  • Usar un taser en circunstancias que no sean para defensa propia o para controlar a un sujeto que se resista activamente al arresto.
  • Falló al amenazar a la niña con aturdirla si seguía corriendo.
  • Falló al encender su cámara corporal hasta después de usar la taser.
  • Hacer un comentario prejuicioso sobre las tiendas de abarrotes y un vecindario negro.

Brown niega que su comentario sobre las tiendas de abarrotes fuera prejuicioso, argumentando en la revisión que podía apoyar su declaración con estadísticas y que, por lo tanto, no tenía prejuicios.

Esa defensa no la aceptó Iris Roley, activista y directora del programa del Frente Unido Negro de Cincinnati.

"Si este oficial piensa que niños pequeños que roban comida es la razón por no tener las tiendas de abarrotes en un vecindario negro, debería trabajar en el bosque", dijo al Cincinnati Enquirer.

"Kroger está rodeado de comunidades negras y personas negras, y él está allí para proporcionar una seguridad razonable, para no causar este tipo de caos", dijo Roley. "No creo que deban aturdir a ningún niño de cualquier edad a menos que exista un peligro claro".

Todos los cargos contra la chica han sido retirados. WCPO informa que Brown se enfrentará a una audiencia predisciplinaria para revisar la investigación.

Este texto se publicó originalmente en HuffPost.