ESTILO DE VIDA
29/08/2018 11:47 AM CDT | Actualizado 29/08/2018 11:47 AM CDT

¿Qué es el cannabidiol y por qué puede ayudar a combatir la ansiedad?

Los productos de CBD han ganado popularidad en el tratamiento de algunas enfermedades mentales como la ansiedad.

Bloomberg via Getty Images
Más personas están recurriendo al CBD como una forma de manejar problemas de salud mental.

La ansiedad nos afecta a casi todos de maneras pequeñas. Antes de dar un discurso o hacer algo nuevo, podemos sentirnos inseguros, no preparados o nerviosos. Algunos de esos sentimientos pueden manifestarse con síntomas físicos como dificultad para respirar, manos sudorosas o dolores de cabeza.

Sin embargo, para las personas que han sido diagnosticadas con un trastorno de ansiedad o que experimentan ataques de pánico, este fenómeno es mucho más serio que simplemente sentirse abrumado. Puede ser debilitante.

Los tratamientos típicos para la ansiedad suelen enfocarse en la terapia, la medicación o ambos. Esto incluye terapia de conversación o terapia cognitivo conductual y medicamentos como benzodiazepinas, antidepresivos, bloqueadores beta e IRSN (inhibidores de la recaptación de serotonina y norepinefrina). Pero las soluciones no farmacéuticas se vuelven cada vez más populares, especialmente a medida que surge más información sobre ellas. Caso en cuestión: productos CBD.

RJ Sangosti via Getty Images

Primero lo primero: ¿qué es el CBD?

El CBD, o cannabidiol, proviene de la planta del cannabis (también conocida como la planta natural con que se hace el cáñamo y la marihuana). Esta planta produce más de 400 productos químicos distintos, uno de ellos es el CBD. Los productos de CBD en sí mismos contienen poco o nada de THC, el componente psicoactivo que se encuentra en la planta y que hace que los consumidores se sientan high o apedreados. Esto, sin embargo, no hace que el producto sea libre de usarse sin repercusiones legales en cualquier lugar del mundo.

El CBD puede encontrarse en aceites, o puede agregarse a cremas, ungüentos y productos de belleza o incluso se puede consumir a través de alimentos como gomitas de CBD. Joel Greengrass, CEO de Theramu, una compañía que crea aceite de CBD no THC, dijo que ha observado un gran aumento en el interés y la popularidad del CBD por la demanda en el cuidado de la piel y en el sector que procura el bienestar, así como para el tratamiento variable para distintas condiciones de ansiedad.

"El conocimiento general sobre el CBD y la variedad de dolencias y síntomas que puede aliviar está aumentando a diario, al igual que el deseo de alejarse de los productos farmacéuticos de prescripción", dijo Greengrass.

El CBD puede ayudar con la ansiedad o problemas de salud mental.

Virginia Thornley, neuróloga certificada en Sarasota, Florida, reseña artículos científicos sobre el cannabidiol. Explicó que los efectos del CBD son similares a los medicamentos contra la ansiedad o los antidepresivos. El CBD no tiene "propiedades psicoactivas en comparación con altas dosis de THC y también ayuda con el trastorno de estrés postraumático", dijo.

Investigadores de la Universidad de São Paulo, en Brasil, encontraron beneficios similares al tratamiento de la ansiedad social y el miedo, y los resultados mostraron que "el cannabinoide demostró disminuir la ansiedad en pacientes con fobia social", según su estudio de 2017.

Blake Pearson, fundador de GreenlyMed y médico activo en Ontario, Canadá, se especializa en medicina cannabinoide y dijo que personalmente ha visto a pacientes disminuir su consumo de medicamentos recetados o que se ha reducido los efectos secundarios negativos de tomar otros medicamentos. Sin embargo, a Pearson le gustaría saber de una investigación más sólida, que incluya ensayos controlados aleatorios.

"Desafortunadamente, los científicos estadounidenses aún tienen dificultades para asegurar fondos para la investigación porque la marihuana sigue siendo una sustancia Lista 1 en el país —una visión controvertida que coloca a esta sustancia a la par con la heroína, el LSD y el éxtasis—", dijo Pearson. Los medicamentos de la Lista 1 se identifican como "sin uso médico actualmente aceptado con un alto potencial de abuso", según la Administración para el Control de Drogas (DEA). Esta designación puede hacer que la investigación sea un desafío, agregó Pearson.

Los datos que arrojan las primeras investigaciones también sugieren que el CBD tiene beneficios medicinales de largo alcance. Un estudio de 2013 publicado en el British Journal of Clinical Pharmacology encontró que "el CBD demostró virtudes que incluyen actuar en algunos modelos experimentales como un agente antiinflamatorio, anticonvulsivo, antioxidante, antiemético, ansiolítico y antipsicótico". Es decir, el CBD podría ser utilizado como "medicina potencial para el tratamiento de neuroinflamación, epilepsia, lesión oxidativa, vómitos y náuseas, ansiedad y esquizofrenia".

Spencer Platt via Getty Images

Se requiere mayor investigación.

Todo esto, sin duda, no significa que todos deben comprar CBD y tirar a la basura su medicamento con receta. Algunos expertos continúan teniendo preocupaciones sobre el CBD como tratamiento de salud mental y aconsejan a los pacientes que actúen con precaución.

"Faltan datos sólidos sobre el CBD. Hubo solo pequeños ensayos de investigación que mostraron algún beneficio, otros no mostraron ninguno ", dijo Pritham Raj, internista y psiquiatra en Portland, Oregon. "Entonces, el jurado aún allá afuera. Esto no significa que el CBD no funciona para tratar la ansiedad, simplemente significa que no tenemos suficiente información para presentar un argumento sólido para que se use el CBD como un tratamiento oficial".

No obstante, el uso del CBD es mejor a que los pacientes se automediquen con marihuana en un intento por tratar la ansiedad, agregó Raj.

Entre la mayoría de los componentes del cannabis, "El CBD es la mejor de todas las opciones para reducir la ansiedad", dijo Raj. "Se ha demostrado de manera más definitiva que el THC puede aumentar la ansiedad, por lo que automedicarse con productos tradicionales de marihuana a menudo provoca mayores niveles de ansiedad".

Pearson estuvo de acuerdo en que se necesita más investigación, pero cree que vale la pena intentarlo.

"Para aquellos pacientes que han probado y fallado con medicamentos recetados contra la ansiedad o desean otra opción por otras razones, el CBD es una alternativa potencial con un buen perfil de seguridad que ofrece menos efectos secundarios y menos contraindicaciones que otras sustancias", aseguró Pearson. "Si bien no funcione para todos, ofrece una alternativa más amigable".

La Organización Mundial de la Salud adopta una postura similar, diciendo que no hay evidencia de abuso potencial o daño asociado con el uso del CBD puro. Sin embargo, la OMS previene sobre su uso como medicamento hasta que se hayan acumulado nuevas investigaciones y pruebas. Y, por supuesto, siempre es mejor hablar con tu médico antes de realizar cualquier cambio en tu rutina de salud.

Este artículo se publicó originalmente en HuffPost.

Si quieres recibir más información sobre la legalización y usos de la marihuana en México y el mundo suscríbete a nuestro boletín mensual aquí.