ESTILO DE VIDA
24/08/2018 11:08 AM CDT | Actualizado 24/08/2018 11:08 AM CDT

El mezcal está fuera de control (y muy premiado)

Cada vez tenemos más razones para estar orgullosos de nuestro país, y esta bebida mexicana no es la excepción.

El mezcal, una de las bebidas favoritas de los mexicanos y de los extranjeros que vienen a México en busca de algo tradicional, nos dio dos buenas razones (además del gran disfrute de un buen trago) para estar orgullosos de este producto auténticamente mexicano.

Trifonov_Evgeniy via Getty Images
El mezcal es un destilado que proviene del corazón del maguey.

Por un lado, la gran calidad de mezcal que se produce en México fue reconocida a nivel internacional. Se trata del mezcal Alipús San Andrés, que recibió la Gran Medalla de Oro en la categoría de destilados en la Segunda Edición del México Selection by Concours Mondial de Bruxelles.

Además este producto, que se elabora artesanalmente en Oaxaca, busca generar una economía rural en dicho estado.

Mezcal Alipús San Andrés
Mezcal Alipús San Andrés, ganador de la Gran Medalla de Oro.

Por otro lado, está el mezcal Amores, que decidió sumarse a los esfuerzos por el cuidado del medio ambiente.

Mezcal Amores se convirtió en la primera casa mezcalera en México y en el mundo en recibir la certificación de Carbono Neutral con la Licencia Bilan Carbone, herramienta metodológica creada por el Ministerio del Medio Ambiente y del Control del Energía en Francia (ADEME). Esto significa que se han cuantificado, reducido y compensado las emisiones de gases de efecto invernadero del producto.

Mezcal Amores
Mezcal Amores decidió comprometerse con el cuidado del medio ambiente.

En cuanto a la compensación de emisiones, Mezcal Amores está compensando las emisiones completas de la actividad y del ciclo de vida de sus productos. Todo esto gracias a la adquisición de 1000 certificados provenientes de un proyecto de preservación de recursos forestales en el Amazonas, Brasil, monitoreado y estrictamente verificado por el Verified Carbon Standard (VCS).

Estas dos casas mezcaleras son un gran orgullo para México, pero sobre todo un ejemplo para muchas otras marcas de cómo México puede brillar en escenarios internacionales y también sobre cómo nos podemos unir al cuidado del medio ambiente y al trabajo por el bien común.

Además, el mezcal ha tenido un gran crecimiento en los últimos años, incluso en una escala internacional.

Según el Informe Estadístico 2017 del Consejo Regulador del Mezcal, la producción incrementó casi en un millón de litros entre 2016 y 2017, alcanzando casi lo 4 millones de litros de mezcal producidos en 2017.

En cuanto a la exportación, se registró un aumento de casi 800 mil litros en 2017 en comparación con los datos registrados en 2016, acercándose a los 3 millones de litros envasados para llevar al extranjero.

Pero eso no lo es todo, lo que más llama la atención no son solo los números, sino el alcance que ha tenido el mezcal para llegar a países muy lejanos y en donde este destilado no era consumido anteriormente. El Consejo Regulador de Mezcal registró que en 2017 el mezcal fue introducido a 11 nuevos países, dentro de los cuales se encuentran Bahréin, Andorra y Serbia.