NEGOCIOS
24/08/2018 3:01 PM CDT | Actualizado 24/08/2018 4:31 PM CDT

Así podrían beneficiarse los tres países del TLCAN, según Gerardo Esquivel

Habría que retomar la visión de un bloque comercial regional, apunta Gerardo Esquivel, propuesto para ocupar la Subsecretaría de Egresos de la Secretaría de Hacienda en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Cuando, en 1991, se comenzó a coquetear con la idea de crear un frente comercial de América del Norte, entre México, Estados Unidos y Canadá, se hizo con la premisa de la formación de un bloque comercial regional que pudiera competir con otros bloques de otras regiones.

Hoy, 27 años después, el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), ese bloque comercial con el que se pretendía darle batalla comercial a otras regiones, parece vulnerable ante una discusión en que cada país parece pelear por lo suyo.

Sin embargo, la forma en que el TLCAN podría beneficiar a los tres países que lo integran sería si se retomara su misión primigenia, asegura Gerardo Esquivel --propuesto para ocupar la Subsecretaría de Egresos de la Secretaría de Hacienda en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador--, es decir como un bloque comercial regional y poder, así, competir con otros bloques.

Una idea en concordancia con la del expresidente Carlos Salina de Gortari, quien fuera el responsable de negociar la puesta en marcha del TLCAN y su ratificación y quien ha sostenido que solo Norteamérica, como región, puede ser una plataforma comercial de competencia efectiva para los países que lo constituyen.

Aunque la negociación formal del TLCAN comenzó el 1 de junio de 1991 fue hasta diciembre de 1992 que Salinas de Gortari firmó el acuerdo comercial con George Bush (EU) y Brian Mulroney (Canadá), aunque con la llegada de Bill Clinton a la presidencia, el tratado trastabilló, pues Clinton tenía una oposición histórica al acuerdo, como el mismo Salinas recordó en 2017, casi tras la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca.

http://eprints.lse.ac.uk
Imagen publicada por Carlos Salinas de Gortari en su texto sobre el TLCAN publicado por la London School of Economics and Political Science.

Finalmente se pudo convencer a Clinton de los beneficios del TLCAN que hoy enfrenta nuevos cuestionamientos bajo la óptica de la administración Trump.

HuffPost.

Pero qué sigue para la región en un escenario en el que al gobierno mexicano no le importó mucho reducir las desigualdades, ni como integración del TLCAN ni para incentivar el desarrollo interno, planteó Esquivel en el Colegio de México durante la mesa redonda "América del Norte más allá del TLCAN".

Para ello, explica el doctor en Economía, la próxima administración federal insistirá en el desarrollo de la zona sur del país en un escenario, apunta, en que prevalecerá la migración, pero documentada, y una integración de América del Norte más allá del Tratado de Libre Comercio para lograr "una región más homogénea."

Hay muchos factores subyacentes estructurales que favorecerán y alternarán la integración de América del Norte, tanto por la vía del comercio como por la vía migratoria, y la integración continuará porque hay factores que la empujan y la alientan". Gerardo Esquivel.