INTERNACIONAL
21/08/2018 3:45 PM CDT | Actualizado 22/08/2018 4:59 PM CDT

Exabogado de Trump se entrega al FBI y llega a un acuerdo

Michael Cohen es el hombre que dijo que “recibiría una bala por el presidente".

Michael Cohen, quien trabajó durante más de una década como leal abogado de Donald Trump, se declarará culpable en un acuerdo alcanzado con los fiscales federales, informaron varios medios este martes.

El Distrito Sur de Nueva York aún no ha anunciado cargos. La declaración se relaciona con los pagos que Cohen hizo a las mujeres en nombre de Trump, informó The New York Times.

Los fiscales se habían centrado en posibles infracciones bancarias y de fraude tributario relacionadas con el negocio del medallón de taxis de la familia Cohen, The Times informó durante el fin de semana citando a personas familiarizadas con el asunto. Se dijo que los investigadores estaban evaluando 20 millones de dólares en préstamos que el abogado obtuvo de dos bancos del área de Nueva York para determinar si tergiversó el valor de sus activos. También analizaron si Cohen no informó los ingresos del negocio de taxis al IRS.

Un abogado de Cohen dijo en abril que los fiscales federales en Nueva York estaban investigando a su cliente por una recomendación del asesor especial Robert Mueller, que está investigando la interferencia de Rusia en las elecciones de 2016.

Cohen, de 51 años, habría estado esperando una acusación por un tiempo. Combinado con su relación deteriorada con el presidente, el atolladero jurídico del abogado podría empujarlo a cooperar con los fiscales de cualquier manera que pueda.

En una redada el 9 de abril en la casa, la oficina y la habitación de hotel de Cohen en Nueva York, el FBI tomó grabaciones y material de sus teléfonos celulares, tabletas y computadoras portátiles y de una caja de seguridad, según el Times. Los fiscales ya habían obtenido muchos de los correos electrónicos de Cohen, señaló el diario.

Días después de que el FBI se apoderara de las pertenencias de Cohen, algo raro para los abogados, los fiscales dijeron que estaban investigando sus negocios personales. The Washington Post informó que las autoridades estaban buscando pruebas del posible involucramiento de Cohen en fraudes bancarios, fraude electrónico y violaciones al financiamiento de campañas. Según los informes, parte de la información confiscada estaba relacionada con los 130 mil dólares que Cohen le pagó a la actriz de cine para adultos Stormy Daniels (cuyo verdadero nombre es Stephanie Clifford) por su silencio para no revelar que tuvo una aventura con Trump.

A principios de agosto, The Wall Street Journal informó que era el negocio del medallón de taxis de Cohen el que había estado bajo escrutinio.

Cohen solía ser conocido como el "solucionador" leal de Trump, el hombre que aplastó los escándalos que surgieron durante la carrera presidencial de la exestrella de los reality. "Soy el tipo que protege al presidente y la familia", dijo a Vanity Fair el año pasado. "Soy el hombre que recibiría una bala por el presidente".

El presidente reaccionó con furia ante las redadas de la primavera del FBI en nombre de Cohen, al tuitear "¡El privilegio abogado-cliente está muerto!" Y "¡CAZA DE LA BRUJA TOTAL!".

Sin embargo, su relación fue llevada a un terreno rocoso cuando los medios informaron que los fiscales habían obtenido una grabación hecha por Cohen en la que él y Trump parecen discutir cómo silenciar a otra mujer, Karen McDougal, quien también dice que tuvo una aventura con Trump. Se sabía que Cohen grababa conversaciones y las almacenaba digitalmente, pero hasta ese momento no estaba claro que esas cintas incluían conversaciones con Trump.

CNN publicó la grabación de McDougal en julio. The Washington Post informó que los fiscales pueden tener más de 100 archivos similares en la mano.

Los informes de los medios indicaron que Cohen podría estar dispuesto a rechazar a su exjefe, divulgando información que podría ser perjudicial para el presidente y su administración, ya que la principal prioridad de Cohen fue proteger a su propia familia.

Trump respondió. Su nuevo abogado personal, el exalcalde de Nueva York, Rudy Giuliani, hizo circular noticias por cable para atacar la reputación de Cohen, calificándolo de "manipulador patológico" y "mentiroso". Mientras tanto, Trump siguió eludiendo la idea de que podría haberlo hecho. nada malo.

Cohen se ha mantenido en el centro del escándalo por Daniels, quien dijo que tuvo una aventura con Trump en 2006. El abogado admitió haberle pagado después de que Daniels reveló a principios de este año que había recibido 130 dólares a cambio de su silencio.

Cohen afirmó que ni la campaña de Trump ni la Organización Trump lo reembolsaron por ese dinero, aunque no mencionó si Trump lo había hecho personalmente.

Mientras tanto, el cuento de Trump del pago ha cambiado con el tiempo. El presidente le dijo a los reporteros a bordo del Air Force One a principios de abril, pocos días antes de la redada del FBI, que no tenía conocimiento previo del pago a Daniels. Pero Giuliani pareció disputar el reclamo de Trump un mes después cuando afirmó que Trump había reembolsado personalmente a Cohen a través de pagos mensuales de 35 mil dólares. Giuliani dijo que el plan de pago, que ascendía a unos 460 mil dólares comenzó poco después de las elecciones.

Para complicar las cosas, Cohen también recibía pagos al mismo tiempo de Columbus Nova, una firma de inversión estadounidense afiliada a la compañía de un oligarca ruso.

Columbus Nova confirmó su relación con Cohen, pero dijo que el oligarca, el multimillonario Viktor Vekselberg, no tenía nada que ver con retenerlo. CNN informó que Mueller ha interrogado a Vekselberg sobre esos pagos, ya que Vekselberg es un asociado cercano del presidente ruso Vladimir Putin.

Se alega que Columbus Nova le pagó a Cohen alrededor de 500 mil dólares, según Michael Avenatti, el abogado de Daniels, y varias agencias de noticias. Avenatti afirmó que los pagos "pueden haber reembolsado" a Cohen por los 130 mil dólares que le entregó a Daniels.

La imagen completa de la intromisión de Rusia en las elecciones estadounidenses aún está por verse.

Cohen tiene otras conexiones con esa nación, que también han inspirado preguntas. El abogado representó a Trump en un proyecto de bienes raíces en Moscú durante la campaña de 2016, en un momento en que envió un correo electrónico al vocero de Putin en busca de ayuda. También se lo menciona en el informe del exoficial de inteligencia británico, Christopher Steele, que alega una conspiración entre la campaña de Trump y el gobierno ruso. El expediente afirma que Cohen viajó a Praga unos meses antes de las elecciones de 2016 para reunirse con funcionarios rusos, un viaje que el abogado ha negado vehementemente.

Independientemente de lo que pueda implicar su pasado, el abogado de Cohen, Lanny Davis, insiste en que su cliente está comprometido a hacer lo correcto.

Cohen "ha dado un giro en su vida", dijo Davis en julio, y agregó: "Ahora está dedicado a decir la verdad".

Este texto se publicó originalmente en el HuffPost US.