POLÍTICA
20/08/2018 4:48 PM CDT | Actualizado 20/08/2018 4:49 PM CDT

Comunidades alzan la voz en la SCJN para exigir su derecho a participar en megaproyectos

Comités de Cuenca Río Sonora y FPDT-­Atenco protestaron afuera de la SCJN para exigir su derecho a la participación pública en asuntos ambientales.

Tramo del Río Sonora que pertenece contaminado desde el 6 de agosto de 2014 cuando se registró el derrame de 40 mil metros cúbicos de desechos tóxicos en los ríos Bacanuchi y Sonora por una falla en la infraestructura de la mina de Buenavista del Cobre, a cargo de Grupo México, en Aconchi, Sonora, el 9 de septiembre de 2014.
RASHIDE FRÍAS/CUARTOSCURO
Tramo del Río Sonora que pertenece contaminado desde el 6 de agosto de 2014 cuando se registró el derrame de 40 mil metros cúbicos de desechos tóxicos en los ríos Bacanuchi y Sonora por una falla en la infraestructura de la mina de Buenavista del Cobre, a cargo de Grupo México, en Aconchi, Sonora, el 9 de septiembre de 2014.

A tan solo dos días de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) decida sobre el derecho de las comunidades a participar en asuntos ambientales, representantes de las comunidades de Bacánuchi, Sonora, y Atenco, Estado de México. alzaron la voz afuera de la Corte.

Los Comités de Cuenca Río Sonora y FDPT-Atenco, acompañados por una decena de organizaciones, presentaron un Amicus Curiae, para exponer elementos jurídicos sobre el derecho a la participación pública en asuntos ambientales, específicamente en el caso de la ampliación de una presa de jales de la minera Buenavista del Cobre, S.A. de C.V., construido por Grupo México.

"La ampliación de la presa de jales, del mismo Grupo México, nos está trayendo más problemas. Hay filtraciones de ácidos para acá. Ahora los rumores son de que nos van a mover más lejos, nos van a desplazar. Nosotros no queremos irnos, porque de aquí somos", explicó en un comunicado María Elena Bustamante, habitante de Bacánuchi.

Las comunidades buscan que no solo que la SCJN falle a su favor en el tema de la presa de jales, sino que sienten un precedente y defina criterios para la participación de estas comunidades en las decisiones que se tomen sobre megaproyectos, como la polémica construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco, que ha sido cuestionado por ejidatarios y por organizaciones por el desastre ambiental que tendría para las zonas aledañas y para la capital del país.

El amparo que revisará la SCJN se da a 4 años del mayor desastre ecológico en la historia minera de México, cuando "40 millones de litros de sulfato de cobre acidulado, provenientes de la mina de Grupo México, terminaron en los ríos Bacánuchi y Sonora, y afectaron seriamente a más de 22 mil personas e indirectamente a más de 250 mil", señalaron las organizaciones.

"Nunca nos han tomado en cuenta. Ni antes, ni ahora", señaló Maribel Bustamante, quien como parte de la comunidad de Bacánuchi exige #ParticipaciónYa en los megaproyectos que se desarrollen.

Los comités levantaron la voz, será este miércoles 22 de agosto de 2018 cuando la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) decida si las comunidades pueden participar en asuntos que afectan el medio ambiente.