MÉXICO
19/08/2018 2:49 PM CDT | Actualizado 19/08/2018 2:49 PM CDT

Provocan 'abejicidio’ en Quintana Roo para sembrar chile habanero

Los volúmenes de miel para la cosecha más cercana, entre octubre y noviembre, se han perdido.

Un empresario de Yucatán utilizó el pesticida fipronil que mató a miles de abejas del municipio de José María Morelos, Quintana Roo.
PeladoClimbing via Getty Images
Un empresario de Yucatán utilizó el pesticida fipronil que mató a miles de abejas del municipio de José María Morelos, Quintana Roo.

El uso de un químico tóxico para fumigar un terreno en el municipio de José María Morelos, Quintana Roo provocó la muerte de miles de abejas que se encontraban en más de 300 colmenas de 18 apicultores del ejido Candelaria.

La acción fue llevada a cabo por empleados de un empresario de Yucatán, identificado como Pablo Mendoza, quien busca sembrar chile habanero en la zona. De acuerdo con El Universal, el pesticida utilizado fue fipronil, cuyo nombre comercial es Regenet 4SC, que es admitido en México, aunque en 2013 países de la Unión Europea prohibieron su uso y está clasificado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como un plaguicida de 'clase II'.

El Consejo Civil Mexicano para la Silvicultura Sostenible Península de Yucatán (CCMSS-PY) calculó los daños en más de dos millones de pesos pues cada colmena tiene la capacidad para albergar miles de abejas, en ocasiones de 50 mil a 80 mil. Los efectos químicos abarcaron una radio aproximado de cuatro kilómetros.

Por lo anterior, los volúmenes de miel para la cosecha más cercana, entre octubre y noviembre, se han perdido y con ello, los ingresos de las familias mayas que viven de la producción mielera.

Wilson Ayala Mex, uno de los apicultores afectados, señaló al diario que al tratar de interponer una denuncia ante el Ministerio Público las autoridades les dijeron que la muerte de las abejas no es un delito y que la institución carecía de competencia.

No obstante, el Código Penal del estado posee un capítulo que versa sobre los Delitos en Materia de Apicultura y, en su artículo 147, fracción II, indica que quien o quienes "destruyan colmenas, miel, abejas, panales y productos apícolas" incurren en un delito en materia de apicultura.