INTERNACIONAL
18/08/2018 7:00 AM CDT | Actualizado 18/08/2018 7:05 AM CDT

Kofi Annan, el ex secretario general de la ONU, ha muerto a los 80 años

Kofi Annan, diplomático ghanés, ha sido recordado como "una fuerza guía para el bien" y un "visionario".

El ex secretario general de la ONU, Kofi Anna, durante una sesión fotográfica en París en diciembre de 2017.
JOEL SAGET vía Getty Images
El ex secretario general de la ONU, Kofi Anna, durante una sesión fotográfica en París en diciembre de 2017.

Kofi Annan, ex secretario general de las Naciones Unidas, murió a la edad de 80 años la madrugada del sábado en un hospital en Berna, Suiza, luego de una breve enfermedad no especificada.

La muerte del Premio Nobel de la Paz, que nació en Ghana en 1938, fue confirmada por la Fundación Kofi Annan en Twitter:

"Su esposa Nane y sus hijos Ama, Kojo y Nina estuvieron a su lado durante sus últimos días", escribió la fundación que lleva su nombre.

Annan se convirtió en el séptimo secretario general de Naciones Unidas (y su primer africano negro) en 1997, tras ascender en las filas del sistema desde su primer cargo en la Organización Mundial de la Salud de oficial administrativo y de presupuesto en 1962.

Permaneció en el cargo más alto de secretario general por dos periodos, hasta 2006. Obtuvo el Premio Nobel de la Paz en 2001, junto con la ONU, por "revitalizar" el cuerpo y dar "prioridad a los derechos humanos".

Pero como notó la agencia de noticias Reuters, Annan fue criticado durante su tiempo como jefe de las fuerzas de paz de la ONU por no haber "detenido el genocidio en Ruanda en la década de 1990".

"La comunidad internacional falló en Ruanda y eso nos debe dejar siempre con un sentimiento de pesar amargo", dijo Annan en 2004. "Creí en ese momento que estaba haciendo mi mejor esfuerzo. Pero después del genocidio me di cuenta de que había más que podía y debería haber hecho para hacer sonar la alarma y obtener apoyo".

El escándalo de petróleo por alimentos de la ONU y la segunda guerra de Irak, contra la cual Annan hizo campaña, también ocurrió bajo su supervisión.

Después de dejar el cargo principal, Annan luego se desempeñó como enviado especial de Estados Unidos para Siria.

La fundación desribió a Annan como "un estadista global y un internacionalista profundamente comprometido que luchó durante toda su vida por un mundo más justo y pacífico". Lo llamó "un ferviente defensor de la paz, el desarrollo sostenible, los derechos humanos y el estado de derecho". "

"Lo extrañaremos muchísimo en todo el mundo, al igual que el personal de la Fundación y sus muchos antiguos colegas del sistema de las Naciones Unidas", agregó. "Él permanecerá en nuestros corazones para siempre".

El actual secretario general de la ONU, António Guterres, describió a Annan como una "fuerza guía para el bien", "un buen amigo y mentor" y "alguien a quien siempre podría acudir en busca de consejo y sabiduría".

"Proporcionó a las personas de todo el mundo un espacio para el diálogo, un lugar para la resolución de problemas y un camino hacia un mundo mejor", dijo Guterres a través de una declaración compartida en línea. "En estos tiempos turbulentos y difíciles, nunca dejó de trabajar para dar vida a los valores de la Carta de las Naciones Unidas. Su legado seguirá siendo una verdadera inspiración para todos nosotros".

La presidenta de Ghana, Nana Akufo-Addo, elogió a Annan por brindarle "considerable renombre a nuestro país por este puesto y por su conducta y comportamiento en la arena global". "Creía fervientemente en la capacidad del ghanés para trazar su propio rumbo, en el camino del progreso y la prosperidad", agregó en Twitter.

La Agencia de Migración de la ONU rindió homenaje al "visionario" Annan con esta publicación:

Otros tributos para el diplomático también se han publicado:

Este texto se publicó originalmente en HuffPost.