INTERNACIONAL
17/08/2018 5:00 AM CDT | Actualizado 17/08/2018 10:16 AM CDT

Este gato será inmortalizado en una escultura dentro de una catedral en Londres

Doorkins Magnificat es un querido residente de la parroquia de Southwark de Londres.

En la época navideña de 2008, Doorkins Magnificat comenzó a visitar las puertas del suroeste de la catedral en busca de comida.
BBC / Facebook
En la época navideña de 2008, Doorkins Magnificat comenzó a visitar las puertas del suroeste de la catedral en busca de comida.

La mayoría de los gatos tienen nueve vidas. Este felino británico apunta a la inmortalidad.

Doorkins Magnificat es un querido y veterano residente de la Catedral de Southwark de Londres que tendrá una piedra tallada con su figura, la cual será instalada en una pared del lado norte de la iglesia que tiene siglos de antigüedad.

Su incorporación está programada para el 20 de agosto, lo que significa que la memoria del gato seguirá viva en la catedral durante las próximas décadas.

El tallado en piedra, llamado corbel, es uno de los cuatro diseños de los estudiantes de la Escuela de Arte City & Guilds de Londres que reemplazará las ménsulas erosionadas en el lado norte de la catedral. Las otras tres representan al cercano mercado de Borough, la sufragista Evelyn Sharp y Wayne Marques, un oficial de policía británico que resultó herido durante el ataque terrorista del Puente de Londres 2017.

La escultura de Doorkins fue creada por Miriam Johnson, una estudiante de Escultura Histórica en la Escuela de Arte.

Si bien las noticias sobre el gato corbel salieron a la luz por primera vez a principios de este año, numerosos medios de comunicación retomaron la historia esta semana después de que la BBC presentara al gato en un nuevo video .

El libro de Doorkins para enriquecer la historia ha capturado los corazones de los visitantes de todo el mundo. El gato, que se estima tiene alrededor de 13 años, comenzó su vida como un vagabundo en busca de desechos en el mercado de Borough. En la época navideña de 2008, comenzó a visitar las puertas del suroeste de la catedral en busca de comida.

El personal de la catedral tardó un poco en convencerla de cruzar la puerta y entrar a la iglesia. De acuerdo con el London Evening Standard, es por eso que el personal le dio el nombre de Doorkins, una obra de Richard Dawkins, el famoso ateo y escritor británico.

Su apellido, Magnificat, proviene de una canción atribuida a la Virgen María en la Biblia, que se ha incorporado a los servicios de la iglesia anglicana.

Después de cruzar el umbral, Doorkins rápidamente se hizo sentir como en casa. Según la catedral, no es raro que los visitantes vean al gato caminando por el altar durante un servicio. También le gusta dormir en el asiento oficial del decano o la siesta en el cementerio. Durante el Adviento, a veces se la puede encontrar escondida en el heno de la escena de la natividad.

Los visitantes comenzaron a congregarse en la catedral solo para ver Doorkins. Hoy en día, el gato es una celebridad con su propio libro, una línea de mercancía y una formidable presencia en las redes sociales.

El reverendísimo Andrew Nunn, decano de la catedral, le dijo a la BBC que espera que cuando la gente vea la ménsula de Doorkins, diga: "¿Por qué demonios hay un gato aquí?".

"Y que alguien estará allí para contar la historia de un pequeño gato callejero solitario que se metió en una iglesia y se encontró en casa", dijo Nunn. "Y tal vez vagarán y se encontrarán en casa también".