POLÍTICA
17/08/2018 10:13 AM CDT | Actualizado 17/08/2018 12:41 PM CDT

Los pros, los contras, los tiempos y la consulta sobre el NAIM, según el equipo de AMLO

Los costos, los tiempos, lo positivo y lo negativo de las dos propuestas para el nuevo aeropuerto sobre la que deberán decidir los mexicanos, a través de una consulta nacional, según el equipo de López Obrador.

Andrés Manuel López Obrador, presidente electo de Mexico, acompañado de Alfonso Romo, próximo coordinador de la oficina de la presidencia y Javier Jiménez Espriú, próximo Secretario de Comunicaciones y Transportes.
Cuartoscuro.
Andrés Manuel López Obrador, presidente electo de Mexico, acompañado de Alfonso Romo, próximo coordinador de la oficina de la presidencia y Javier Jiménez Espriú, próximo Secretario de Comunicaciones y Transportes.

Los costos, lo positivo y lo negativo de dos propuestas para el nuevo aeropuerto, así como los tiempos que tendrá la discusión del proyecto fueron puestos sobre la mesa por el secretario de Comunicaciones y Transportes propuesto, Javier Jiménez Espriú.

Fue este 17 de agosto cuando se dio a conocer el dictamen técnico que elaboró el equipo del presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, en el que se mantuvo con las dos propuestas que yamconocemos: continuar con el proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco o continuar con la operación del actual aeropuerto y construir dos pistas en la Base Aérea Militar de Santa Lucía, a 35 kilómetros del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

Pero antes, López Obrador adelantó que estarían "a disposición de todos los mexicanos los anexos técnicos para que se cuente con toda la información y se vayan definiendo los criterios y se tome entre todos lo más conveniente para este asunto de interés nacional". Los documentos, base del dictamen técnico que se le dio al presidente electo, pueden consultarse en esta liga.

Jiménez Espriú enlistó los pros y contras de ambas opciones. Sobre el proyecto actual del NAIM destacó su cercanía con la Ciudad de México y su mayor capacidad; como aspectos negativos señaló el mayor costo de construcción, que pasó de 169 mil mdp en 2014 a 300 mil mdp a la fecha, altos costos de mantenimiento -- aún por determinar--, retraso de al menos 4 años en la construcción del aeropuerto, así como mayor riesgo en el inicio de las operaciones, cierre del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) y de la Base Aérea Militar de Santa Lucía, la transformación del lago Nabor Carillo para convertirse en laguna de regulación de inundaciones y otros impactos ambientales negativos.

Sobre continuar con la operación del AICM y construir dos pistas en la Base Aérea Militar de Santa Lucía, Jiménez Espriú destacó que se conservarían ambos aeropuertos, tomaría menos tiempo arrancar las operaciones, mejor condición del suelo en Santa Lucía, menos impacto negativo, menor costo de construcción, de 70 mil mdp, y de mantenimiento y se fortalecería en sistema aeroportuario del Valle de México.

Como aspectos negativos, Jiménez señaló el dictamen del MITRE, el cual consideran que es inviable la operación simultánea de los dos aeropuertos, "por la fuerte interferencia que hay en las aproximaciones de aeronaves (para aterrizar o despegar) entre la zonas referidas". Sin embargo, dijo el futuro titular de la SCT, "nuestros técnicos y un grupo de técnicos chilenos consideran que sí es viable, aunque señalan la necesidad imperiosa de un estudio a profundidad de otra agencia internacional de prestigio, el cual tomaría cinco meses y tendría un costo de entre 150 y 200 millones de pesos".

Asimismo, destacó que tener operaciones separadas de dos aeropuertos tendría un costo para las aerolíneas y podría generar incomodidades para los pasajeros.

LA RUTA CRÍTICA PARA LA CONSULTA

Javier Jiménez Espriú dijo que de inmediato se entregará formalmente toda la información recabada a las asociaciones de ingenieros que voluntariamente decidieron opinar, con base en lo acordado el pasado 6 de agosto, y organizaciones de la sociedad civil y del sector empresarial que lo soliciten.

A partir del lunes 20 de agosto, el equipo que participó en el análisis informará con mayor detalle sobre las dos opciones a través de los medios de comunicación.

Asimismo, que la comisión dictaminadora --integrada por Javier Jiménez Espriú , Alfonso Romo Garza, Carlos Manuel Urzúa Macías, José María Riobóo Martí y Sergio Rubén Samaniego Huerta-- hablará con directivos de medios de comunicación del país para que se cuente con espacios y tiempos suficientes para difundir ampliamente las opiniones y propuestas que se tengan a partir de la consulta ciudadana.

A más tardar para el 5 de septiembre, dijo, se espera tener la opinión de los ingenieros y las organizaciones civiles y empresariales.

El 8 de septiembre se darán a conocer todos los dictámenes recibidos y las opiniones, y se presentarán las bases para los foros de discusión en radio, televisión, periódicos y redes sociales con la participación de quienes estén a favor y en contra de cualquiera de las dos opciones.

La última semana de octubre, apuntó Jiménez, se realizará la "consulta o encuesta nacional" con carácter vinculatorio y, con base en ello, "se tomará la decisión definitiva."

VIDEO SUGERIDO