POLÍTICA
17/08/2018 12:30 PM CDT | Actualizado 17/08/2018 12:37 PM CDT

El Quijote, AMLO y el NAIM

Ni desazar ni desfacer entuertos, AMLO cita al Quijote para hablar del NAIM.

Especial.

El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, y el secretario de Comunicaciones y Transportes propuesto, Javier Jiménez Espriú, dieron a conocer el contenido del dictamen del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) este 17 de agosto y ahí el tabasqueño "parafraseó" al Qujiote para hablar del tema.

El presidente electo lo hizo para llamar al "pueblo de México" a ayudar a su gobierno a destrabar el asunto del NAIM, el cual heredará de la administración actual.

Lo puedo resumir con las palabras del Quijote, parafraseando al Quijote, llamo al pueblo de México a que nos ayuden a desazar entuertos, que nos ayuden a resolver sobre este asunto complicado, difícil, que heredamos, pero que tenemos que enfrentar de la mejor manera posible."

Luego, una vez que Jiménez Espriú hubo resumido el dictamen técnico, el cual le será compartido al presidente Enrique Peña Nieto el próximo lunes 20 de agosto, López Obrador volvió a la obra de Miguel de Cervantes.

"Es enderezar entuertos, así, lo que decía El Quijote, desfacer entuertos, decía, es eso", para reiterar que pedirán el apoyo de los ciudadanos para tomar una decisión sobre el futuro de NAIM.

Pero, ¿qué dijo en realidad el Quijote?

En el capítulo V del Libro Primero, donde se da cuenta del recibimiento que hicieron a Don Quijote unos pastores, se lee:

"Aparecer aquel caballero con su armadura, seguido de aquel abultado escudero, y ponerse en alarma la gente de la majada todo fue uno. Al ronco ladrido de los mastines, que lo anunciaron, salieron los seis pastores que se recogían en dos chozas en aquel sitio, y arremolináronse las ovejas en los rediles, como si temieran el asalto del lobo.

"Dieron aquéllos el alto a los recién llegados; contestaron éstos cortésmente y en son de paz, y entonces, creyéndoles viajeros que buscaban descanso, hiciéronles pasar, ayudándoles a bajarse de las caballerías, y muy sorprendidos de los hierros de que iba cubierto de pies a cabeza D. Quijote.

"-No os alarméis, señores -dijo éste-, de mi aparato guerrero y mi talante. Caballero soy armado, que corre el mundo para desfacer agravios y enderezar entuertos, y no podría sin esta mi lanza, en cuya punta está el hierro de la justicia, y sin esta espada que me sirve, y la paz de Dios sea con todos".

VIDEO SUGERIDO