POLÍTICA
15/08/2018 5:00 AM CDT | Actualizado 15/08/2018 1:28 PM CDT

Fracking, la herencia de la Reforma Energética de Peña que AMLO no está dispuesto a adoptar

La fractura hidráulica o fracking se extiende cada vez más en México con el aval del gobierno, pero con López Obrador esta práctica podría ser revertida.

Una pancarta en protesta en Roseacre, al norte de Inglaterra.
Phil Noble / Reuters
Una pancarta en protesta en Roseacre, al norte de Inglaterra.

Andrés Manuel López Obrador anunció, todavía como virtual presidente electo, que en su administración pondría fin a la práctica de la fractura hidráulica (fracking), que ya se realiza en algunas regiones del norte de México.

"No vamos a usar ese método ya para extraer petróleo", dijo López Obrador en conferencia de prensa el pasado 31 de julio al ser cuestionado al respecto.

Pero hasta ahí no ha dicho más. Aunque, de alguna forma, este 14 de agosto dejó entrever que se mantendría en su señalamiento si es concordante con las declaraciones de que en su gobierno no se realizarán proyectos sin consultar a los pueblos originarios y comunidades al anunciar la creación del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas, que sustituirá a la Comisión Nacional para el Desarrollo de Pueblos Indígenas, a cargo de Adelfo Regino Montes.

En los lugares donde actualmente se lleva a cabo esta polémica práctica las comunidades no han sido consultadas, ha denunciado la Alianza Mexicana Contra el Fracking.

Pero la sentencia en torno al fracking de López Obrador de inmediato encendió luces rojas en Coahuila, donde ya se lleva a cabo y donde el exgobernador y presidente del clúster energético, Rogelio Montemayor Seguy, le pidió prudencia y precisar a qué se refería.

"He señalado que a mí me cuesta trabajo entender el alcance de esa postura porque también él ha dicho que quiere reducir la dependencia energética, quiere respetar los contratos firmados, quiere respetar la reforma energética y la parte que me causa problema es que esta técnica de fracturación se usa para cualquier tipo de perforación y si no se va hacer como va a poder aumentar la producción", acusó Montemayoy Seguy.

El 8 de agosto pasado, un grupo de militantes de Morena se manifestaron en la presidencia municipal de Piedras Negras en rechazo al fracking y a la vez apoyar la declaración de López Obrador sobre poner fin a la práctica. En sentido similar han ido las voces de candidatos triunfadores a regidores municipales por el mismo partido.

Es muy evidente que su justificación se enfoca en el interés empresarial de las transnacionales y no el interés de la gente, de la sustentabilidad de la regiones y las comunidades."Alianza Mexicana contra el Fracking.

"En Coahuila, el fracking se ha hecho desde 2011 a espaldas de la sociedad sin que se informara hasta ahora, no sabemos de dónde vino el agua, qué se hizo con los residuos que se extrajeron, pero una parte se queda abajo contaminado el agua, el suelo, el subsuelo", denuncia Waldo Terry, miembro de la Alianza Mexicana contra el Fracking y habitante de Piedras Negras, Coahuila, en entrevista con el HuffPost.

En su discurso, las autoridades esgrimen que si el fracking se regula se evitarán los daños sobre las poblaciones, el ambiente y el clima. Por ello, en marzo de 2017, la Agencia de Seguridad Industrial y Protección al Ambiente (ASEA) publicó los lineamientos en materia de seguridad industrial, seguridad operativa y protección al ambiente para proyectos de gas y petróleo no convencionales y en agosto de aquel año la Comisión Nacional del Agua (Conagua) hizo lo propio con los lineamientos de la protección y conservación de las aguas nacionales en actividades de exploración y extracción de hidrocarburos en yacimientos no convencionales.

Se establecieron (los lineamientos), pero siendo la empresa juez y parte, donde la empresa va a reportar si tuvo alguna fuga, no hay capacidad del estado para técnicos o supervisores, y se lo dejan a la empresa".Alianza Mexicana contra el Fracking .

Sin embargo, "el fracking no puede ser regulado. Como señalan Eduardo D'Elia y Roberto Ochandio, ingenieros petroleros con larga experiencia en este sector, se trata de una técnica experimental. Lo que significa que, a pesar del monitoreo en superficie para controlar la evolución de las fracturas, no se puede evitar que alcancen zonas porosas y permeables, por fuera de la formación a fracturar", escribió la investigadora de Fundar, Aroa de la Fuente para el HuffPost en agosto de 2017.

EN BREVE, DE ESTO VA EL FRACKING

Es la técnica para recuperar hidrocarburos, gas metano --principalmente--, rompiendo placas profundas en rocas de lutitas bituminosas a gran presión con agua y productos químicos.

Le llaman no convencional porque se hace una perforación vertical hasta alcanzar la capa geológica de las lutitas, tras eso se hace una perforación horizontal con grandes cantidades de agua y productos químicos.

En Estados Unidos, por ejemplo, la polémica se divide. En Nueva York está prohibido, pero en Texas lo que está prohibido es protestar contra dicha práctica.

www.nofrackingmexico.org

EL EMPEÑO DEL GOBIERNO DE PEÑA

Pese a la evidencia existente en Estados Unidos y otros países sobre los impactos negativos e inevitables del fracking para la extracción de hidrocarburos no convencionales, el gobierno mexicano dio luz verde a este método con la aprobación de la Reforma Energética, como parte de las reformas estructurales del Pacto por México.

Desde 2015, se tenían miles de registros de casos de contaminación del agua en Estados Unidos e hicieron sonar la alarma en México sin que hasta ahora la práctica haya sido revertida.

Recordemos que en pleno diciembre de 2013, la Cámara de Diputados aprobó en fast track la Reforma Energética, que ya venía de ser aprobada en el Senado, para que ocho días después, el 20 de diciembre, apareciera publicada en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

DOF.

"Lo que se hizo fue justificar eso por la caída de la producción de energéticos, justificaron que México no tenía dinero y que necesitaban capital extranjero, tecnología y, atrás de ello, el fracking; con eso se justificó la explosión que este gobierno le ha dado", apunta Terry.

http://www.nofrackingmexico.org/

En marzo de este año, el gobierno de Enrique Peña Nieto dio banderazo al proceso de fracking para obtener gas y petróleo. El 1 de marzo, el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, hizo pública la tercera convocatoria de la Ronda 3 en áreas terrestres llamadas "no convencionales".

La licitación para este tipo de recursos estaba programada desde la Ronda 1, en el 2015, pero se retrasó hasta que la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), la Conagua y la ASEA publicaran los lineamientos, en 2017, en los que el gobierno ha defendido recoger las mejores prácticas de otros países.

El 27 de junio pasado, la CNH suscribió 16 contratos de la Tercera Licitación de la Ronda Tres, Licitación Pública Internacional CNH-R03-L01/2017, bajo la modalidad de Producción Compartida para la Exploración y Extracción de Hidrocarburos en Aguas Someras de tres sectores del Golfo de México: Burgos, Tampico- Misantla-Veracruz y Cuencas del Sureste.

Se firmaron 16 contratos de 35 áreas contractuales puestas a concurso en esta licitación de la Ronda Tres. Se firmaron cuatro contratos de áreas ubicadas en el sector Burgos; cuatro en el sector Tampico- Misantla-Veracruz; y ocho en el sector Cuencas del Sureste, que fueron adjudicados a 12 licitantes en el acto de apertura de propuestas realizado el pasado 27 de marzo de 2018.

Sener.

Las 16 áreas asignadas tienen una superficie total de 11 mil 020 kilómetros cuadrados y recursos prospectivos asociados a los contratos adjudicados son de 513 millones de barriles de petróleo crudo equivalente.

Sener.

En caso de éxito exploratorio la inversión total estimada podría ascender a 8.6 miles de millones de dólares durante la vigencia de los contratos, los cuales tendrán una duración de 30 años con dos posibles prórrogas de 5 años cada una, sujetas a la continuidad de las actividades de extracción de hidrocarburos en las áreas contractuales, apuntó entonces la Secretaría de Energía (Sener).

Joaquín Coldwell, titular de la Sener, estimó que la primera producción en las 16 áreas podría materializarse hacia el año 2022, "alcanzando una producción máxima de 264 mil barriles diarios de petróleo al día en el año 2025. Este volumen representaría el 9.7% de la producción diaria actual. Las inversiones serían cercanas a los 8 mil 626 millones de dólares a lo largo de la vida de los contratos".

Sin embargo, refiere Terry, el fracking tiene un bajo rendimiento, una baja productividad y un costo muy alto. "Para mantener el nivel de producción tienen que estar explorando y explotando nuevos pozos continuamente para mantener la producción y para, el segundo año, un pozo ya se habrá agotado al 70%."

Las áreas del territorio que fueron entregadas para la explotación de gas y petróleo no convencional mediante fracking en la Cuenca de Burgos, en el estado de Tamaulipas, se suman a las de Coahuila, Nuevo León, Veracruz y Puebla.

La Sener dijo que hay planes para extender esa actividad a San Luis Potosí, Hidalgo y Oaxaca.

Asimismo, la dependencia tenía previsto anunciar a los ganadores de la Ronda 3.3, la primera con la que se licitarían recursos lutíferos o shale extraídos con fracking mediante pozos horizontales en el país, en septiembre próximo, pero se pospuso a febrero de 2019.

La demanda de la Alianza Mexicana contra Fracking es que la Ronda 3.3 se cancele.

PROHIBICIÓN TERMINANTE CON AMLO

Para la Alianza Mexicana Contra el Fracking, el mensaje que envía López Obrador "está muy bien", luego de que con el gobierno actual hay un divorcio entre las políticas de Estado y los intereses de la sociedad, señalan.

La petición es clara: el fracking se debe prohibir terminantemente, bajo el sustento "que han tomado países como Francia, el principio precautorio, es decir si sé que hay riesgo no voy a arriesgar a mi población, mis fuentes de abastecimiento de agua, con una técnica como ésta", concluye Terry y, para lograrlo, el tema tendría que pasar nuevamente por el legislativo.