ESTILO DE VIDA
15/08/2018 6:51 AM CDT | Actualizado 15/08/2018 6:51 AM CDT

Así es como tu hábito de mascar chicle daña al medio ambiente

Levante la mano los que opinan que mascar chicle es de los peores hábitos.

Person doing bubble with chewing gum on bright background
belchonock
Person doing bubble with chewing gum on bright background

Ya sea que lo uses para verte bien o simplemente para mantener la frescura de tu aliento, el chicle no es bueno para el planeta.

De hecho, en realidad está hecho de ingredientes que lo hacen muy difícil de descomponer, incluido el caucho sintético, que también se usa para fabricar neumáticos y pisos de automóviles. Otro problema es la gran cantidad de basura que causa. De hecho, el 95% de las calles de nuestro país están manchadas de chicle, según Keep Britain Tidy. La Asociación de Gobierno Local también ha recomendado la creación de un impuesto para ayudar a pagar la gran limpieza que se requiere.

Por lo tanto, definitivamente es hora de que nuestro hábito sea lo más ecológico posible. Aquí hay todo lo que necesita saber.

Una vez que lo terminas, no es fácil descomponerlo

Dado que la mayoría de las marcas de goma de mascar no son biodegradables, es probable que éstas estén en el planeta por mucho más tiempo que tú. Un ingrediente particularmente problemático es el acetato de polivinilo, un polímero termoplástico utilizado para hacer cola, que se utiliza en la base de goma de mascar de varios de este tipo de productos en el Reino Unido. Así que literalmente se queda por mucho tiempo después de su uso.

Wrigley, la compañía responsable de las marcas de goma de mascar como Extra, Hubba Bubba y Airwaves ha confirmado que el acetato de polivinilo se usa en una selección de sus productos. Cuando HuffPost UK preguntó qué marcas incluían este ingrediente, Wrigley no pudo confirmarlo.

Pero, ¿sabías que el chicle se puede reciclar?

No te desesperes. Existen formas súper sostenibles para reutilizar su goma de mascar. La diseñadora británica Anna Bullus ayudó a establecer la primera compañía en el mundo para reciclar y reprocesar la goma de mascar. Respaldada por compañías como Wrigley, la nueva empresa, llamada Gum Drop, fabrica productos como lápices, suelas de zapatos y tazas de café.

Según Anna, el chicle es la segunda fuente de basura más grande del mundo, por lo que es un problema ambiental muy importante. "Gastamos £150 millones al año en la limpieza de la basura de los chicles en el Reino Unido. Quería crear una solución que abordara este problema desde el principio y que también incorporara el reciclaje," le dijo a HuffPost en el Reino Unido.

La empresa de reciclaje Terracycle también dirige proyectos de reciclaje de chicles en EE. UU. Y México, y espera agregar estos esfuerzos al resto de sus proyectos en el Reino Unido próximamente. "Limpiamos y mezclamos [el chicle que recolectamos] con otros plásticos y gomas. Luego podemos reformarlo en cosas como topes para puertas y pisos de goma," dijo Stephen Clarke, jefe de comunicaciones de Terracycle Europe, a HuffPost UK.

También hay alternativas de goma de mascar biodegradables

Para aquellos que quieren cambiar a una marca de chicle más ecológica, no temas. La goma de mascar ecológica Chicza no solo es biodegradable, sino que también contiene goma elástica del árbol de chicle, que se encuentra en la selva tropical maya. Se hace hirviendo la savia del árbol hasta convertirla en una pasta espesa. Una opción vegana, sin plástico y sin gluten, que es Chewsy, está hecho de cinco ingredientes completamente naturales.