ENTRETENIMIENTO
14/08/2018 6:47 AM CDT

Por qué nunca verás el tubo de tinta de una pluma lleno

No tiene que ver con el precio o para que compres más.

blue pen on white background
Getty Images/iStockphoto
blue pen on white background

Todos hemos usado alguna vez una pluma Bic, incluso muchos lo hacemos a diario desde que íbamos al colegio. El clásico Bic Cristal tiene más de 65 años y ha permanecido prácticamente igual desde que se creó, con su capuchón azul y su tubo hexagonal transparente.

Entre apuntes, exámenes y trabajo seguro que te has fijado en que el tubo de tinta de su interior nunca está lleno del todo. ¿Por qué? No, no es para que cueste menos, ni para que tengas que comprar más, es para que la tinta tenga espacio suficiente para expandirse con el calor. Este recorte en la tinta no tiene ninguna consecuencia aparente en su duración. De hecho, si escribiésemos seguido con un Bic Cristal Medium podríamos llenar una línea de 3 kilómetros.

El Bic se ha convertido en su más de medio siglo de existencia además de un objeto de oficina, en una obra de arte. Incluso en el MoMa de Nueva York y el Centre Pompidou de París exponen este objeto dentro de sus colecciones permanentes.

Desde que se lanzó en 1950, la única alteración la ha sufrido un capuchón, en el que se ha incluido un orificio para evitar la asfixia en caso de atragantamiento u obstrucción de traquea. Seguro que la próxima vez que escribas ya no mirarás tu boli igual.

Este artículo se publicó originalmente en El HuffPost