NEGOCIOS
14/08/2018 9:29 AM CDT | Actualizado 16/08/2018 9:23 AM CDT

La nueva crisis ambiental de Volkswagen en Puebla para no perder 20 mdd

La automotriz instaló cañones antigranizo; además se le acusa del desabasto de mantos acuíferos en Puebla.

MTP Noticias

Que se pierdan las cosechas de los campesinos, pero no tener pérdidas por 381.6 millones de pesos (mdp) en este año por daños a autos recién fabricados en Puebla por granizadas.

Esta es la lógica con la que respondieron directivos de la empresa Volkswagen México este lunes, tras el reportaje de MTPNoticias sobre el uso y alcances de cañones antigranizo. Los directivos de la armadora mantuvieron su postura de continuar con el bombardeo de nubes, pese al llamado del gobierno estatal para suspender esta actividad y evitar un conflicto social.

Julio Marín Leal, director de Gestión Ambiental y Sustentabilidad de la fábrica alemana, reconoció que cada que se forma una nube se activan tres cañones, llamados "dispositivos sónicos antigranizo", para ahuyentar granizadas, con tronidos cada siete segundos.

Aunque campesinos y especialistas entrevistados por MTPNoticias afirman que el uso de esta tecnología sí ahuyenta las lluvias debido a que redireccionan las nubes, Marín Leal aseguró este lunes que estos dispositivos no frenan el agua y que "solo afecta en un radio de 1 kilómetro".

Volkswagen se niega a perder millonada

La única razón por la que Volkswagen México se niega a frenar esta actividad es para no perder 20 millones de dólares en daños (mdd) en autos nuevos. Esto equivale a 381.6 mdp, de acuerdo con el tipo de cambio de este 13 de agosto.

"Está en el orden de los 20 mdd los daños. Le puedo decir que en el último año 2017 tuvimos esa afectación", dijo Marín Leal cuando se le cuestionó sobre el costo de daños que busca impedir.

Mientras la compañía busca negociar con el gobierno estatal para no impedir que los cañonazos continúen, los afectados exigen un pago por las 2,000 hectáreas de cosechas que han perdido, mismo que adjudican a falta de lluvias por estos cañonazos.

No obstante, Marín Leal aclaró que la fábrica de autos no está dispuesta a negociar con los quejosos y cubrir los 70 mdp en los que calculan sus pérdidas.

Sin permisos de la Conagua

Sin embargo, los empresarios alemanes buscan continuar con este "bombardeo" sin contar con los permisos de la Conagua o Semarnat. En la conferencia de prensa del lunes se informó que apenas harán los trámites, pero que bastó el aval de la Secretaría de Desarrollo Rural y Ordenamiento Territorial (Sdrsot) para operar los cañones.

MTP Noticias
Imagen reproducida con el permiso de MTP Noticias. En el círculo, el cañón antigranizo en la planta de Volkswagen de Puebla.

Son 3 cañones los que ocupan para lanzar ondas a la superficie. Dos se ubican en la planta armadora en el kilómetro 116 de la autopista México-Puebla y otro en un estacionamiento de la empresa en La Resurrección, al norte de la capital poblana, a la altura del estadio Cuauhtémoc.

...Y aparte, en la mira por exceso consumo de agua

Contra la compañía también existen señalamientos acerca de que está secando mantos acuíferos de la zona metropolitana por excesivo consumo de agua.

Al respecto, Marín Leal admitió que la empresa usa 2 metros cúbicos de agua por automóvil fabricado en su planta en Puebla. Un metro cúbico es el equivalente a 1,000 litros de agua.

Datos de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) señalan que, de enero a junio de 2018, la producción fue de 193 mil 725 unidades.

Esa cantidad representa un promedio de 1,064 vehículos diarios, es decir, para la fabricación de esas unidades, Volkswagen consume 2 millones 128 mil litros por día.

Esta cantidad, comparada con las 239 mil 62 autos que se produjeron de enero a junio de 2017; ello implica una diferencia de 45 mil 337 vehículos que se dejaron se producir. Las cifras de producción significan una reducción del 19 por ciento en la trasnacional.

Este texto se publicó originalmente en MTP Noticias.