INTERNACIONAL
12/08/2018 7:45 PM CDT | Actualizado 12/08/2018 7:47 PM CDT

Un año después de la tragedia de Charlottesville, los supremacistas vuelven a la calle

Al mismo tiempo, por lo menos 300 retractores los esperaron para protestar en contra de las consignas radicales.

Al mismo tiempo, por lo menos 300 retractores los esperaron para protestar en contra de las consignas. 
ZACH GIBSON via Getty Images
Al mismo tiempo, por lo menos 300 retractores los esperaron para protestar en contra de las consignas. 

Hace un año una mujer perdió la vida al ser atropellada por un individuo autodenominado neonazi durante una marcha organizada por un grupo de supremacistas blancos en Charlottesville, Virginia, mientras que otras 19 personas más quedaron heridas. Hoy, otro grupo de supremacistas blancos salieron, de nuevo, a marchar hacia la Casa Blanca.

El grupo de extrema derecha, Unite the Right (Unir a la derecha), marchó protegido por agentes de la policía. Al mismo tiempo, por lo menos 300 retractores los esperaron para protestar en contra de las consignas.

"Unite the Right", que organizó la manifestación de Charlottesville del año pasado, obtuvo permiso para reunir a 400 personas en la plaza Lafayette, ubicada frente a la residencia presidencial, a partir de la 17:30 horas y durante solo dos horas.

ZACH GIBSON via Getty Images
Protestas fuera de la Casa Blanca a un año de los disturbios de Charlottesville.

Ya desde temprano, grupos antirracistas protestaban pacíficamente frente de la Casa Blanca, blandiendo pancartas que decían "No a los nazis, no al KuKlux Klan, y no a un Estados Unidos Fascista".

ZACH GIBSON via Getty Images
Manifestantes protestan en contra de grupos extremistas.

Un importante dispositivo policial se desplegó en toda el área, con barricadas y varias calles cerradas a la circulación de vehículos, especialmente para impedir todo contacto entre manifestantes y contrarios que se espera también acudan a la plaza.

Autoridades estadounidenses prohibieron portar armas de fuego, incluso aunque la gente contara con permiso para hacerlo.

Entre la avanzada de supremacistas que llegó desde una estación de metro del centro de Washington estaba el organizador del evento, Jason Kessler, también responsable de la reunión en Charlottesville.

Mark Wilson via Getty Images
Jason Kessler, organizador de la marcha supremacista blanca.

Kessler había pedido permiso para marchar de nuevo en esa pequeña ciudad de Virginia, pero las autoridades locales se lo negaron, pues al parecer no querían revivir los incidentes del 12 de agosto de 2017.