MÉXICO
12/08/2018 1:17 PM CDT | Actualizado 12/08/2018 1:17 PM CDT

"El que trabaja en sábado Dios lo puede castigar": Increpa un hombre a AMLO

A pesar de que López Obrador no respondió al seguidor religioso que le reclamó trabajar en sábado, es de dominio público que los funcionarios de confianza laborarán de lunes a sábado, cuando menos ocho horas diarias.

Cuartoscuro

Andrés Manuel López Obrador, presidente electo de México, fue increpado por un hombre al momento de salir de su casa de transición en la Colonia Roma, para pedirle que no trabaje los sábados porque "Dios lo puede castigar a él y a todos los mexicanos".

López Obrador no ha dejado de trabajar desde el pasado 1 de julio que arrasó en las urnas. Incluso advirtió que los funcionarios públicos que formen parte de su administración trabajarán, también, precisamente los sábados. No obstante, este sujeto se acercó hasta el vehículo que traslada al tabasqueño para decirle que no se trabaja en ese día "porque es un mandamiento".

"Licenciado, el sábado es el día del Señor, el sábado no se debe de trabajar, es un mandamiento porque dice que el que trabaja el sábado Dios lo puede castigar a usted y a los mexicanos (...) Pueden venir más sismos en el nombre de Dios, vengo a decirle: trabajamos el domingo no el sábado", exclamó el hombre de acuerdo con el testimonio de Reforma.

Trabajar con AMLO

A pesar de que López Obrador no respondió al seguidor religioso que le reclamó trabajar en sábado, es de dominio público que los funcionarios de confianza laborarán de lunes a sábado, cuando menos ocho horas diarias durante el gobierno lopezobradorista.

Además, existen otros puntos que la Cuarta Transformación pretende llevar a la burocracia para mejorar sus servicios como que ningún servidor público podrá contratar a familiares, trabajar en estado de ebriedad o ingerir bebidas alcohólicas en oficinas públicas.

Los funcionarios con puestos gerenciales declararán públicamente los bienes que poseen, y los gastos clasificados como viáticos se otorgarán bajo criterios de austeridad más rigurosos, entre otros.