INTERNACIONAL
10/08/2018 12:21 PM CDT | Actualizado 10/08/2018 12:31 PM CDT

Una madre orca lleva 17 días cargando a su cría muerta 😭

El duelo más desgarrador visto hasta ahora de una orca a su cría muerta.

Una orca afligida cuya cría murió el mes pasado, minutos después de haber nacido, fue vista esta semana llevando el cuerpo de la pequeña ballena alrededor del noroeste del Pacífico, más de 17 días después.

Tahlequah, conocida por los científicos como J35, fue vista el miércoles por científicos canadienses mientras empujaba el cuerpo de su cría en la costa de la Península Olímpica. La volvieron a ver el jueves, todavía aferrándose a los restos.

Su aparente acto de dolor ha sacudido las fibras del corazón del mundo durante semanas y ha demostrado las luchas que enfrenta su amenazada manada de orcas residentes del sur. Solo hay 75 orcas en el grupo, y la cría fue el primer nacido vivo desde 2015.

"Esto es completamente sin precedentes, y honestamente su conjetura es tan buena como la nuestra sobre lo que está sucediendo aquí", dijo en una entrevista telefónica Deborah Giles, investigadora del Centro para la Conservación Biológica de la Universidad de Washington. "Creo que es muy fácil poner las emociones humanas en ello, pero personalmente creo que es preciso. Creo que está afligida".

Los investigadores le dijeron a The Seattle Times que no tienen planes de retirarle el cuerpo a J35 incluso cuando se preocupan por su salud. No está claro si la ballena ha comido, y los científicos creen que su prolongado nado podría estar agotando sus reservas de energía.

Pero el cadáver, que Tahlequah ha transportado por más de 1,600 kilómetros, está empezando a descomponerse, y Giles cree que su luto pronto podría llegar a su fin.

"Está empezando a caerse en pedazos", dijo. "No creo que haya mucho para que J35 se quede mucho más tiempo".

Otra orca del grupo, un cetáceo de 3 años y medio llamada J50, también ha estado en peligro, por lo que los biólogos están preparando un plan de emergencia para salvarla de morir de inanición. Ese plan puede incluir tirar salmón vivo empapado con antibióticos frente a la ballena, con la esperanza de que se los coma.

Giles dijo que el foco de atención en los animales, que de por sí ya es una noticia horrible, ha incrementado la preocupación por sus situaciones. El gobernador de Washington, Jay Inslee, convocó a un grupo de trabajo a principios de este año para abordar la disminución de la población de animales, y el grupo se reunió esta semana por primera vez desde que comenzó el viaje de Tahlequah.

La manada ha sido diezmada en las últimas décadas principalmente debido a la desaparición de su principal fuente de alimento, el salmón chinook.

"Lo hemos estado diciendo durante 20 años, los humanos que hemos estado estudiando estos animales", dijo Giles, antes de señalar que ahora "los animales mismos en las últimas tres semanas, es casi como si hubieran tomado la antorcha".

El investigador dijo que el evento podría obligar a Inslee a usar parte de su capital político para ayudar a las orcas antes de lo esperado.

"El mundo está mirando y el mundo no va a dejar que el status quo continúe", dijo. "Eso es lo que es diferente, tenemos legiones de personas en todo el mundo que están prestando atención".

Este texto se publicó originalmente en HuffPost.