UN MUNDO MEJOR
10/08/2018 11:38 AM CDT | Actualizado 10/08/2018 12:37 PM CDT

Este hombre tiene el mejor trabajo del mundo: llamarte, si ganaste la lotería

Cada vez que alguien gana la lotería, Matt Hart es el primero en llamar y avisar al concursante que es millonario

Un hombre revisa la lista de números ganadores de los boletos de la Lotería Nacional
ANDREA MURCIA /CUARTOSCURO.COM
Un hombre revisa la lista de números ganadores de los boletos de la Lotería Nacional

Cada persona tiene su propia definición de "el trabajo perfecto". Para muchas, sería viajar por el mundo y que le paguen o ser estrella de rock; para otros, ser jugador de futbol o catador de comida gourmet. Pero para Matt Hart la definición es muy sencilla: el mejor trabajo del mundo es el mío.

Matt Hart trabaja en The Lott, el más grande operador de billetes de lotería en Australia. Su trabajo incluye, entre otras cosas, llamar a los jugadores y avisarles que su golpe de suerte, por fin, llegó. Cada año, hace unas 700 llamadas telefónicas que invariablemente incluyen la frase "¡Felicidades! ¡Se ganó la lotería!".

Matt Hart

"Te sientes como una mezcla de Santa Clós, el Hada de los Dientes y el Conejo de Pascuas cuando estás entregando el dinero", contó Hart a un medio digital local. "Cuando lo piensas, es bastante surreal que mi trabajo sea interrumpir la vida de alguien, cada mañana, para decirle que ganaron un premio y que ahora son millonarios o multimillonarios".

Según Hart, el premio promedio es de 10 mil dólares australianos, pero alguna vez llamó para avisar que el concursante había ganado 50 millones, es decir, unos 36,4 millones de dólares americanos.

Las reacciones que recibe son muy variadas: desde gente demasiado sorprendida para hablar, los que gritan, los que lloran y los que corren a abrazar a su pareja. Acaso, la reacción más extraña resultó de su primera llamada en el trabajo: el ganador amenazó con acusarlo con la policía y después colgó. Cuando el concursante finalmente supo que no se trataba de una broma pesada, ni de un intento de extorsión, se disculpó.

Pese a que lleva años haciendo ese trabajo Hart asegura que aún siente "mariposas en el estómago" cada vez que hace una llamada y que quiere seguir por muchos años más. Le emociona descubrir que el mito de que los nuevos ricos dilapidan su dinero en pocos meses.

En realidad, cuenta, la gente que gana suele pensar en cosas más simples como ir al dentista, pagar la hipoteca, retirar a sus padre o, simplemente, tomar unas merecidas vacaciones.