UN MUNDO MEJOR
09/08/2018 9:39 AM CDT | Actualizado 09/08/2018 10:40 AM CDT

Argentina perdió un round en la legalización del aborto, pero Brasil va por la revancha

Mientras las feministas argentinas piensan su nueva estrategia, las brasileñas se preparan para su propia batalla

La movilización de miles de mujeres en Argentina para exigir la despenalización del aborto inspiró a miles más en toda América Latina.
JACOB GARCÍA /CUARTOSCURO.COM
La movilización de miles de mujeres en Argentina para exigir la despenalización del aborto inspiró a miles más en toda América Latina.

Lo que Argentina no pudo lograr, por ahora, tendrá una nueva oportunidad en Brasil. Mientras los grupos feministas y de derechos humanos en la nación albiceleste asimilan el "no" que les propinó el Senado con la propuesta de legalizar el aborto, en Brasil se preparan para ganar esa batalla.

A diferencia de las argentinas, que intentaron cambiar la ley por la vía legislativa, las brasileñas lo están intentando por la vía judicial. Actualmente, la Corte Suprema brasileña tiene en la mesa una queja que afirma que los artículos 124 y 126 del Código Penal, que penalizan el aborto, son incompatibles con la actual Carta Magna.

Si la mayoría de los 11 jueces coinciden en que esos dos artículos son anticonstitucionales, el aborto quedaría despenalizado de facto en Brasil, donde sólo se permite si un embarazo es producto de una violación, si el feto no tiene cerebro o si la gestión pone en riesgo la vida de la madre.

El Poder Legislativo de Brasil tiende a tomar decisiones conservadoras, pero la Corte Suprema no. De hecho, ha tenido varias sentencias progresistas que dan esperanza a las feministas: en 2008 aprobó estudios con células madre; en 2011 avaló el matrimonio igualitario; y en 2012 legalizó el aborto, si el feto nacería sin cerebro.

La semana pasada, la Corte Suprema convocó a paneles con expertos, especialistas y voces a favor y en contra para un debate público nunca antes visto en el país latinoamericano. La presión que pusieron las movilizaciones argentinas apresuraron la discusión en Brasil y se espera que en menos de dos meses se dicte una sentencia histórica.

La queja de inconstitucionalidad fue interpuesta en 2017 por el Partido Socialismo y Libertad después del caso de una brasileña que tuvo que viajar a Colombia para hacerse un aborto. Los legisladores creen que el derecho constitucional al libre desarrollo de la personalidad y la autodeterminación de los cuerpos está por encima de las sanciones previstas para una mujer que quiere interrumpir su embarazo.

De acuerdo con datos del Ministerio de Sanidad, entre 2008 y 2017 se realizaron cerca de 12 millones de abortos en Brasil, miles de ellos clandestinos que han causado que, al menos, cuatro mujeres mueran todos los días en hospitales públicos debido a procedimientos peligrosos para terminar un embarazo.